La luz se dispara al nivel más caro de la historia en un mes de abril por el coste del CO2
  1. Economía
Expertos denuncian especulación

La luz se dispara al nivel más caro de la historia en un mes de abril por el coste del CO2

El precio en el mercado eléctrico mayorista cerrará con el precio mensual más alto nunca antes visto en abril dado el elevado coste del CO₂. Un 44% más caro que en marzo y un 70% superior de media a los últimos seis años

placeholder Foto: El precio en el mercado eléctrico mayorista cerrará con el precio mensual más alto nunca antes visto en abril. (Istock)
El precio en el mercado eléctrico mayorista cerrará con el precio mensual más alto nunca antes visto en abril. (Istock)

El precio de la luz se ha disparado los últimos 30 días, hasta llegar a su nivel más elevado de la historia para un mes de abril, según registra el Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE). El mes cierra con un coste medio de más de 64 euros por megavatio hora, un nivel anormalmente alto para una época del año en que no existen grandes tensiones entre oferta y demanda.

El precio en el mercado mayorista (conocido como 'pool') es un 44% superior al precio mensual de marzo de 2021 y está más del 70% por encima del coste para un abril medio de los últimos años desde 2015. La diferencia con el mismo mes de 2020 es del 368%, aunque este aumento se debe al bajo precio de la luz durante el confinamiento provocado por el covid-19, cuando la luz estaba en 17 euros MWh.

El alza actual impacta directamente contra millones de consumidores cuya factura está vinculada al 'pool'. La tarifa regulada (PVPC), que marca el Gobierno para más de 11 millones de hogares, se ve directamente impactada por esta subida, ya que el coste de la energía en nivel récord supone casi la mitad de lo que se paga mes a mes.

El precio de abril, mes de temperaturas suaves donde no hay gran demanda ni de calefacción ni de aire acondicionado, ha sido incluso superior al de enero (60 euros por MWh), cuando las gélidas temperaturas del temporal Filomena provocaron una fuerte subida que desató una tormenta política.

Eso, además, teniendo en cuenta que la demanda de abril de 2021 aún es inferior a la de 2019, según datos de REE, cuando el precio de la luz del mes de abril cerró en 50 euros. El encarecimiento de la electricidad viene determinado por el precio del CO₂. Es decir, el coste impuesto por la Unión Europea por emisiones de efecto invernadero es lo que actualmente está marcando la diferencia.

El mercado mayorista de la electricidad es marginalista. El coste variable de las centrales de producción con gas (los ciclos combinados) marca precio para todas las demás tecnologías. Esto hace que el factor subyacente que marca el precio sea el CO₂, que se encuentra en alrededor de 44 euros por tonelada, nivel de récord histórico.

Foto: La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (EFE)

La Unión Europea no lanza un impuesto contra quién contamina de forma directa, sino que crea un mercado secundario. En el mismo, establece un nivel de derechos por emitir gratis que año a año va restringiendo con el objetivo de que los operadores busquen alternativas más eficientes desde el punto de vista climático.​ Esos derechos son limitados y el objetivo de Bruselas es reducirlos hasta que desaparezcan en 2050, cuando Europa se ha comprometido a ser neutra en carbono. Esto hace que los derechos por emisión de CO₂ se puedan comprar y vender en un mercado secundario, y por ahí viene el encarecimiento de la luz.

En los últimos meses, Bruselas ha aumentado su ambición climática. Ha elevado su objetivo de reducción de emisiones desde el 40% al 55% para 2030. Esto ha sido interpretado en el mercado como que la Unión Europea tendrá que restringir aún más los derechos de emisión, y como las previsiones de contaminar se mantienen, el precio del CO₂ aumenta con fuerza.

"Las tecnologías renovables están haciendo su 'agosto', al incrementar sus márgenes de beneficio por el coste de las emisiones de CO₂, en torno a los 45 euros por tonelada", señala un análisis de Grupo ASE, que añade que "la cotización de las emisiones de CO₂ se ha triplicado si la comparamos con la de hace un año, cuando rondaba los 15 euros por tonelada, y esa subida se traslada al 'pool' rápidamente".

Especulación con CO₂, directa a la factura

Pero el aumento está siendo anormalmente alto para los analistas, que ven especulación. Es decir, hay inversores comprando derechos de CO₂ en el mercado y esperando su oportunidad para venderlos cuando el precio suba. Esta operativa provoca, a su vez, un mayor aumento del coste del CO₂, dado que muchos de estos derechos están cautivos y sin uso.

Foto: EC.

Javier Revuelta, sénior principal de AFRY, una casa de análisis experta en el mercado eléctrico, asegura que "el CO₂ está muy alto por compras especulativas, y tiene más motivos para bajar que subir; aunque es un activo financiero de fundamentales claramente alcistas en el largo plazo, por lo que los 'traders' podrían mantenerlo alto". Según su criterio, los fundamentales no justifican su actual nivel de precio, pero el hecho de conocer 'a priori' los planes hacia cero emisiones de Bruselas hace que se tenga información valiosa para jugar con el momento de la venta.

En línea con Revuelta se muestra Régis Bégué, analista de Lazard. Asegura que "el precio del carbono no tiene límite. Un mercado en el que la oferta empieza a escasear puede ver cómo sus precios se disparan hasta niveles irracionales. Sobre todo, porque el mercado del carbono está atrayendo a los 'hedge funds', que ven en la tonelada de CO₂ un nuevo activo con gran potencial de subida".

Lazard: "El mercado del carbono está atrayendo a los 'hedge funds', que ven en la tonelada de CO₂ un nuevo activo con gran potencial de subida"

Ante la falta de rentabilidad de otros activos, dada la política de tipos bajos impuesta por el BCE, está atrayendo a fondos que asumen operativas altamente especulativas como los 'hedge funds' hacia el mercado del CO₂, que a la postre está encareciendo la factura de la luz de millones de españoles.

Andurand Capital Management, un 'hedge fund' de Londres, apostaba en febrero por la subida del CO₂ hasta los 100 euros por tonelada a finales de 2021 desde los 33 euros en febrero, según recogía Bloomberg. Su tesis es que Bruselas forzará la subida de este activo como herramienta para lograr la descarbonización, que tiene que ser del 100% en 2050. No es el único fondo que está apostando por la subida. Lansdowne Partners y Northlander Commodity tenían en febrero la misma tesis.

El acero y el cemento, en peligro

Esta no es la primera vez que se acusa al sector financiero de contribuir a una burbuja de precios sobre el CO₂. La entidad suiza UBS ya señaló en 2018 que los grandes bancos habían construido una gran cartera de derechos de CO₂ con objeto de venderlos a mayor precio. No solo eso, Javier Revuelta, de AFRY, señala además que la industria que necesita derechos podría estar aprovisionándose más allá de sus necesidades presentes con el objetivo de no sufrir los vaivenes de este mercado en el medio plazo. De nuevo, un factor que contribuye a la subida de costes por mantener derechos de CO₂ cautivos.

El efecto se está notando en la factura eléctrica de ciudadanos e industria. Bégué, de Lazard, sostiene que "estamos ante un patrón peligroso para las empresas que necesitan comprar estos derechos. Por encima de los 50 euros por tonelada, los sectores del cemento y el acero podrían empezar a sufrir seriamente". De ahí la importancia, destaca este analista, de meter la variable medioambiental en la estrategia de negocio, ya no solo por imagen de marca sino porque afecta directamente a la cuenta de resultados.

<p><img alt="Newsletter" class="apoyo newsletter" data-newsletter-id="7d8c8d69-418d-4836-88b6-dce8fe0f7c27" src="/img/cms/sumario_new.png" title="Newsletter" /></p>

<p><em>* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz <strong><a href="https://www.elconfidencial.com/area-privada-ec-exclusivo/2021-04-21/dosis-diaria-informacion-espresso-newsletter_3040560/" target="_self">click aquí</a></strong></em></p>

Electricidad Unión Europea Calefacción Efecto invernadero Mercado secundario Lazard Banco Central Europeo (BCE) Impuestos Reino Unido Contaminación UBS
El redactor recomienda