Es noticia
Menú
La Fed vuelve a subir los tipos otros 75 puntos, pero abre la puerta a moderar el ritmo
  1. Economía
LAS BOLSAS y el euro, a la baja

La Fed vuelve a subir los tipos otros 75 puntos, pero abre la puerta a moderar el ritmo

La Reserva Federal tendrá en cuenta la situación económica, pero Powell sugiere que los tipos llegarán a cotas más altas que las anunciadas en septiembre y aleja un 'aterrizaje suave'

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell. (Reuters/Elizabeth Frantz)
El presidente de la Fed, Jerome Powell. (Reuters/Elizabeth Frantz)

Los tipos de interés en Estados Unidos suben de 75 en 75 puntos básicos, un ritmo sin precedentes. La Reserva Federal (Fed) ha decidido en su reunión de este jueves una nueva alza, que sitúa el precio del dinero en el 4%. Es la cuarta consecutiva de esa magnitud y la sexta que se produce este año: una por cada reunión del banco central más poderoso del mundo desde el pasado marzo. Entonces estaban al 0%. No se recuerda una restricción de la política monetaria tan severa desde la década de los ochenta, la última vez que la economía del país se enfrentó a una espiral inflacionista como la actual.

El tono del comunicado sugiere que la senda alcista podría empezar a moderarse, pero el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha alertado de que los tipos podrían llegar a cotas más altas de las anunciadas en septiembre y de que la posibilidad de un 'aterrizaje suave' se aleja. En resumen: dudas en los mercados, con las bolsas y el euro a la baja, muy cerca de pagarse a 0,98 euros por cada dólar.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Wall Street, que parecía haberse tomado con optimismo el anuncio y se encontraba con alzas en el entorno del 0,5% con sus tres principales índices en verde, termina la sesión en negativo. Así, el Dow Jones retrocede un 1,5%, el S&P 500 un 2,50%, y el Nasdaq, el que está teniendo pérdidas más acusadas ve su valor rebajado en un 3,36%.

La decisión estaba cantada, y esta vez no hay cuadro con las proyecciones a medio plazo. Así que el mayor interés no residía en los números, sino en los argumentos de la Reserva Federal para justificar la subida. Y estos han cambiado ligeramente respecto a los comunicados anteriores. Aunque el banco central de Estados Unidos advierte de la necesidad de más alzas, matiza que tendrá en cuenta otros factores —además de la inflación— en sus próximas decisiones, "incluyendo los datos de salud pública, las condiciones del mercado laboral (...) y la situación financiera e internacional". El documento explica que también influirá la acumulación del endurecimiento de la política monetaria y el retraso con el que se transmite a la economía.

Esto no significa una cambio de tendencia, sino simplemente de ritmo. De hecho, el comunicado reitera que el banco central "está fuertemente comprometido" en alcanzar el objetivo de inflación del 2% a medio plazo y seguirá reduciendo su balance. Tras el comunicado, las bolsas se dieron la vuelta y cotizaron en verde, mientras que el euro se apreció considerablemente frente al dólar, hasta acercarse a la paridad. Los inversores interpretaron un giro más suave en el documento, que abre la puerta a una moderación de las subidas de tipos durante los próximos meses.

Un tipo terminal más alto

Sin embargo, los mercados han retornado a los números rojos tras la rueda de prensa de Powell. Y lo han hecho por un motivo principal: el presidente de la Fed ha sugerido que el tipo terminal —el que marque el máximo de este periodo alcista— podría ser más alto que el que estableció el Comité de la Reserva Federal en septiembre, cuando el consenso subió hasta el 4,6%. Ahora, los mercados ya descuentan un 5%. "No hay margen para la complacencia", ha comentado el banquero central en un tono duro que, en parte, ya esperaba Wall Street.

Powell no quiere cometer el mismo error que en verano: generar falsas expectativas sobre una moderación de la senda alcista que finalmente no se cumpla. En ese contexto, el Dow Jones se deja un 1%, algo más que antes de la decisión, y el euro también pierde terreno frente al dólar.

Powell considera "muy prematuro" el fin de las subidas de tipos y sugiere que incluso podrían superar las previsiones de septiembre

Mientras el desajuste continúe, la Fed seguirá con las alzas. Eso está claro. "La inflación no está bajando y no esperamos que lo haga por ahora", ha dicho su presidente, para quien la posibilidad de un 'aterrizaje suave' se ha estrechado por este motivo. Sin embargo, ha precisado que en algún momento "será apropiado ralentizar el sendero de subidas", y ha sugerido que podría ser en la reunión de diciembre. Sobre la mesa, dos opciones: otra alza de 75 puntos básicos o una de 50, que los analistas prevén como más probable. "No es lo importante", ha matizado Powell, alegando que la clave está en la senda que mantenga la Reserva Federal, independientemente de la decisión de la próxima reunión.

Lo que se debate en estos momentos es la intensidad y, sobre todo, la duración, pero en ningún caso el signo de los movimientos. De hecho, el presidente de la Fed considera "muy prematuro" pausar las alzas. Al menos por ahora. "Sin estabilidad de precios, la economía no funciona y no alcanzaremos unas buenas condiciones en el mercado laboral", ha argumentado el banquero central. Para Powell, el mercado de trabajo continúa en una situación de desequilibrio, con la demanda de las empresas muy por encima de la oferta de trabajadores. "Los tipos tienen que seguir altos y al alza", ha concluido.

Foto: El presidente de la Fed, Jerome Powell. (Reuters/Elizabeth Frantz)

Con la de este jueves, el precio del dinero ya supera el 4% por primera vez desde 2007, en plena Gran Recesión. La elevada inflación, que sigue por encima del 8% —pese a la moderación de una décima en septiembre—, ofrece nuevos argumentos a los halcones para defender más subidas, sobre todo en un momento en que el mercado laboral sigue dando síntomas de vitalidad. Este jueves se ha conocido el dato de empleo de octubre: Estados Unidos creó 239.000 puestos de trabajo, lo que da alas a la hoja de ruta de la Fed. El cuadro se completa con la recuperación del PIB, que salió de la recesión en el tercer trimestre. En ese escenario, la Reserva Federal considera imprescindible seguir enfriando la economía para embridar la espiral de precios.

Los tipos de interés en Estados Unidos suben de 75 en 75 puntos básicos, un ritmo sin precedentes. La Reserva Federal (Fed) ha decidido en su reunión de este jueves una nueva alza, que sitúa el precio del dinero en el 4%. Es la cuarta consecutiva de esa magnitud y la sexta que se produce este año: una por cada reunión del banco central más poderoso del mundo desde el pasado marzo. Entonces estaban al 0%. No se recuerda una restricción de la política monetaria tan severa desde la década de los ochenta, la última vez que la economía del país se enfrentó a una espiral inflacionista como la actual.

Política monetaria Reserva Federal Tipos de interés
El redactor recomienda