Es noticia
Menú
La Generalitat sube los impuestos a las nucleares y gasistas en plena crisis energética
  1. Economía
ANUNCIO DE PERE ARAGONÈS

La Generalitat sube los impuestos a las nucleares y gasistas en plena crisis energética

Acción Climática destinará todos los recursos que se obtengan, unos 20 millones de euros, íntegramente a incrementar el número de parques fotovoltaicos e impulsar el biogás

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)

El presidente catalán, Pere Aragonès, ha comparecido este martes en rueda de prensa tras celebrarse el Consell Executiu. La excusa formal era presentar un plan de 120 millones de euros para acoger refugiados por la guerra de Ucrania. Pero también ha habido medidas para hacer frente a la crisis económica que se avecina a causa del conflicto bélico. Entre estas medidas está “subir el 33% del impuesto de la Generalitat sobre las nucleares y ciclos combinados para destinar este dinero a un fondo para impulsar la energía verde”. La medida se aplica en plena crisis energética por el impacto del conflicto bélico en los precios del gas.

Estos impuestos, según ha explicado Aragonès, supondrán 20 millones de euros de ingresos este año. "Ante los beneficios extraordinarios que tendrá el sector creo que es una contribución perfectamente asumible y además hay la prohibición de repercusión en el precio”, ha dicho.

Foto: Antonio Costa y Pedro Sánchez, durante su intervención. (EFE/Stephanie Lecocq)

De acuerdo con el texto del decreto, los tipos de gravamen quedan fijados de la siguiente forma:

“En el caso de actividades de producción, almacenamiento o transformación de energía eléctrica, el tipo de gravamen será de:

a) 0,00665 euros por kWh, a todos los efectos.

b) 0,00133 euros por kWh, en caso de que la actividad sea efectuada por instalaciones de ciclo combinado.”

La Generalitat justifica el cambio en la nota de los acuerdos de Govern “en el marco la ley del cambio climático y con el objetivo de dar un impulso a la transición energética iniciada en Cataluña con la eliminación definitiva del fuel y del carbón y alcanzar un nuevo modelo energético que permita minimizar los costes sociales y medioambientales y los costes económicos de la dependencia exterior del modelo actual”

Así, la Generalitat ha decidido “apretar el acelerador con carácter inmediato en las energías renovables”. La finalidad es conseguir una mayor implantación en el territorio de este tipo de energías, puesto que solo representan el 19,1% de la producción de energía eléctrica en Cataluña.

La Generalitat congela la subida de del impuesto sobre emisiones de CO₂ en vehículos de tracción mecánica

Así, con este decreto ley, el Gobierno modifica la Ley 5/2020, de 29 de abril, por el que se crea el impuesto sobre las instalaciones que inciden en el medio ambiente e incrementa el tipo de gravamen en el caso de actividades de producción, almacenamiento o transformación de energía eléctrica.

El Departamento de Acción Climática destinará todos los recursos que se obtengan –esos 20 millones– íntegramente a incrementar de forma notable el número de parques fotovoltaicos en edificios e infraestructuras de titularidad pública, ayudas a la conexión a la red de gas de las plantas de biogás ya completar el despliegue de la energética pública.

Rebajas para los conductores

Al mismo tiempo, la Generalitat, anuncia que se congela la subida de del impuesto sobre emisiones de CO₂ en vehículos de tracción mecánica, que beneficiará a tres millones de contribuyentes, lo que tendrá un coste para las arcas públicas de 90 millones para las arcas públicas de la administración catalana.

La Generalitat justifica este cambio por la “elevada incertidumbre” que se vive a nivel internacional y que se explica por diferentes motivos. Por un lado, por la constatación de que, aunque los indicadores apuntaban a una mejora de la economía del país, buena parte de los hogares catalanes todavía sufren la crisis económica derivada de la pandemia del covid-19. Por otro, la elevada inflación causada, fundamentalmente, por el notable aumento del precio de la energía. Y, por último, la situación de guerra en Ucrania que, entre otras consecuencias, está comportando un incremento de los precios de los combustibles que se está repercutiendo de forma inmediata en el precio de los carburantes empleados por los vehículos de tracción mecánica, sujetos a tributación. La congelación del tributo es una manera de compensar la subida de los costes energéticos para los conductores.

El presidente catalán, Pere Aragonès, ha comparecido este martes en rueda de prensa tras celebrarse el Consell Executiu. La excusa formal era presentar un plan de 120 millones de euros para acoger refugiados por la guerra de Ucrania. Pero también ha habido medidas para hacer frente a la crisis económica que se avecina a causa del conflicto bélico. Entre estas medidas está “subir el 33% del impuesto de la Generalitat sobre las nucleares y ciclos combinados para destinar este dinero a un fondo para impulsar la energía verde”. La medida se aplica en plena crisis energética por el impacto del conflicto bélico en los precios del gas.

Inflación Generalitat de Cataluña Energía
El redactor recomienda