Es noticia
Menú
Scholz apuesta por un halcón y escoge a Joachim Nagel para dirigir el Bundesbank
  1. Mercados
Sustituirá a Jens Weidmann

Scholz apuesta por un halcón y escoge a Joachim Nagel para dirigir el Bundesbank

El canciller alemán y el nuevo ministro de Finanzas apuestan por un halcón para suceder al ortodoxo Jens Weidmann al frente del banco central alemán

Foto: Joachim Nagel. (Reuters/Ralph Orlowski)
Joachim Nagel. (Reuters/Ralph Orlowski)

Hay cambio de capitán, pero no aparentemente de dirección en el rumbo del Bundesbank. Olaf Scholz, nuevo canciller alemán, ha pactado con el ministro de Finanzas, el liberal Christian Lindner, que el nuevo presidente del poderoso banco central alemán sea Joachim Nagel, considerado por los expertos como un halcón que continuará defendiendo las tesis y posturas del todavía presidente Jens Weidmann.

Nagel llevaba sonando como uno de los favoritos desde que Weidmann anunciara su dimisión. Tras prácticamente dos décadas en el Bundesbank y un paso por el banco de desarrollo alemán KfW, Nagel desarrollaba ahora las funciones como subdirector de Servicios Bancarios del Banco de Pagos Internacionales (BIS). Se incorporará a su nuevo cargo en enero, cuando la dimisión de Weidmann, anunciada en octubre, se haga efectiva.

El economista alemán, que tiene un doctorado en el Instituto Tecnológico de Karlsruhe, se había convertido en las últimas semanas en el favorito para el cargo. Otro de los nombres más sonados era el de Isabel Schnabel, del Banco Central Europeo (BCE). Mientras Schnabel aparecía como una candidata capaz de generar un cambio en la dirección del Bundesbank, Nagel ha encarnado una candidatura más continuista con el mandato de Weidmann, un hombre de confianza de la anterior canciller Angela Merkel, de quien fue asesor, y que dimitió en octubre con cinco años de mandato por delante.

Foto: El hasta ahora presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. (Reuters)

Mientras Schnabel representaba la candidatura preferida por los socialdemócratas, por sus posturas más moderadas y por poder convertirse en la primera mujer en el cargo, los liberales del FDP, cuyo líder es el ministro de Finanzas, se oponían a su elección al considerarla demasiado alineada con las políticas del BCE, que han sido duramente criticadas por Weidmann. Además, de haber dimitido para ser presidenta del Bundesbank, Schnabel habría sido el cuarto miembro del comité ejecutivo del BCE en abandonar su cargo antes de tiempo, después de Jürgen Stark, Jörg Asmussen y Sabine Lautenschläger, lo que habría dañado el prestigio alemán en la institución.

Otro nombre de mujer que había sonado era el de Claudia Bunch, más afín a las ideas de los liberales. Finalmente, Nagel representa una opción de compromiso: miembro del SPD de Scholz, pero con una visión compatible con el FDP y con la actitud del Bundesbank en la última década y que es bastante popular entre los liberales.

Lindner, que ha anunciado la elección en un mensaje en Twitter, ha destacado precisamente que Nagel es una “persona experimentada que asegura la continuidad del Bundesbank” en tiempos en los que “la importancia de una política orientada a la estabilidad va en aumento en vista de los riesgos de inflación”. Weidmann ha sido una de las voces más críticas con la política monetaria del Banco Central Europeo en los últimos años, y precisamente Nagel también criticó el programa de compras del eurobanco en 2015.

Foto: Isabel Schnabel, miembro del comité ejecutivo del BCE. (Reuters)

El ministro de Finanzas alemán obtuvo buenos resultados electorales con una campaña en la que se presentó como el heredero de la defensa de la ortodoxia fiscal frente a unos democristianos (CDU) que habían ablandado su discurso tras la era de Wolfgang Schäuble como ministro de Finanzas. Sin embargo, el acuerdo de Gobierno firmado por la coalición muestra que Lindner ha cedido en muchos puntos.

La elección de Nagel tiene sentido en Berlín. Se trata de un canterano del Bundesbank, en el que entró en 1999, que conoce bien la institución y que ha aprendido el lenguaje y la actitud de la institución. Equilibra también las fuerzas dentro del Gobierno: los socialdemócratas y verdes han marcado buena parte del tono del acuerdo del nuevo Ejecutivo alemán, y el nombramiento de Nagel garantiza que seguirá habiendo un contrapeso que defienda el discurso de rigor fiscal con el que los liberales han acudido a las elecciones obteniendo buenos resultados y que sigue siendo muy popular en Alemania.

Lo que esperan ahora en Bruselas y Fráncfort es que Nagel tenga una actitud menos frentista que la de Weidmann frente al BCE. Schnabel, que desde su elección para el eurobanco ha jugado un papel de mediadora con el público alemán, explicando las políticas de la institución, ha felicitado a Nagel por la nominación. “Espero con mucha ilusión nuestra colaboración en el Consejo de Gobierno del BCE, tenemos muchas tareas importantes por delante”, ha escrito la alemana en redes sociales.

Hay cambio de capitán, pero no aparentemente de dirección en el rumbo del Bundesbank. Olaf Scholz, nuevo canciller alemán, ha pactado con el ministro de Finanzas, el liberal Christian Lindner, que el nuevo presidente del poderoso banco central alemán sea Joachim Nagel, considerado por los expertos como un halcón que continuará defendiendo las tesis y posturas del todavía presidente Jens Weidmann.

Bundesbank
El redactor recomienda