Primera rebaja del 'rating' de España: Axesor recorta la calificación por los rebrotes
  1. Economía
La recuperación se frena

Primera rebaja del 'rating' de España: Axesor recorta la calificación por los rebrotes

La agencia de calificación española ha sido la primera en rebajar la nota del Reino de España, pero no será la única, ya que S&P tiene su 'rating' en observación negativa

placeholder Foto: La vicepresidenta económica de España, Nadia Calviño. (Efe)
La vicepresidenta económica de España, Nadia Calviño. (Efe)

Los rebrotes del coronavirus amenazan la recuperación de España y dejan en una situación delicada a las cuentas públicas del país. Esta es la conclusión a la que ha llegado la agencia española de calificación del crédito Axesor para rebajar el 'rating' del Reino de España. Se trata del primer recorte de la calificación crediticia del país como consecuencia de la crisis del coronavirus. España salvó su nota durante la primera oleada del coronavirus, pero los rebrotes del virus y la delicada posición de sus cuentas han provocado este primer recorte. Axesor ha bajado la calificación en un peldaño, pasando del 'A' al 'A-', todavía un nivel de solvencia muy elevado.

"El comité de rating destaca que la recuperación de la actividad tras la finalización del estado de alarma y la situación de confinamiento junto a la fuerte contracción del sector turístico -superior a las previsiones iniciales- presionará negativamente la economía", señala Axesor en su nota de rebaja de la calificación. La agencia destaca la terciarización de la economía española, con un elevado peso del sector turístico, como su gran debilidad en esta crisis sanitaria. A esto hay que añadir la mala evolución de la pandemia en España, que está registrando los peores datos de Europa en términos de rebrotes.

Foto: Un camarero coloca las mesas de una terraza en Valladolid. (EFE)

La evolución de la segunda ola complica de forma determinante la recuperación de la economía española. Aunque la reapertura permitió un fuerte repunte económico, en ningún caso es suficiente para acercarse a los niveles previos a la crisis. De cara al cuarto trimestre del año, los rebrotes han disparado la incertidumbre y comienzan a provocar restricciones a la movilidad, lo que empeora de forma clara las previsiones económicas. Axesor estima que la economía española apenas avanzará un 2,9% en el cuarto trimestre del año. Una cifra que es mucho peor de lo que se esperaba hace apenas unos meses.

Los repuntes de contagios recuperarán cierto protagonismo y limitarán el crecimiento económico hasta el 2,9% intertrimestral

Este movimiento de Axesor no será el único que sufra España en las próximas semanas. S&P ya puso la calificación del país en revisión negativa hace apenas diez días. Esta 'revisión negativa' suele ser el preludio de un recorte de la calificación, ya que es más potente que la 'perspectiva negativa'. S&P también destacó como una de las grandes debilidades de España su incapacidad para aprobar unos presupuestos generales del estado, ya que los actuales llevan en vigor desde 2018 cuando los aprobó el último Gobierno de Mariano Rajoy.

[¿Cómo confinar Madrid?]

Axesor señala que el aumento del déficit como consecuencia de los estabilizadores automáticos, las medidas para luchar contra la pandemia y la caída del PIB, provocarán un profundo agujero en las cuentas públicas. Según sus previsiones, el déficit público superará el 10,4% este año y la deuda escalará más allá del 115% del PIB. Unas previsiones que son incluso optimistas si se tiene en cuenta el consenso de mercado de las últimas semanas. En cualquier caso, lo que está claro es que España alcanzará "elevados volúmenes de deuda" que "elevan la sensibilidad de las finanzas públicas ante una hipotética normalización de la política monetaria futura".

Estos elevados volúmenes de deuda elevan la sensibilidad de las finanzas públicas a la normalización de la política monetaria

Al problema de la deuda se le une el riesgo político de la fragmentación y la incapacidad de España para firmar unos nuevos presupuestos. "Creemos que la falta de consenso dificultará la continuación de las necesarias reformas estructurales que apuntalaron el crecimiento de años anteriores, así como la consecución de apoyos suficientes para la aprobación de uno nuevos presupuestos generales", señala la agencia en el informe. Este escenario "agrava el clima de incertidumbre respecto a la senda de déficit del próximo año", alerta. A estas alturas del año, el Gobierno debería haber presentado el proyecto de presupuestos, pero este año, ni siquiera están presentados los objetivos de déficit y el techo de gasto. De ahí la opacidad sobre las intenciones del Gobierno de cara a las cuentas públicas de los próximos años y la incapacidad de los expertos para hacer previsiones sobre el déficit público.

Axesor Rating Economía Agencia de calificación
El redactor recomienda