Igualará a tecnológicas y teleoperadoras

El Gobierno prepara una tasa de operadores que obligará a pagar a WhatsApp y Google

El secretario de Estado Telecomunicaciones ha anunciado que la nueva ley de telecomunicaciones también gravará a las compañías que ofrezcan servicios sin numeración telefónica

Foto: (Pixabay)
(Pixabay)

El Gobierno mueve ficha en relación con las compañías tecnológicas. Después de la ya afamada 'Tasa Google', que está en tramitación parlamentaria, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales acaba de anunciar que en el nuevo anteproyecto de Ley de Telecomunicaciones se plantea cobrar la misma tasa que ya pagan los operadores como Movistar o Vodafone a las compañías tecnológicas que ofrezcan estos servicios sin numeración telefónica. Es decir, abre la veda a que en este grupo puedan entrar compañías como Facebook, Microsoft o Google y servicios como WhatsApp o Telegram e incluso empresas de servicios de correo electrónico.

Esta noticia la ha dado esta misma mañana el secretario de Estado de esta rama, Roberto Sánchez, en una reunión con periodistas. En ella ha dejado claro que estos actores tendrán que jugar con las mismas reglas, al menos en lo que a la tasa se refiere, que las compañías tradicionales de telecomunicaciones. Algo que sobre el papel se traduce en que todas estas tecnológicas tendrán que pagar el 1 por mil de los ingresos procedentes del negocio de la comunicación. El problema es que la tarea no parece sencilla.

Como explican en el medio La Información, la idea del Gobierno es que este cambio se apruebe con la nueva Ley General de Telecomunicaciones (el anteproyecto de ley acaba de iniciar su audiencia pública este viernes y se pone como fecha de aprobación el segundo semestre de 2021) por lo que queda bastante para que esto ocurra, pero no es el único obstáculo en el futuro de esta medida. La tasa solo afecta a los ingresos referidos a este negocio que se hayan declarado en España cuando es más que sabido que una pieza fundamental del éxito de estas compañías es su esquema fiscal que busca poder declarar sus ingresos en lugares con un marco más beneficioso dejando en países como el nuestro unos ingresos mínimos.

Además, solo se cobrará a todo negocio que supere el millón de euros de facturación en este terreno y se excluye los negocios más importantes de empresas como Facebook o Google que pasan por la publicidad online o la venta de datos, entre otros, y que en muchos de los casos no se sabe cuánto facturan por la mera comunicación. De momento la secretaría de Estado prefiere no dar cifras de cuánto se podría recaudar por esta tasa, pero no parece sencillo que vaya a ser una medida eficaz o rentable.

Lo cierto es que esta introducción de las tecnológicas es una medida pedida durante años por las operadoras tradicionales y que supone un nuevo desafío del Gobierno a estas compañías tras la tasa Google. Los que sí se libran esta vez son plataformas como HBO o Netflix que también compiten con las operadoras como Telefónica pero que se regularán, o esa es la idea, por la nueva Ley de audiovisual.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios