A LA BÚSQUEDA DE UNA DIFÍCIL INVESTIDURA

Ferraz calma a los barones: los pactos sí pasarán por el filtro del comité federal

Horas después de que Luena dijera que no era necesario el refrendo, la dirección confirma que sí habrá una reunión del máximo órgano. El número dos recalca que el líder "no gobernará a cualquier precio"

Foto: El secretario federal de Organización del PSOE, César Luena, durante la rueda de prensa en Ferraz de este 25 de enero. (EFE)
El secretario federal de Organización del PSOE, César Luena, durante la rueda de prensa en Ferraz de este 25 de enero. (EFE)

Pedro Sánchez no quiere, 'a priori', que le aten más en corto cuando le toque negociar con "todas" las fuerzas políticas para forjar una mayoría alternativa. Considera que la hoja de ruta está marcada desde el pasado 28 de diciembre y, por tanto, no es necesario que, si se alcanza un acuerdo, pase por el filtro del máximo órgano de poder del PSOE, el comité federal. Algo que sí que estaba en la mente de los barones, para asegurarse una última bala antes de que el secretario general se suba a la tribuna de oradores del Congreso para defender su investidura. 

Pero aunque no sea necesario, sí que habrá una reunión del comité federal, encargada de refrendar un eventual pacto. Así lo aseguraron categóricamente fuentes de la dirección de Sánchez a El Confidencial: "Ferraz sí someterá cualquier acuerdo al criterio del comité". 

La afirmación, que la sede federal trasladó a los medios de comunicación hacia las seis de la tarde de este lunes, supone una marcha atrás respecto a lo declarado por la mañana en rueda de prensa por el secretario de Organización, César Luena, en un receso de la reunión de la comisión permanente de la ejecutiva federal (el núcleo duro de dirección). Él dijo que "puede" convocarse un comité federal que ratifique el acuerdo al que eventualmente llegase Sánchez con otras formaciones políticas -las principales interpeladas son Podemos, IU, Ciudadanos y PNV-, pero "deber no hay". Dicho de otro modo, no existe la "obligación" de reunir al máximo órgano de congresos para avalar un posible pacto, justificó, porque este ya tendrá un "control 'ex ante", y "no es necesario un control 'ex post". Este sábado, 30 de enero, se reúne el comité federal, pero aún no podrá pronunciarse sobre ninguna negociación porque no la habrá, ya que Sánchez ha dejado claro que solo arrancará el diálogo formal una vez que reciba el encargo del Rey. Nunca antes. 

El secretario general hablará a lo largo de esta semana con los barones por separado y Luena intentará consensuar la fecha del 39º Congreso

Luena subrayó, para intentar aplacar a los barones, que el secretario general "no gobernará a cualquier precio", ni haciendo extraños cambalaches, como tampoco se saltará la hoja de ruta aprobada el 28 de diciembre, que dice que no podrá iniciar el diálogo con Podemos en tanto este no renuncie expresamente al referéndum de autodeterminación ni tampoco podrá negociar nada con ninguna formación que defienda la separación de Cataluña. El secretario de Organización añadió incluso que el partido tiene una "preferencia" clara hacia un Gobierno monocolor, en solitario, y liderado por Sánchez, y no uno en coalición, como quiere Pablo Iglesias -con él de vicepresidente-. Aunque nada se descarta.

Ferraz calma a los barones: los pactos sí pasarán por el filtro del comité federal

El secretario general no quiere encontrarse con un tormentoso comité federal como el del 28 de diciembre pasado, cuando se encontró con la hostilidad directa de los barones, contrarios tanto a un aplazamiento del congreso como a una negociación sin líneas rojas con Podemos. Por eso se reunirá durante toda esta semana con todos los líderes autonómicos del PSOE -esta misma mañana se vio con el secretario regional de Murcia, Rafa González Tovar, de su cuerda-, aunque lo hará por separado. No juntos, como hizo la vez anterior, cuando los reunió por la tarde la víspera del comité. Con los que no se puedan desplazar a Madrid, conversará telefónicamente. Además, Luena aseguró que intentará "consensuar" la fecha del congreso con sus homólogos territoriales a partir de este jueves. 

No lo dijo por "exceso de celo"

Los barones habían dejado caer que entendían que todo pacto de investidura -presumiblemente con Podemos- debía ratificarse por el comité federal, porque es quien tiene la competencia sobre la política de alianzas. Era una manera de atar al líder, de advertirle de que no podía firmar cualquier acuerdo que luego le pudieran tumbar sus compañeros. Al decirles Luena que no hay "obligación" de que ese comité federal se celebre y refrende la alianza que sea capaz de tejer, les lanzaba la advertencia de que no podrán maniobrar tan fácilmente. Además, añadió que en todo caso, de convocarse, quien tiene la "competencia" de hacerlo es la ejecutiva de Sánchez, si bien los barones podrían forzar la reunión del máximo órgano entre congresos si logran la firma de un tercio de sus miembros. "No es necesario un control 'ex post'. Aunque tampoco viene mal. A estas alturas, por comités federales no va a ser", indicó, dejando alguna puerta abierta, recalcando en todo caso que todo lo que la cúpula hace y hará "está emanado por el comité federal". Sí reconoció que este órgano "determina" la estrategia de pactos. Se corrigió a sí mismo, pues esta mañana en la radio había afirmado que el comité tiene la función de "orientar", más que supervisar la política de acuerdos. 

El número dos advierte a Podemos de que la política no está "para numeritos o teatrillos" y que tocará hablar antes de políticas que de sillones

Horas más tarde, Ferraz trasladó que, "pese a que no es necesario, porque no lo imponen los estatutos" en su artículo 36. i), "sí habrá un comité federal" que refrende el eventual pacto al que llegue Sánchez. Habrá, en consecuencia, "control 'ex post'". ¿No se trata de una cesión a los barones, vista su clarísima exigencia (el PSOE andaluz ya lo había recalcado públicamente este mismo lunes)? "No, no es una rectificación, porque Pedro, el 28 de diciembre, y a puerta cerrada, ya dijo que sometería al criterio del comité el pacto que fuera capaz de alcanzar", indicaron fuentes oficiales. Si Luena no lo dejó claro esta mañana, fue por "exceso de celo y de prudencia", y "para no dar a entender que hay un acuerdo alcanzado, porque no es así". "Pero si lo hubiera, pasará por el comité federal", agregaron fuentes de la cúpula a este periódico. El secretario de Organización había contestado varias preguntas de los periodistas en el mismo sentido, y en ninguna de ellas aseguró que habría reunión del máximo órgano. Siempre insistió en que podría haberla, pero no era necesario estatutariamente. 

Ferraz calma a los barones: los pactos sí pasarán por el filtro del comité federal

No se prevé ninguna resolución adicional

Luena, en su comparecencia, agregó que "no está previsto" que este sábado se apruebe ninguna resolución que precise los contornos de la moción aprobada por casi unanimidad el 28 de diciembre [léala aquí en PDF], porque tiene "planteamientos de partida muy claros" y "contempla casi todos los escenarios". Es más, ese texto, elogió, "atestigua la capacidad de previsión del PSOE". 

El rey Felipe VI recibe en audiencia a Pablo Iglesias, el pasado 22 de enero. (EFE)
El rey Felipe VI recibe en audiencia a Pablo Iglesias, el pasado 22 de enero. (EFE)

 

El secretario de Organización también dio muestras de que el tono con Podemos, tras la rueda de prensa de Iglesias del viernes -que buena parte del PSOE sintió como una "humillación" o un "insulto"-, se ha endurecido. Luena insistió en que "no está la política para numeritos y para teatrillos". Ni tampoco para "sillones". "Entendemos que hay otras fuerzas más interesadas en bloqueos, tácticas y quizás la precampaña" de unas segundas elecciones, criticó. Ferraz insiste en que todavía es "el tiempo de Mariano Rajoy" y que es él quien debe intentar lograr su investidura, y no actuar de "trilero", ni "jugar con las instituciones ni con el país ni con los intereses generales de los españoles". De modo que no ha llegado la hora de negociar. Todo lo contrario de lo que que cree Podemos, que entiende que no hay tiempo que perder, y así se lo expresó Iglesias a Sánchez en su conversación telefónica de ayer domingo.  

 

Y cuando llegue el momento de hablar, el PSOE lo hará "de propuestas y políticas", y no "con desconfianza y sobre los sillones". "Por ese camino, no", advirtió, en línea con lo subrayado por su jefe en las últimas horas, tanto a Iglesias como en su cuenta de Twitter. "El PSOE no va a gobernar a cualquier precio. Pedro Sánchez no va a gobernar a cualquier precio", remachó Luena. Los socialistas pensarán "en lo de todos los españoles, pensando en el interés general", y cuando actúa así, "el partido no puede correr peligro", dijo, respondiendo a los barones y dirigentes que consideran que pactar con Podemos podría llevar al PSOE a la ruina.

Sin prisas

El secretario de Organización no quiso ser, no obstante, demasiado incisivo. Sí recordó que "las formas son el fondo", pero reiteró la "disposición" del PSOE a dialogar "con todas las fuerzas políticas". Eso sí, no se dejará llevar por la ansidedad: "Aquí no estamos para aprovechar una oportunidad [para llegar a La Moncloa]. No tenemos ninguna prisa. Lo importante es que las cosas se hagan bien". 

La dirección expresa su "preferencia" por un Ejecutivo del PSOE en solitario, "por tradición y trayectoria", aunque no se cierra a un Gobierno de coalición

Iglesias sigue insistiendo en que su apuesta es un Gobierno de coalición que también incluya a IU, y con él como vicepresidente. La formación morada quiere un reparto proporcional de las carteras y que a ella le correspondan ministerios "estratégicos". Luena manifestó la "preferencia" del PSOE por un Ejecutivo en solitario, monocolor -ya lo dijo Sánchez en campaña-, pero no descartó nada. Y si existe esa "preferencia", es "por tradición y por trayectoria". "Si hay acuerdo, ya hablaremos de todo lo demás". ¿Y contempla el PSOE un Ministerio de la Plurinacionalidad, como quiere Iglesiasnbsp;"Primero tenemos que saber si vamos a tener la responsabilidad de intentarlo. Lo importante son las políticas y las propuestas, pero si les digo que no nos gustan los numeritos ni los teatrillos, también les estoy dando respuesta a esto", concluyó.

Ferraz calma a los barones: los pactos sí pasarán por el filtro del comité federal

Este lunes, el presidente de ERC y vicepresidente de la Generalitat de Catalunya, Oriol Junqueras, afirmó que había hablado con Sánchez. Ferraz aseguró posteriormente que el secretario general simplemente había intercambiado un mensaje de WhatsApp con él. El líder republicano le pidió hablar y el socialista le contestó que estaba en una reunión y le emplazó a conversar más adelante. Luena afirmó, como hiciera el pasado viernes Sánchez, que la dirección "no va a buscar el apoyo, nunca" de las formaciones independentistas (ERC, Democràcia i Llibertat y EH Bildu), pero no descartó que el PSOE pueda beneficiarse de su abstención para la investidura: "La decisión que tomen será de ellos".   

El comité federal pondrá fecha al congreso ordinario, que se celebrará "entre marzo y junio"

Pese a que había la posiblidad de que el comité federal convocado para este sábado, 30 de enero, se retrasara, al final la dirección ha estimado que era mejor mantener la reunión. En ella, Pedro Sánchez defenderá su informe político y se aprobará la fecha del 39º Congreso Federal y del periodo ordinario de congresos -autonómicos, provinciales y locales, todos en cascada-. 

César Luena no quiso dar en rueda de prensa ninguna fecha concreta para el cónclave, ya que quiere hablarlo con las federaciones a partir de este jueves. Pero defendió que se hará "entre marzo y junio", "en primavera", con un "mínimo aplazamiento", como siempre quiso Ferraz, sobre el calendario previsto, ya que los estatutos imponen que los congresos se celebren cada cuatro años, y el último, el número 38º, el que ganó Alfredo Pérez Rubalcaba a Carme Chacón, tuvo lugar en Sevilla los días 3, 4 y 5 de febrero de 2012

El secretario de Organización sostuvo que del comité de este sábado saldrá "una fecha" fija para el cónclave y "un periodo ordinario de congresos". ¿Y si se repiten las elecciones? "Ya saben el procedimiento, primarias abiertas a la ciudadanía". Y a ellas se presentará Pedro Sánchez, como ha manifestado en multitud de ocasiones. Esa precisión tampoco es casual. La dirección insiste en que si hay nuevos comicios, lo que toca son primarias abiertas, y no congreso, y calcula que a ellas no se presentará la principal rival de Sánchez, Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. 

Si se repitieran las generales, no obstante, habría que "adaptar el calendario", remató. 

Luena insistió en que la apuesta que hizo la dirección desde el principio era la correcta: primero "los tiempos de España y luego los tiempos del partido". Lo que quiere el PSOE es que "comience la legislatura" a rodar y "después" se celebren los congresos del partido. Dicho de otra forma: lo que pretende Ferraz es que no haya congreso si hay repetición de generales. 

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios