El atasco en los créditos del ICO: solo se ha concedido el 25% de los solicitados
  1. Economía
El Gobierno reconoce que existe "lío"

El atasco en los créditos del ICO: solo se ha concedido el 25% de los solicitados

ATA denuncia que hay 600.000 autónomos esperando respuesta de su banco o del ICO para recibir el préstamo, mientras que unos 300.000 ya han sido denegados por las entidades

Foto: La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en el Congreso. (EFE)
La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en el Congreso. (EFE)

El autónomo que acudió a su banco a mediados de abril para solicitar un crédito con el aval del ICO tendrá suerte si ya lo ha cobrado. En las últimas semanas, se ha agravado el atasco de estos créditos, que son la medida estrella del Ministerio de Economía para evitar que los problemas de liquidez de las empresas, pymes y autónomos terminen provocando su quiebra. Casi dos meses después de la puesta en marcha de este mecanismo, similar al que han implementado la mayoría de países europeos, el dinero sigue bloqueado para la mayor parte de las empresas.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, anunció el miércoles en el Congreso que ya se han concedido y pagado 318.000 operaciones, de las cuales, el 98% ha ido dirigido a autónomos y pymes, que, por su debilidad financiera, son los que tienen más problemas para conseguir liquidez. El problema es que, casi dos meses después de la aprobación de las líneas del ICO, todavía hay unos 600.000 autónomos pendientes de respuesta por parte de su banco y del ICO, esto es, en torno al doble de las operaciones aprobadas, según los datos de la asociación de autónomos ATA. Y, además, unas 300.000 operaciones han sido rechazadas. Esto significa que apenas se ha abonado una de cada cuatro solicitudes. La vicepresidenta Carmen Calvo reconoció el miércoles en el Congreso que existe "lío" con estos créditos que están dificultando su llegada efectiva al tejido productivo.

Foto:

“Este atasco en la concesión de los créditos ICO es un gran problema para la supervivencia de muchos pequeños negocios”, denuncia Lorenzo Amor, presidente de ATA. Los problemas, que se deben a los criterios establecidos por el Estado y los problemas que están teniendo algunas entidades financieras, están provocando situaciones complicadas en muchas empresas por falta de liquidez. Así lo explica Amor: “Hemos detectado una gran diferencia en los niveles de optimismo de los autónomos que reciben un crédito en comparación con los que lo siguen esperando o se les ha rechazado”. Aquellos que no consiguen la liquidez que necesitan están sometidos a un gran estrés financiero. Y la cantidad de autónomos y microempresas que tiene España hace que su tejido productivo sea especialmente frágil a una situación de cierre del crédito.

Los datos de empresas activas en el registro de códigos de cuenta de cotización de la Seguridad Social evidencian que muchos pequeños negocios han cerrado ante los problemas de ingresos y de liquidez. El 85% de las empresas que se han dado de baja entre marzo y abril tenía menos de 10 trabajadores, y el 98% eran pymes. La financiación es clave para evitar que más empresas solventes se vean obligadas a cerrar.

Este atasco en la concesión de los créditos ICO es un gran problema para la supervivencia de muchos pequeños negocios

Algunas entidades financieras siguen sufriendo problemas para conceder todos los préstamos solicitados, porque han agotado la financiación habilitada por el ICO. De ahí que Amor urja al Gobierno a poner en marcha ya los 100.000 millones anunciados para evitar problemas de escasez de fondos. Así, ningún banco tendrá que paralizar los créditos a los autónomos y pymes por haber agotado los fondos habilitados por el Ministerio de Economía.

Desde que un cliente firma con un banco una operación hasta que recibe en su cuenta el crédito, puede pasar casi un mes. Este retraso hace que esta línea de préstamos sea poco operativa para resolver los graves problemas financieros que tienen las pequeñas empresas y los autónomos. En muchos casos, se trata de créditos que ya están aprobados por el banco, pero que tardan más de 20 días en hacerse efectivos. "No podemos entender cómo, una vez que la entidad de crédito ha aprobado el préstamo, tarda más de 20 días en poner el dinero en la cuenta bancaria del cliente", denuncia Eduardo Abad, presidente de UPTA.

En su opinión, "las entidades de crédito están mostrando muy poca responsabilidad retrasando la entrega del dinero". Las entidades, por su parte, culpan al ICO del bloqueo en los pagos, porque las líneas de financiación se acaban rápidamente. Durante todos esos días, desde que la entidad firma el préstamo con su cliente hasta que finalmente abona el crédito, empiezan a devengarse intereses. Esto es, corre el contador del crédito aunque todavía no esté el dinero en la cuenta.

Foto: Tiendas cerradas en Madrid durante las primeras semanas del estado de alarma. (EFE)

La vicepresidenta Calvo también acusó a los bancos de retrasar la entrega de los créditos. "Hay lío con los créditos del ICO, estamos preocupados con esto porque nos llega mucha información acerca de algunas situaciones con las entidades financieras". No es la primera vez que un alto responsable del Gobierno acusa a la banca de los problemas con el flujo de crédito o con las condiciones establecidas. Sin embargo, la banca alega que fue el propio Gobierno quien decidió que fuesen las entidades financieras quienes asumiesen una parte del riesgo de esos créditos, lo que les obliga a estudiar su viabilidad, lo que retrasa las operaciones.

Pero, además de los créditos que están bloqueados a la espera de resolución, ATA señala que se han denegado unas 300.000 solicitudes. En su gran mayoría, han sido rechazadas por los departamentos de Riesgo de los bancos, que son quienes tienen que aprobar el crédito antes de pasarle la petición al ICO. El Estado avala el 80% del crédito, pero el 20% restante lo ponen las entidades financieras, de ahí que tengan que ser cuidadosas con la concesión de préstamos para garantizar que los niveles de morosidad no se disparen. Por ejemplo, entre 2010 y 2012, el ICO también concedió préstamos a empresas para fomentar la salida de la crisis sin atender a los riesgos, y la tasa de morosidad de los mismos superó el 80%.

Hay lío con los créditos del ICO, estamos preocupados porque nos llega información de situaciones con las entidades financieras

Una tasa de morosidad elevada provocaría un gran agujero en las cuentas públicas, pero también pondría a prueba la solvencia de las entidades financieras. De ahí que el control de riesgos esté resultando en un elevado porcentaje de peticiones denegadas. Según las cifras de ATA, entre el 20% y el 25% de las demandas de crédito han sido rechazados.

La suma de créditos denegados y congelados provoca que, casi dos meses después de la puesta en marcha de los avales del ICO, apenas se haya concedido una de cada cuatro peticiones. Una cifra que muestra los problemas en el flujo de liquidez al tejido productivo, lo que amenaza con agravar la crisis económica.

Autónomos ICO Ministerio de Economía Coronavirus
El redactor recomienda