Es noticia
Menú
Los sindicatos exigen que el pacto de rentas garantice el poder adquisitivo de los salarios
  1. Economía
Reunión en Moncloa

Los sindicatos exigen que el pacto de rentas garantice el poder adquisitivo de los salarios

Los sindicatos reclaman la recuperación de las cláusulas de garantía salarial y las empresas alertan de que sería "un inmenso error" indexar los salarios a la subida del IPC

Foto: Reunión de la mesa de diálogo social en la Moncloa. (EFE)
Reunión de la mesa de diálogo social en la Moncloa. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado este lunes a los sindicatos y la patronal en el Palacio de la Moncloa para negociar un pacto de rentas en el que se repartan los costes derivados de la guerra en Ucrania. Con el precio del barril de Brent disparado hasta los 130 dólares por barril y la electricidad en máximos históricos, el Gobierno considera urgente evitar que todos esos costes se trasladen a los salarios para evitar los temidos efectos de segunda ronda sobre la inflación: que los salarios retroalimenten el encarecimiento de los bienes y servicios. En una rueda de prensa posterior a la reunión, los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, han reclamado que no habrá acuerdo si no se garantiza el poder adquisitivo de los trabajadores. Sin embargo, la patronal ha advertido de que sería "un error inmenso" vincular la subida de los salarios al IPC.

El objetivo del presidente era buscar un reparto de los costes, pero las posiciones están distanciadas. Los sindicatos son tajantes: "Los salarios no pueden perder poder adquisitivo, no puede ser que los trabajadores paguen el pato", ha explicado Sordo. Los sindicatos han tendido la mano a una subida progresiva de los salarios a lo largo de los próximos dos o tres años, para evitar así que la subida de los salarios se concentre este año 2022. Sin embargo, para aceptar esta subida paulatina ponen como línea roja la recuperación de las cláusulas de garantía salarial que en los últimos años habían desaparecido de la negociación colectiva dadas las tendencias deflacionistas de la economía española. Ahora los sindicatos reclaman que se recuperen estas cláusulas para garantizar que al final del periodo, ya sea en 2023 o 2024, los trabajadores consigan mantener su poder de compra.

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (EFE)

"La posición de las centrales sindicales en términos de negociación colectiva es transparente: queremos garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores durante los años de vigencia del acuerdo", ha explicado Álvarez. Además, ha subrayado que "el dígito [de la subida en 2022] tendrá una importancia mayor o menor en función de la pureza de las cláusulas de revisión salarial que se incluyan en el acuerdo". En esta reunión no han tratado cifras concretas sobre la subida de los salarios y los sindicatos han explicado que la subida de los salarios se hará en el marco de la negociación del nuevo AENC (Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva) que los sindicatos y la patronal llevan unas semanas tratando.

"Queremos garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores"

Este V AENC deberá incorporar algunos de los elementos de la reforma laboral recién aprobada que están sujetos a la negociación colectiva. En esa misma línea se ha pronunciado Antonio Garamendi, el presidente de la CEOE: "En estos momentos, lo que nos ocupa de verdad es el AENC, el pacto de rentas no es lo que está abierto ahora". Sin embargo, las patronales han querido alertar del riesgo que supondría una espiral de subida de salarios. Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE, ha señalado que un alza generalizada de los salarios generaría efectos de segunda ronda: "Hay que evitar una espiral inflacionista que acabaría con el sistema económico en todo su conjunto". Lo que han reclamado es "aunar esfuerzos de trabajadores, consumidores y empresas".

En su opinión, "no vale solo mirar la solución desde la óptica de que la empresa lo puede aguantar todo, porque las pymes lo están pasando muy mal", ha alertado Cuerva. La situación de las empresas, especialmente la pequeña y la mediana, es muy delicada tras la pandemia y "no seríamos capaces de afrontar un incremento de costes salariales para compensar la inflación". Desacuerdo, por tanto, que tendrán que pulir los agentes sociales en el marco de la negociación del V AENC.

¿Qué es un pacto de rentas?

Sindicatos y patronales han salido de la reunión con una cierta sensación de incomprensión ante la convocatoria para negociar un pacto de rentas por varios motivos. En primer lugar, porque el Gobierno no ha explicado cuáles son los contenidos a tratar en la negociación. Segundo, porque no hay plazos ni ritmos para el diálogo tripartito. Y, por último, porque la cuestión salarial se negocia bilateralmente entre sindicatos y empresarios sin la presencia del Gobierno.

Foto: Foto: iStock.

Garamendi ha bromeado respecto al concepto 'pacto de rentas' que ha utilizado el Gobierno en los últimos días: "Con respecto al término pacto de rentas, es como si tienes el título de la película, pero no tienes el argumento". "Sabemos cuál es el título y sabemos que nos vamos a sentar, pero no podemos aventurar si será una cosa u otra", ha explicado el presidente de los empresarios. Una declaración tan difícil de comprender como la convocatoria del Gobierno para un acuerdo de rentas. Todo está en el aire: "Es más que prematuro".

Sordo también se ha pronunciado en esta línea: "CCOO no acepta un pacto de rentas que se dedique únicamente a hablar de salarios". Este punto es muy relevante, ya que, si el Gobierno está dispuesto a dialogar cuestiones que sí afectan a sus competencias, tanto empresas como sindicatos podrán exigir cambios ambiciosos. Por ejemplo, los sindicatos han solicitado que se estudie una regulación de los dividendos de las empresas en este momento en el que están exigiendo un esfuerzo a los trabajadores.

"Pacto de rentas: es como si tienes el título de la película, pero no el argumento"

En opinión de Sordo, se puede estudiar una "contención de los beneficios y de la distribución de dividendos", lo que podría hacerse subiendo el impuesto sobre sociedades, ha señalado Sordo. Este sí es un melón para el Gobierno que Sánchez no pensaba abrir cuando convocó a los agentes sociales. Sin embargo, si el objetivo del Gobierno es 'ponerse la medalla' del futuro AENC que negocian de forma independiente trabajadores y empresarios, entonces eso no será un pacto de rentas.

"Si hablamos de un pacto de rentas hay que hablar de más cosas, un pacto de rentas es otra cosa", ha lamentado Sordo. Entre las materias que quieren incluir en esta negociación se incluye la reforma integral del sistema de fijación de precios de la electricidad para eliminar el modelo marginalista actual regulado a nivel europeo. También han solicitado la ampliación del bono social a las familias con menos recursos para evitar que el coste de la electricidad impacte sobre los hogares en peor situación.

Garamendi ha aceptado la negociación para un nuevo pacto de rentas, pero ha advertido del riesgo de una "regulación absoluta de la vida económica", ya que sería "muy peligroso". En su opinión, cualquier medida debe proceder del acuerdo entre empresarios y sindicatos y así evitar la pérdida de flexibilidad y adaptación del tejido productivo a la situación actual tan complicada que vive Europa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado este lunes a los sindicatos y la patronal en el Palacio de la Moncloa para negociar un pacto de rentas en el que se repartan los costes derivados de la guerra en Ucrania. Con el precio del barril de Brent disparado hasta los 130 dólares por barril y la electricidad en máximos históricos, el Gobierno considera urgente evitar que todos esos costes se trasladen a los salarios para evitar los temidos efectos de segunda ronda sobre la inflación: que los salarios retroalimenten el encarecimiento de los bienes y servicios. En una rueda de prensa posterior a la reunión, los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, han reclamado que no habrá acuerdo si no se garantiza el poder adquisitivo de los trabajadores. Sin embargo, la patronal ha advertido de que sería "un error inmenso" vincular la subida de los salarios al IPC.

Negociación colectiva Sindicatos Inflación CEOE
El redactor recomienda