Es noticia
Menú
La UE y EEUU anuncian un pacto para acelerar el plan de independencia de la energía rusa
  1. Economía
Durante los dos próximos años

La UE y EEUU anuncian un pacto para acelerar el plan de independencia de la energía rusa

Anuncian un pacto para el envío de 15.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado desde norteamérica que ayuden en el plan de independencia energética europeo

Foto: Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europa; y Joe Biden, presidente de EEUU. (Reuters)
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europa; y Joe Biden, presidente de EEUU. (Reuters)

EEUU y la Unión Europea han anunciado este viernes un acuerdo para el suministro de 15.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) americano con el que la Comisión Europea espera poder sustituir el GNL ruso durante los dos próximos años. El pacto, anunciado por Joe Biden, presidente norteamericano, y Ursula von der Leyen, presidenta del Ejecutivo comunitario, tiene como objetivo acelerar el plan de independencia energética respecto a Rusia.

Biden llegó a Bruselas este jueves con un mensaje claro: los socios europeos y los aliados de la OTAN deben “aumentar el dolor” sobre el régimen de Putin. Eso se hace manteniendo las sanciones existentes y aumentándolas. Y en este punto la Unión Europea se divide, porque significa que hay que abordar el espinoso y difícil tema de la energía. Algunos Estados miembros como Polonia quieren una prohibición de la importación de gas y petróleo ruso. Pero otros, como Alemania o Italia, se oponen, y muchos otros, como Bélgica o Luxemburgo, consideran que es ir demasiado lejos.

La idea de Berlín es que se tiene que reducir la importación de gas ruso, pero a medida que se vaya encontrando sustitución al mismo. Y eso no es sencillo: el 40% del gas importado consumido en la Unión en 2021 era ruso. La Comisión Europea ha hecho un plan con el que espera lograr la independencia energética de Moscú en 2027 y particularmente ambicioso para este mismo año: Bruselas espera poder recortar en un 65% las importaciones de gas ruso en 2022.

Foto: Terminal de Enagás en el puerto de Barcelona. (Reuters/Nacho Doce)

El objetivo es que el acuerdo con EEUU facilite ese plan a corto plazo. La Unión lleva aumentando su importación de GNL americano desde hace años. Si en 2019 importaba 14.200 millones de metros cúbicos, en 2021 fueron 22.100 millones. Con el nuevo acuerdo no se cubre ni mucho menos el grueso de las importaciones rusas: en 2021 la Unión recibió unos 155.000 millones de metros cúbicos de gas ruso. Pero de todos ellos, unos 15.000 millones llegaron en forma de gas natural licuado. Y ese es el que quiere ser sustituido.

Con el acuerdo anunciado, las importaciones de gas natural licuado americano llegarían a los 37.000 millones de metros cuadrados en el próximo año. El objetivo, según han señalado en su comunicado conjunto, es que EEUU importe a la UE unos 50.000 millones de metros cúbicos adicionales hasta 2030. España es uno de los principales países con infraestructuras para la recepción de importaciones de GNL.

El plan europeo refleja que en 2022 habría que encontrar la manera de sustituir 100.000 millones de metros cúbicos, y para ello el GNL es fundamental: Bruselas pretende que la mitad de ese recorte se haga a través del gas natural licuado. El acuerdo con Biden acerca el objetivo, pero la Comisión Europea ha estado trabajando, también con la Casa Blanca, para convencer a otros grandes productores, como Qatar, para alcanzar el objetivo de los 50.000 millones de metros cúbicos este año. Por otro lado, la Comisión espera que otros 10.000 millones lleguen por otros gasoductos no rusos, unos 20.000 millones se obtengan de la energía solar y eólica y que el ahorro energético permita evitar la importación de unos 14.000 millones de metros cúbicos. Es un plan “jodidamente difícil, pero posible”, como explicó tras su anuncio Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión a cargo del Pacto Verde.

Foto: La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

En una declaración conjunta, Von der Leyen y Biden han explicado que los adicionales 15.000 millones de metros cúbicos de GNL son parte de un acuerdo más amplio con el que EEUU pretende apoyar a Europa en su plan para garantizar su seguridad energética pero también, como ha explicado el presidente americano, para “reducir el uso de gas. Punto”.

Sé que eliminar el gas ruso tendrá consecuencias para Europa. Pero no es solamente lo correcto desde el punto de vista moral, sino que nos pondrá en una posición estratégica mucho más fuerte”, ha explicado Biden en la comparecencia junto a Von der Leyen este viernes en Bruselas. “El compromiso americano es un gran paso en esta dirección, porque esto sustituirá el GNL que recibimos de Rusia”, ha celebrado la presidenta de la Comisión Europea.

EEUU y la Unión Europea han anunciado este viernes un acuerdo para el suministro de 15.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) americano con el que la Comisión Europea espera poder sustituir el GNL ruso durante los dos próximos años. El pacto, anunciado por Joe Biden, presidente norteamericano, y Ursula von der Leyen, presidenta del Ejecutivo comunitario, tiene como objetivo acelerar el plan de independencia energética respecto a Rusia.

Joe Biden Ursula von der Leyen Gas natural
El redactor recomienda