El Gobierno prepara un alza del diésel de 10 céntimos/litro en 2022 para recaudar 1.200 M
  1. Economía
En plena ola de anuncios de ayudas verdes

El Gobierno prepara un alza del diésel de 10 céntimos/litro en 2022 para recaudar 1.200 M

El Ejecutivo de Pedro Sánchez desarrolla varias iniciativas legislativas encaminadas al encarecimiento de los combustibles fósiles que podrían entrar en vigor el próximo año

placeholder Foto: El presidente Sánchez y las cuatro vicepresidentas. (EFE)
El presidente Sánchez y las cuatro vicepresidentas. (EFE)

El Gobierno ha iniciado la semana con una oleada de anuncios encaminados a dar ayudas para fomentar la transición energética. Sin embargo, para acelerar esa descarbonización, el Ejecutivo prevé una serie de reformas cuyo fin es encarecer los combustibles fósiles que puede derivar en un incremento del diésel de más de 10 céntimos por litro de gasóleo ya en 2022, tal y como se desprende de las cifras públicas.

Esto se debe a que tiene en mente dos cambio legislativos que derivan en una subida de esa magnitud: Por un lado, el Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), que puede traer ya el próximo año un incremento de unos siete céntimos de euro. Y por otro lado recuperar la subida del diésel que trató de imponer vía Presupuestos Generales del Estado (PGE), cuyo incremento es de 3,8 céntimos. En total, más de 10 céntimos por litro de gasoil que además irá in crescendo hasta 2025, dado que el FNSSE, de implantación gradual, prevé nuevas subidas anuales hasta esa fecha.

Recupera el impuesto al diésel

A última hora del pasado martes, Moncloa lanzó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que remitirá a Bruselas el 30 de abril y que incluye un apartado de reformas de medidas fiscales en el que asegura que "se revisarán las bonificaciones de los hidrocarburos utilizados como carburante". Aunque el Ejecutivo no ha dado detalle respecto del mismo, deja entrever que retomará el impuesto al diésel que eliminó de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 por exigencia del PNV.

Dicho gravamen pretende reducir la brecha de precio entre el gasóleo y la gasolina y supone un incremento del diésel de 3,8 céntimos por cada litro. Con esta medida, el Ejecutivo señaló que pretendía elevar la recaudación en 500 millones de euros. Este mismo miércoles la OCDE recomendaba a España incrementar la fiscalidad de los combustibles para mejorar en la reducción de emisiones, aunque le instaba a combinar esta medida con redistribución hacia los hogares más pobres. En cualquier caso, la institución supranacional pedía que cualquier aumento de la tributación se dejase para cuando la recuperación esté plenamente en marcha.

placeholder Foto de recurso de un usuario repostando diésel en una estación de servicio. (Reuters)
Foto de recurso de un usuario repostando diésel en una estación de servicio. (Reuters)

Se suma al FNSSE

Sin embargo, esta no es la única medida que impactará sobre el precio de los combustibles. El Ministerio para la Transición Ecológica tramita un anteproyecto de ley por vía de urgencia para la creación de un Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico. Este supone una transferencia del coste de la electricidad a combustibles fósiles. Con apoyos clave como el del PNV ya apalabrados, fuentes próximas al Gobierno creen que para 2022 puede estar en funcionamiento.

Como la introducción es gradual, se espera que para 2022 pueda subir ya alrededor de siete céntimos. Esto permitirá recaudar 834 millones de euros, según las estimaciones del propio departamento dirigido por Teresa Ribera. Si a esto se suma el IVA, los ingresos para las arcas públicas aumentarían hasta los 1.000 millones. No obstante, de ahí se calcula, según datos de Cores, que al diésel corresponde un 75% del total. Es decir, que la recaudación por diésel procedente del fondo y de la subida que ahora el Gobierno quiere recuperar supera los 1.200 millones de euros (más de 700 millones del FNSSE por el gasóleo + 500 millones del impuesto al diésel).

Recuperar el impuesto al diésel (3,8 cts/l) y 7 céntimos/litro del nuevo FNSSE supone subir más de 10 céntimos/litro el gasoil en 2022

La subida de los 3,8 céntimos por litro que ha desempolvado el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos ahora, sumada al impacto por la creación del Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que se espera de unos siete céntimos, implica que el gasóleo podría encarecerse más de 10 céntimos por litro de cara al año que viene. Si a eso se suma que la recuperación económica, si se logra la inmunización, puede aumentar la demanda y con ello el precio del crudo a nivel internacional —como ya está pasando—, el año próximo puede empezar con un fuerte incremento del coste del combustible.

Pese a lo anterior, 834 millones recaudados en 2022 por el fondo ahora en tramitación irán a parar al pago de las primas a las energías renovables, lo que supone un descenso en el coste de la electricidad (13% de bajada hasta 2025, según cálculos de la Secretaría de Estado de Energía). Eso sí, la luz también podría encarecerse vía cargos a partir del próximo 1 de junio. Las estimaciones que hacen los expertos es que con los números presentados por el ministerio, y si no cambian mucho las costumbres de los usuarios, la luz puede subir por esta vía de cargos un 10% para 11 millones de hogares que disponían de tarifas más competitivas.

Foto: La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (EFE)

Estas medidas pretenden avanzar hacia la descarbonización, dados los compromisos adquiridos con Bruselas en la lucha contra el cambio climático, una de las emergencias para las que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguraba esta semana que "no hay vacuna". De hecho, para paliar las alzas al diésel y al resto de combustibles, el Gobierno está afanado en anunciar medidas que contrarresten sus efectos.

No en vano, el Ejecutivo anunciaba a principios de semana que el programa de ayudas procedentes de Bruselas utilizará 5.800 millones para la mejora de la eficiencia energética de edificios, una de las mejores formas de reducir emisiones y evitar incrementos en la factura energética. El otro gran anuncio ha sido el de dotar con 13.200 millones los planes de ayuda a la movilidad eléctrica.

Ya el pasado viernes se anunció el Moves III, que contendrá 800 millones para dar subvenciones a la compra de vehículos eléctricos y electrificados, así como destinar parte de las subvenciones a puntos de recarga, necesarios para que la movilidad eléctrica sea viable para el usuario. A lo anterior, hay que sumar otras líneas maestras del plan de ayudas que van por la digitalización y el 5G, factores ambos que pretenden contribuir a mejorar las comunicaciones en remoto y por lo tanto a evitar desplazamientos, lo que supone un alivio para el bolsillo del contribuyente si se le sube el carburante. Todas las medidas, en cualquier caso, confluyen hacia el debilitamiento del negocio de las petroleras, inmersas actualmente en virar sus negocios hacia modelos de bajas emisiones.

Diésel PNV Combustibles fósiles Gasóleo IVA Electricidad Presupuestos Generales del Estado Moncloa Reformas Resiliencia Petróleo
El redactor recomienda