Es noticia
Menú
España y sus aliados fuerzan quitarle poder a Bruselas en el plan de ahorro de gas
  1. Economía
Reunión crucial en Bruselas por el gas

España y sus aliados fuerzan quitarle poder a Bruselas en el plan de ahorro de gas

Los ministros de Energía de la UE se reúnen en Bruselas para alcanzar un acuerdo en el que flexibilizan las exigencias del ahorro de gas propuesto por la Comisión Europea

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los ministros de Energía de la Unión Europea se reúnen este martes en un encuentro extraordinario en Bruselas para intentar acercarse a un acuerdo sobre un plan de emergencia para ahorrar gas de cara al escenario más temido por los Veintisiete: un corte completo del suministro por parte de Rusia. Y al encuentro se llega con una fuerte oposición de un grupo de Estados miembros, liderados por España, a la propuesta hecha por la Comisión Europea, que establecía un objetivo de ahorro del 15%. La rebelión ya ha tenido un éxito parcial y los últimos documentos sobre los que se ha trabajado incluyen modificaciones relevantes respecto a la idea original lanzada por Bruselas.

La propuesta original del Ejecutivo comunitario era que ese objetivo fuera en un principio voluntario, pero que ante una situación de emergencia la propia Comisión Europea o tres Estados miembros pudieran activar la alarma que haría que ese objetivo fuera obligatorio, con la idea de que las capitales ahorren gas que pueda redirigirse a otros países en caso de necesidad. Pero desde el primer momento España, Grecia, Italia, Portugal y otros Estados miembros mostraron su oposición al plan, que consideraban demasiado rígido, teniendo en cuenta las distintas circunstancias en que se encuentran los socios.

Foto: El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune. (EFE/Ettore Ferrari)

Los embajadores representantes permanentes de los Veintisiete ante la Unión se reunieron este lunes para seguir trabajando en una serie de cambios respecto a la propuesta de la Comisión Europea. Según fuentes europeas, a lo largo del lunes ya había una alianza lo suficientemente amplia de cara a la reunión de ministros que garantizaba que los rebeldes lograran cambios importantes en los dos ejes de la propuesta de Bruselas. Por un lado, según fuentes diplomáticas, se están recogiendo una serie de excepciones y especificaciones de cara al objetivo del 15% para que se ajuste a la situación de los distintos Estados miembros.

Por ejemplo, aunque Malta ahorrase el 15% en su uso de gas, el país no tiene capacidad para enviar suministros a otros socios europeos, por lo que no tendría demasiado sentido obligarle a cumplir ese límite. Por otro lado, España, por ejemplo, está defendiendo que puede redirigir suministro al resto de sus socios sin necesidad de recortar el consumo de su industria y de sus hogares. De esta forma, si se volviera obligatorio implementar un plan de ahorro, cada Estado miembro podría solicitar que se tenga en cuenta su situación particular para adaptar el objetivo. Otros Estados miembros temen que el texto final recoja demasiadas excepciones y no permita cumplir con el objetivo de lograr un 'colchón' que permita hacer frente a un corte del suministro por parte del Kremlin.

Foto: Teresa Ribera, en el Congreso de los Diputados. (EFE/Chema Moya)

Por otro lado, el grupo de rebeldes han rebajado el poder con que contaba la Comisión Europea en la propuesta original para hacer obligatorio el ahorro del 15%. Según fuentes diplomáticas, los enviados de los Veintisiete han estado buscando cómo reformular el mecanismo de activación, dando siempre la última palabra a los Estados miembros, que serían los que tendrían que autorizarlo con una mayoría cualificada (es decir, 15 de los 27 países, con un 65% de la población). Así, la Comisión solamente tendría el poder de solicitar la activación del mecanismo de emergencia, pero todo quedaría en manos de las capitales. Por otro lado, el umbral para que sea un grupo de Estados miembros el que solicite la activación pasaría de los tres que proponía Bruselas a cinco, según las citadas fuentes.

Rusia ha rebajado desde hace meses el suministro de gas a los Veintisiete, de donde procede el 40% de las importaciones. Lo ha hecho como respuesta a los distintos paquetes de sanciones que la Unión ha adoptado contra Moscú por la invasión de Ucrania, que comenzó el pasado 24 de febrero. Ahora los socios temen que el Kremlin dé el siguiente paso y corte definitivamente el suministro al bloque comunitario, algo que provocará que algunos Estados miembros agoten sus reservas de gas durante el invierno y que tendría importantes consecuencias económicas sobre los Veintisiete.

Los ministros de Energía de la Unión Europea se reúnen este martes en un encuentro extraordinario en Bruselas para intentar acercarse a un acuerdo sobre un plan de emergencia para ahorrar gas de cara al escenario más temido por los Veintisiete: un corte completo del suministro por parte de Rusia. Y al encuentro se llega con una fuerte oposición de un grupo de Estados miembros, liderados por España, a la propuesta hecha por la Comisión Europea, que establecía un objetivo de ahorro del 15%. La rebelión ya ha tenido un éxito parcial y los últimos documentos sobre los que se ha trabajado incluyen modificaciones relevantes respecto a la idea original lanzada por Bruselas.

Comisión Europea Unión Europea Bruselas
El redactor recomienda