Es noticia
Menú
El Bundesbank no dará beneficios y provisiona 20.000 millones de euros por los riesgos
  1. Economía
POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO

El Bundesbank no dará beneficios y provisiona 20.000 millones de euros por los riesgos

El balance del BCE aumenta de forma extraordinaria, y en paralelo también lo hacen los riesgos de impago. Eso ha obligado al Bundesbank a no repartir beneficios

Foto: El presidente del Deutsche Bundesbank, Joachim Nagel. (Reuters)
El presidente del Deutsche Bundesbank, Joachim Nagel. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El programa de compras del BCE comienza a pasar factura a los bancos centrales y, en última instancia, a los gobiernos, que son quienes reciben los beneficios que distribuyen anualmente sus bancos centrales. El Bundesbank ha anunciado que por segundo año consecutivo no repartirá beneficios ante los riesgos de tipos de interés derivados del programa de compras que aprobó el BCE para hacer frente a la pandemia, y que después de sucesivas ampliaciones alcanza los 1,85 billones de euros.

"En los dos últimos años se ha producido un aumento significativo del riesgo de tipo de interés y, como banco central prudente, debemos tomar precauciones contra estos riesgos", ha explicado el presidente del Bundesbank, Joachim Nagel.

Esto significa que no repartirá dividendos su accionista, el Estado alemán, que en 2019 —antes de la pandemia— ascendieron a 5.851 millones de euros. El dinero se quedará en el balance del banco central. El Bundesbank, en concreto, ha aumentado sus provisiones para riesgos en 1.300 millones y atesora ya 20.200 millones para cubrir futuras pérdidas, la cifra más alta jamás alcanzada desde que en 1957 se creó la entidad.

El control de riesgos forma parte de la estrategia monetaria del BCE, y desde que comenzó la pandemia ha aumentado de forma intensa

Para 2022, el propio banco anticipa que seguirá aumentando las provisiones ante el esperado incremento de los riesgos por tipos de interés. Los beneficios del Bundesbank duplican con creces los que obtiene el Banco de España, que en 2020 ingresó en el Tesoro Público (en tres plazos) 2.134 millones de euros. Los correspondientes a 2021 aún no se conocen.

El control de riesgos forma parte de la estrategia monetaria del BCE, y lo que ha sucedido desde que comenzó la pandemia es que han aumentado de forma intensa. Los datos de las provisiones realizadas para 2021 todavía no se han hecho públicos, pero los correspondientes a 2020, el primer año de funcionamiento del programa extraordinario de compras, ascendieron ya a 12.800 millones de euros, lo que supone un incremento de nada menos que el 56,7% respecto del año anterior. El propio BCE reconoce que el fuerte aumento de los riesgos estimados es atribuible principalmente a las compras netas de activos en el contexto del PEPP y el APP, programa ampliado de compra de activos.

Más riesgos

El riesgo de tipos de interés tiene que ver con el hecho de que las reservas exteriores del BCE y las carteras de recursos propios denominados en euros se invierten en valores de renta fija y están sujetas al riesgo derivado de su evolución en los mercados. Y, obviamente, en la medida en que el balance del banco central ha crecido de forma intensa para auxiliar a los gobiernos y las empresas, el riesgo se ha disparado.

Las reservas exteriores del BCE se invierten principalmente en activos con vencimientos relativamente cortos, mientras que los activos de la cartera de recursos propios tienen por lo general vencimientos más largos. El BCE, igualmente, también está expuesto a un riesgo de desajuste entre el tipo de interés obtenido de sus activos y el tipo de interés pagado por sus pasivos, que afecta a sus ingresos netos por intereses. Los recursos propios denominados en euros y las reservas exteriores se valoran a precios de mercado y, por tanto, están sujetos a riesgo de impago.

Foto: El presidente del Bundesbank, Joachim Nagel. (Britta Pedersen/Reuters)

El programa de compras de emergencia ante la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) tiene un carácter temporal y, como se sabe, tiene una dotación, tras las sucesivas ampliaciones, de hasta 1,85 billones de euros. En principio, debería caducar a últimos de este mes, según decidió en diciembre pasado el Consejo de Gobierno, pero la invasión de Ucrania por Rusia, que ha elevado la tensión en los mercados, puede provocar un cambio de planes.

Muchos analistas ya dan por hecho que el actual contexto —guerra en Ucrania y precios de la energía por las nubes— obligará al BCE a retrasar la normalización de la política monetaria. Con una inflación del 5,8%, los tipos de interés siguen en cero. Las dificultades para anclar la política monetaria son todavía mayores si se tiene en cuenta la enorme volatilidad que se vive hoy en los mercados, con ensanchamiento de las primas de riesgo y un incremento de las rentabilidades (que actúan en dirección inversa a los precios). La rentabilidad de la deuda alemana a 10 años, por ejemplo, empezó febrero en el 0% y lo acabó en el 0,13%, pero entre medias llegó a situarse por encima del 0,30%.

El programa de compras se reparte mancomunadamente entre todos los bancos centrales en función de su peso, y eso es, precisamente, lo que explica que el Bundesbank sea el más afectado por el incremento de los riesgos. Alemania supone nada menos que el 21,44% del capital del BCE, frente al 9,69% de España. El balance total del Bundesbank asciende ya a tres billones de euros, un 19% más que el año anterior, lo que refleja la importancia de la política monetaria para sostener una economía golpeada primero por la pandemia y ahora por la guerra en Ucrania.

El programa de compras del BCE comienza a pasar factura a los bancos centrales y, en última instancia, a los gobiernos, que son quienes reciben los beneficios que distribuyen anualmente sus bancos centrales. El Bundesbank ha anunciado que por segundo año consecutivo no repartirá beneficios ante los riesgos de tipos de interés derivados del programa de compras que aprobó el BCE para hacer frente a la pandemia, y que después de sucesivas ampliaciones alcanza los 1,85 billones de euros.

Banco Central Europeo (BCE) Bundesbank Banco de España Tipos de interés Pandemia Bancos centrales Balance Tesoro Público Conflicto de Ucrania Ucrania Prima de riesgo Accionistas Apps - Aplicaciones Inflación
El redactor recomienda