El intrigante informe que Lanzarote encargó a dedo a tres mediáticos economistas
  1. Economía
DESVELAMOS EL DOCUMENTO

El intrigante informe que Lanzarote encargó a dedo a tres mediáticos economistas

El Cabildo encargó a José Carlos Díez, Daniel Lacalle y Miguel Sebastián unas líneas maestras para su futuro pospandemia, pero en la isla nadie ha podido leer el trabajo

placeholder Foto: Ilustración: Irene de Pablo. (EC Diseño)
Ilustración: Irene de Pablo. (EC Diseño)

Desde hace años, los economistas José Carlos Díez y Daniel Lacalle han aparecido a menudo como antagonistas, enfrentados en multitud de debates televisivos. Tras las cámaras, sin embargo, son buenos amigos, hasta el punto de que Díez echó mano del liberal para colaborar, junto al exministro socialista Miguel Sebastián, en la realización de un informe económico sobre el futuro de Lanzarote.

El trabajo ha levantado muchas suspicacias en la isla canaria y sigue rodeado de misterio, tanto por la dificultad para aplicar las recetas que los mediáticos economistas ofrecen para la recuperación económica poscovid como por el verdadero coste del informe para las arcas públicas, que el Cabildo se ha negado reiteradamente a desvelar a la oposición.

Muy poca gente en la isla ha podido leer este informe, al que El Confidencial ha podido acceder recientemente —junto con el resto de documentos que lo acompañaba— gracias a una solicitud de acceso a la información pública presentada en otoño del año pasado. Esta es la historia de cómo se fraguó realmente este polémico documento y para qué ha servido.

Negociado sin publicidad

El 1 de julio de 2020, tras un confinamiento de varios meses en casi todos los países de Europa, se dio el pistoletazo de salida al turismo internacional. Veinte días antes de eso, el Cabildo de Lanzarote trazó las líneas maestras del retorno de la isla al negocio del que depende fundamentalmente su economía. Una de las estrategias principales pasaba por un 'Plan de choque para la recuperación de conectividad aérea para la campaña turística de verano'. El contrato, de 138.000 euros más IGIC, se concedió a dedo, es decir, mediante la fórmula 'negociado sin publicidad', ya que, según detallaba Turismo de Lanzarote en el informe de necesidad, de seguir los plazos habituales y convocar un concurso público para la licitación "no habría tiempo material suficiente para la ejecución del contrato".

Todo el proceso revela cómo los organismos públicos exageran sus acciones o no cuentan toda la verdad. El 5 de agosto de 2020, un mes después de la firma del contrato y la vuelta de los turistas, el Cabildo de Lanzarote publicó en su página web la siguiente noticia: "El Cabildo de Lanzarote ha contratado los servicios de un equipo formado por tres de los mejores economistas de España: José Carlos Díez, Daniel Lacalle y el exministro de Turismo Miguel Sebastián".

placeholder El Cabildo vendió de esta manera la participación de los economistas. (EC)
El Cabildo vendió de esta manera la participación de los economistas. (EC)

En el artículo, encabezado por las fotos de los tres economistas, la presidenta insular explicaba que "el esfuerzo de adaptación requerido por la nueva normalidad" exigía contar con "asesoramiento experto", y que por ello había comenzado por "recurrir a un potente panel de economistas" que les ayudara "a dibujar el nuevo escenario" en el que se encontraban.

Del titular y del cuerpo de la noticia se puede deducir fácilmente que fue el Cabildo quien contrató o eligió a estos tres economistas. Sin embargo, tras la citada solicitud de transparencia realizada por este diario, la corporación insular respondió que no tenía en su poder ningún expediente sobre ese asunto y que la responsable de la contratación había sido la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL), la entidad pública detrás de Turismo de Lanzarote.

Esta sociedad depende del Cabildo y está presidida por el consejero de Turismo de turno, actualmente el popular Ángel Vázquez. Tras una reclamación ante el Comisionado de Transparencia de Canarias, que dio la razón a El Confidencial, el Cabildo se vio obligado a entregar toda la documentación. En ella, se puede comprobar que lo que había contratado la SPEL eran los servicios de una pequeña agencia de comunicación de Arrecife llamada Marmas Comunicación.

No fueron el Cabildo o la SPEL quienes contrataron directamente a los tres economistas, sino una pequeña agencia

Hasta entonces, Marmas Comunicación solo había tenido un contrato menor con la Administración insular: un encargo de 4.800 euros para llevar las redes sociales de la campaña 'Saborea Lanzarote', apenas unos días antes de recibir el gran encargo.

A partir de aquí, el rastro del dinero no es fácil de seguir. Según el contrato suscrito con la agencia, 78.000 euros irían para la consultora ICF, que implementaría un plan específico para atraer las aerolíneas de vuelta a la isla. Los 60.000 euros restantes irían a la agencia Marmas, y de esta partida se destinaría una parte a la elaboración de un informe "sobre la situación actual de Lanzarote y los beneficios de la puesta en marcha de la propuesta". Ya en la proposición de la agencia, fechada el 10 de junio de 2020, figuraban los nombres de Sebastián, Díez y Lacalle, "perfiles de un alto nivel en el ámbito económico".

placeholder Ambos economistas han hecho de su enfrentamiento un espectáculo. (EC)
Ambos economistas han hecho de su enfrentamiento un espectáculo. (EC)

Aquí se produce el primer hecho explicable, pero nunca explicado. En la resolución de la adjudicación, se dice que el 15 de junio el Cabildo invitó a participar a Marmas en el expediente de contratación, que se negoció hasta el día 22 de ese mismo mes. Sin embargo, la propuesta inicial de Marmas está fechada cinco días antes. ¿Fue la empresa la que contactó en primer lugar con el Cabildo para ofrecer sus servicios? Preguntada por ello, Marmas no ha querido dar detalles. Tampoco el Cabildo de Lanzarote o la SPEL han respondido a las preguntas de este periódico.

José Carlos Díez y Daniel Lacalle encarnan los arquetipos de economista socialdemócrata y economista liberal. Algunas fuentes insulares consultadas atribuyen su elección para contentar a ambas partes de la coalición PP-PSOE, que desde 2019 se reparte el Cabildo (en manos de la socialista Dolores Corujo) y la alcaldía de Arrecife, que fue a parar a la popular Astrid Pérez. Miguel Sebastián aportaría al trío de economistas su experiencia en energías renovables.

Qué dice el informe

El informe consta de 46 páginas en las que los tres economistas que lo firman, además de desgranar la evolución de la pandemia o su posible efecto sobre la economía mundial, ponen sobre la mesa una serie de "proyectos concretos a desarrollar" con los objetivos de, en primer lugar, salvar el turismo y, en segundo lugar, diversificar la economía del futuro Lanzarote.

"Por este motivo, recomendamos que todos los edificios públicos que puedan incluirla (en Lanzarote existen parajes muy sensibles, como los centros turísticos) instalen placas de energía fotovoltaica", recomiendan en uno de los apartados. "De manera que estas generen la electricidad suficiente para sostener sus propios edificios y que puedan servir de rescate de las familias más necesitadas con los excedentes energéticos de las mismas".

También piden "incentivar la compra de vehículos eléctricos para las pymes y autónomos que circulan trasladando repartos de mercancías", que podrían repostar con energía limpia merced a la "implementación de fotolineras".

placeholder José Carlos Díez y Dolores Corujo se reúnen en septiembre de 2020. (Cabildo de Lanzarote)
José Carlos Díez y Dolores Corujo se reúnen en septiembre de 2020. (Cabildo de Lanzarote)

Una de las claves del porvenir de la isla, según Díez, Lacalle y Sebastián, pasa por atraer a 'nómadas digitales corporativos', trabajadores que pasen largas temporadas teletrabajando en Lanzarote mientras pasan el resto del año en los lugares de origen de sus empresas. De este modo, la isla conejera podría competir de tú a tú con destinos predilectos para estos nómadas digitales, de los que los economistas destacan Canggu (Bali, Indonesia) y Chiang Mai (Tailandia).

'A priori', Lanzarote tendría todos los ingredientes para posicionarse como un destino para nómadas digitales, salvo los 'coworking', cuyo desarrollo "debería venir de expertos con metodologías contrastadas que funcionen".

Uno de los conceptos que más se repiten en estas 46 páginas es 'smart'. Concretamente, proponen una 'smart mobility', una 'smart social city', un 'smart social rural', un 'smart social campus Lanzarote', todos ellos desarrollados en un futuro SK Center Lanzarote. Es más, inciden en que la isla "debe apostar por convertirse en una plataforma interoperable. Creando una plataforma base en la que insertar las diferentes plataformas parciales de la digitalización. Operando con inteligencia digital Blockchain, 'big data', internet de las cosas, etc.".

Los economistas proponen una 'smart mobility', una 'smart social city', un 'smart social rural' y un 'smart social campus Lanzarote'

El otro 'concepto' ubicuo en el informe económico es César Manrique, el arquitecto que logró que Lanzarote no se plegara a las grúas del turismo de masas, preservando la peculiar estética de la isla volcánica. "César Manrique soñó con una Lanzarote 100% sostenible", escriben. "Hoy, la tecnología permite cumplir su sueño. Solar por el día, con el complemento de la eólica día y noche, y de las centrales actuales en funcionamiento hasta que se consiga llenar la isla de placas".

Otras ideas que proponen Díez, Lacalle y Sebastián son convocar un Challenge International que "atraiga a los mejores urbanistas del planeta" para conectar el resto de la isla con la turística localidad de Playa Blanca, crear un museo marino para mantener la historia marinera de la isla —Lanzarote inauguró en 2017 el Museo Atlántico, primer museo submarino, en la playa de Las Coloradas— o unificar el interiorismo de los alojamientos turísticos y la composición de lo que debe ser un jardín lanzaroteño.

En Lanzarote, las críticas al informe han llegado desde distintos ámbitos. En primer lugar, se cuestiona que sea necesario recurrir a personas ajenas al día a día de la isla y, en segundo lugar, que las soluciones propuestas aporten algo diferencial. Frente a todos los 'smart' o referencias a Manrique, hay omisiones como el sector primario de la isla o la capital, Arrecife, una ciudad falta de muchas inversiones y para la que los economistas solo recomiendan "explotar su pasado pirata".

"No dudo de la capacidad de estos tres señores, pero tampoco hay que ser un lumbreras para saber lo que le pasa al tejido empresarial de aquí"

"No dudo de la capacidad de estos tres señores, pero tampoco hay que ser un lumbreras para saber lo que le pasa al tejido empresarial de aquí", explica Argeo Mesa, economista en la consultora AMC de Arrecife. "Aquí todos vivimos del turismo, directa o indirectamente, tenemos también vino o queso, pero la isla son 900 kilómetros cuadrados y no todo el mundo puede vivir del sector primario".

Otra de las claves está también en no haberse apoyado en economistas locales. "Ya no te digo de Lanzarote, que tenemos un mercado limitado, aunque estoy seguro de que hay profesionales que podríamos hacerlo, pero algún canario debería haber", dice Mesa.

Lo mismo opina Florencio Lariño, economista en el bufete LG Consultores de la capital lanzaroteña. "Máximo respeto hacia los autores del informe económico presentado, aunque es evidente que un par de visitas de campo y poca penetración en el tejido empresarial de la isla no son suficientes ni para cumplir dichos objetivos descritos ni para justificar los enormes honorarios de los autores del mismo", explica. "Sería muy conveniente para la realización de un informe que pretende aportar soluciones y/o recetas concretas para la salida de la pandemia del covid-19 en la isla de Lanzarote, el poder contar con las aportaciones de personas que viven y “sufren” el día a día de la economía insular, desde todos los puntos de vista".

En general, en el informe se obvia también que toda la isla de Lanzarote es reserva de la biosfera o la existencia del Parque Nacional de Timanfaya, dos elementos que definen y condicionan el desarrollo de la isla desde el punto de vista medioambiental y turístico. De hecho, la propia reserva cuenta con un Gabinete Científico compuesto por varias personalidades relevantes, entre ellas, otros tres economistas: Antonio González Viéitez, José Manuel Naredo Pérez y José Luis Rivero Ceballos.

Lacalle y Sebastián declaran no haber percibido un solo euro por este trabajo

¿Quién lo hizo realmente?

La agencia Marmas afirma que se encargó de reclutar a los economistas. "La contratación de los expertos responde a criterios internos de nuestra empresa. Siempre contamos con profesionales cualificados y con experiencia, que respondan a las necesidades del cliente o proyecto en cuestión. En el caso que nos ocupa, los profesionales contratados cumplen de sobra con dichos requisitos", explica su directora y fundadora, Marta Armas, en un correo electrónico.

Sin embargo, tanto Miguel Sebastián como Daniel Lacalle explican a El Confidencial que no han tenido relación profesional con la agencia. "Nunca en mi vida he hablado con la agencia Marmas. Es la primera vez que leo ese nombre", dice Lacalle sobre la empresa que utilizó su nombre ante el Cabildo. Tanto él como Sebastián afirman que colaboraron desinteresadamente con José Carlos Díez, que se encargó de coordinar el trabajo y sí reconoce haber firmado un contrato con Marmas. En resumen, el Cabildo no contrató, ni siquiera subcontrató, a dos de los tres economistas que anunció haber contratado.

Daniel Lacalle también niega ser uno de los autores del informe. "Yo he aportado ideas y datos a un trabajo que ha coordinado y realizado José Carlos Díez y un equipo, que son los que han trabajado y creado ese documento", explica por WhatsApp a este diario. Sin embargo, el informe final entregado por el Cabildo a este diario tiene como autores a los tres, como puede verse en la imagen adjunta. Por correo electrónico, Sebastián dice que se planteó que participaran en una presentación conjunta del informe, pero que no se ha podido realizar por la pandemia.

placeholder En la portada del informe figura el nombre de los tres economistas. Pinche en la imagen para leerlo.
En la portada del informe figura el nombre de los tres economistas. Pinche en la imagen para leerlo.

Díez explica que el objetivo del informe "era hacer un diagnóstico y desarrollar el marco conceptual de ideas y propuestas para minimizar el impacto de la pandemia sobre la economía de la isla y que sirviera para desarrollar los proyectos para recibir fondos europeos". "Los objetivos están ampliamente superados".

La referencia a los fondos europeos es novedosa. Ni en la propuesta de Marmas ni en el contrato suscrito con la SPEL se hace referencia alguna a los fondos europeos, que fueron aprobados con posterioridad. El informe de necesidad decía: "Se hace extremadamente urgente y necesario contar con un plan de choque inmediato que tenga por objetivo recuperar la conectividad aérea lo antes posible y adoptar el resto de las medidas económicas que posibiliten intentar obtener el mayor número de visitas en la campaña turística de verano" (aquí puede consultar el informe de necesidad).

El informe económico está fechado el 2 de marzo de 2021, casi cinco meses después de la finalización del contrato, de cuatro meses de duración (julio-octubre de 2020). La utilización del procedimiento negociado sin publicidad, que podía estar justificado por la premura de la vuelta del turismo el 1 de julio de 2020, para lo que se puso en marcha una campaña publicitaria y se contrató a la consultora ICF, no encaja con los tiempos de un plan para esbozar la Lanzarote del futuro, que no era tan urgente y que por tanto podía haber sido licitado a través de un concurso público.

placeholder Díez se reúne en un grupo de trabajo durante su visita a Lanzarote. (Cabildo)
Díez se reúne en un grupo de trabajo durante su visita a Lanzarote. (Cabildo)

Díez fue también el único de los tres economistas que pisó la isla, a finales de septiembre del año pasado. Con el objetivo de detallar algunas de las líneas maestras del futuro informe, convocó a algunas de las principales autoridades económicas conejeras a un 'webinar' en el que Lacalle y Sebastián participaron por videoconferencia (Sebastián detalla que hubo al menos tres reuniones de trabajo 'online').

Durante tres días, el llamado 'economista observador' concertó reuniones de trabajo por las mañanas y dedicó las tardes a visitar enclaves estratégicos y turísticos de la isla, como la Geria o Tinajo, validando de este modo sus propias recomendaciones y convirtiéndose en el primer 'nómada digital corporativo' de la historia de Lanzarote.

Pandemia Canarias José Carlos Díez Miguel Sebastián Daniel Lacalle
El redactor recomienda