En la cita informal del Ecofin

Calviño se compromete a presentar el plan presupuestario a la UE antes del 15-O

La ministra ha subrayado la necesidad de que España cuente con unos nuevos PGE adaptados a la situación que ha causado la crisis sanitaria y económica del coronavirus

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE)
La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE)

"Es una anomalía llevar tanto tiempo sin Presupuestos Generales". La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este sábado que el Gobierno trabaja para lograr que España cuente con unos Presupuestos adaptados a la coyuntura actual para 2021. Para lograrlo, se ha comprometido a presentar a mediados de octubre el plan presupuestario, las líneas maestras que luego desarrollarán en el proyecto de ley presupuestaria, a la Comisión Europea.

"Hay una fecha objetivo importante, que es el 15 de octubre, para enviar a CE el plan presupuestario para 2021 y ese es un punto de referencia para todo el trabajo que estamos desarrollando", aseguró la ministra a medios españoles tras el encuentro informal de los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea que se celebra este fin de semana en Berlín, la primera cita presencial después de seis meses a causa de la pandemia.


Según Calviño, el Ministerio de Hacienda está elaborando estos días "la arquitectura básica" del proyecto de los PGE. Cuando se concluya este primer paso, explicó, se convocará de seguido al Consejo de Política Fiscal y Financiera y "se pondrá en marcha el proceso para la adopción de la senda de estabilidad presupuestaria".

La ministra ha defendido la necesidad de que España cuente "cuanto antes" con unos nuevos Presupuestos adaptados a la situación económica y social que ha causado la crisis sanitaria del coronavirus. Bajo su punto de vista, las nuevas cuentas públicas deberían perseguir, como "objetivos fundamentales" el apoyo al crecimiento y el empleo, el refuerzo de "elementos de los servicios públicos" que más lo necesitan, como la educación y la sanidad, y un sistema eficaz para "canalizar los nuevos fondos europeos", en referencia al plan de recuperación tras la pandemia.

El "máximo apoyo" para los PGE

La Constitución establece que el proyecto debe presentarse tres meses antes de que expiren los PGE vigentes, es decir, el 30 de septiembre. Sin embargo, al ritmo que avanzan en la cartera que dirige María Jesús Montero, la presentación del techo de gasto se aplazará a finales de este mes, como indicó la ministra el pasado jueves. Según Montero, el techo de gasto de 2021 supondría un aumento sin comparación con los ejercicios anteriores, puesto que se verá "alterado" por la incorporación de los fondos de recuperación europeos (140 mil millones en seis años).

Con este atraso y a la vista del curso de las actuales negociaciones con los demás partidos del arco parlamentario para sacar adelante los Presupuestos de 2021, Hacienda ya prevé que la presentación del proyecto de los PGE se realice más allá de septiembre. El Ejecutivo de Pedro Sánchez está en plena negociación con los partidos de la oposición con el objetivo de evitar una derrota como la vivida en la legislatura anterior, cuando el proyecto de PGE para el ejercicio de 2019 fue rechazado por la mayoría del Congreso y derivó en la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales.

Calviño ha expresado su deseo de que los presupuestos sumen "el máximo apoyo posible" argumentando que "existe un amplio acuerdo en la sociedad" sobre las prioridades económicas actuales, algo que "debería verse reflejado en el ámbito parlamentario".

El sueldo de los funcionarios y los ERTE

El alza de los salarios de los funcionarios será uno de los "elementos fundamentales" que analizar por su magnitud en el conjunto de los nuevos Presupuestos, indicó además Calviño, incidiendo en un punto al que ya se refirió esta semana y ha provocado cierta controversia política y mediática. La ministra reiteró, sin embargo, que se trata de una cuestión que aún no se ha discutido en el Consejo de Ministros y que, por tanto, "no se ha tomado ninguna decisión" al respecto.

La labor de los funcionarios, algo particularmente "visible en la pandemia", merece un "gran reconocimiento", agregó la ministra, que recordó asimismo que en los últimos tres años la subida de sus salarios ha sido superior a la inflación. Aun así, Calviño ha reconocido que el salario de los funcionarios ha aumentado en los últimos tres años "muy por encima del IPC". En la última década, el sueldo de los empleados públicos ha encadenado recortes y congelaciones. Desde 2018, el alza acumulada se sitúa en alrededor de un 6%.

La posibilidad de congelar el salario de los funcionarios ha derivado en declaraciones cruzadas durante los últimos días. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, descartó que la congelación del sueldo de los funcionarios sea una cuestión sobre la mesa de cara al proyecto de PGE para el que están buscando apoyo parlamentario.

Respecto a la prórroga de los ERTE, afirma que es necesario determinar los sectores que necesitarán ese apoyo "especial" más allá de septiembre

La vicepresidenta también se ha referido en sus declaraciones a periodistas a la nueva prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ante la situación económica derivada de la pandemia y ha destacado la necesidad de utilizar el dinero público de la forma "más eficiente y eficaz" posible y que se haga para "ayudar a los que verdaderamente lo necesitan". Calviño ha indicado que el Ministerio de Trabajo y el de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social están trabajando con los representantes de los trabajadores y de los empresarios para lograr un acuerdo sobre la prórroga de los ERTE. Pero en este diálogo será necesario determinar los sectores de la economía que seguirán necesitando ese apoyo "especial" cuando finalice septiembre, bien porque no puedan abrir sus negocios o porque el sector en el que se desempeñan aún no se está reactivando.

La reunión informal de ministros europeos de Economía y Finanzas sirvió para evidenciar el acuerdo general entre los socios sobre la necesidad de mantener por el momento las medidas anticrisis y dejar aún en suspenso las reglas de déficit.

Tributación de los gigantes digitales

La Comisión Europea ha reiterado este sábado su intención de avanzar hacia un sistema impositivo “más efectivo y progresivo” para la tributación de las grandes empresas digitales, sopesando opciones individuales si no se logra un acuerdo internacional. El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, aseguró que "no es posible" no lograr avances en este ámbito y no pierde la esperanza en que las 37 economías avanzadas y emergentes que configuran la OCDE sean capaces de hacerlo.

Así lo ha explicado también el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, durante el encuentro informal en Berlín. "Es el momento para avanzar hacia un sistema impositivo más efectivo y progresivo", indicó Gentiloni, que subrayó que en la actualidad hay un "gran respaldo" social y político para dar pasos en este sentido. Genteloni considera que es "necesario" impulsar esta legislación a escala global, pero subrayó que la CE está dispuesta, "si no hay un acuerdo a nivel internacional", a implementar sus propias medidas en solitario para hacer que los gigantes digitales, como Google, Apple, Facebook y Amazon, tributen de forma justa en los territorios en los que obtienen beneficios.

Al respecto, Calviño reconoció que "no está claro que se vaya a lograr un acuerdo en el marco de la OCDE". Si no se lograra, avanzó, "tendremos que ver cuál es la respuesta adecuada o las propuestas adecuadas en el ámbito comunitario". "Si la OCDE fracasa, es tarea del Eurogrupo y de la UE liderar y poner en marcha en el primer trimestre de 2021 un impuesto a las empresas digitales", ha señalado, por su parte, el ministro francés de Finanzas Bruno Le Maire.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios