SOBREDEMANDA DE PRÉSTAMOS

La odisea de un autónomo para tener un aval del ICO: misión imposible o pagar más

Asociaciones de autónomos denuncian un coste mayor para ellos que para pymes. Las entidades agotan el primer tramo de 20.000 millones centrados en los más solventes

Foto: (Istock)
(Istock)

“He cerrado mi cafetería y no tengo ingresos, pero sí gastos, incluyendo la cuota de autónomos. No tengo deudas y he ido al banco, me han pedido multitud de documentación, me han dicho que soy perfil de riesgo y que no saben si me van a poder financiar, pero que de todos modos ya más solicitudes que cantidad disponible para prestar con avales”, explica Dolores, una autónoma de un barrio del sur de Madrid. Muchos trabajadores por cuenta propia estarán sintiéndose identificados ahora mismo.

Los hay con más suerte, fruto de tener igualmente una posición sólida con el banco y, también importante en este momento, mayor actividad con la sucursal. Ya sea por la operativa del negocio o como cliente particular. “Si alguien es un buen cliente, al que conocemos por sus créditos o por sus inversiones, lo va a tener más fácil que otro autónomo o empresario que, aunque haya sido solvente hasta marzo, apenas ha tenido trato con nosotros y ahora hay incertidumbre sobre cuándo y cómo volverá a su actividad”, admiten desde un banco.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) y las entidades españolas de crédito alcanzaron un acuerdo el viernes para iniciar la concesión de préstamos avalados para grandes empresas, pymes y autónomos que sufran el envite de la parálisis de la actividad económica, como consecuencia del estado de alerta decretado por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez anunció avales por hasta 100.000 millones, aunque empezó con una línea de 20.000 millones, para los que la que la demanda ya es superior a esa cifra. El reparto depende de las cuotas de mercado en 2019 que maneja el Banco de España (BdE), datos que no son públicos. Cada banco sólo sabe de forma oficial su propia cuota. Es decir, el volumen de préstamos que pueden poner a disposición de los clientes. La mitad deberá ser para grandes empresas y la otra mitad para pymes y autónomos.

El ICO comunicó a los bancos este lunes su cuota, con lo que las entidades pueden empezar ya a tramitar las solicitudes. Dan por hecho que el tramo de pymes y autónomos se agotará entre hoy y mañana y el de grandes compañías a lo largo de la semana, por lo que el sector urge al Gobierno a que habilite un nuevo tramo. La sobredemanda en el tramo de autónomos y pymes es más del doble en varios bancos.

El crédito sí llega a los autónomos. De hecho, algunos han recibido de forma proactiva por parte de su entidad la oferta de financiación en llamadas realizadas la semana pasada, en muchos casos con seguros asociados que, finalmente, no existirán. Así, hay trabajadores por cuenta propia que están tramitando créditos al 1,5% para tener liquidez con la que lidiar ante esta crisis.

Tipos más altos

Hay que tener en cuenta que el acuerdo de la banca con el ICO contempla que “las entidades financieras deberán transferir a sus clientes el beneficio derivado del aval público en forma de menores intereses o mayor plazo”, lo que supone un compromiso de buenas intenciones, pero el coste de los préstamos dependerá de cada entidad y cada cliente. Es decir, funcionarán las leyes de oferta y demanda y el poder de negociación de cada cliente por tamaño, solvencia y urgencia.

El 1,5% es el Dorado en estas semanas, supone un coste menor al habitual y, en general, lo mejor a lo que se puede aspirar. Pero sólo está reservado para algunos autónomos. “Yo he recibido ya una carencia en el alquiler, y lo que me queda por pagar estas semanas son las cuotas de un crédito que tengo, pero la solución que me dan es otro préstamo al 3%, con comisiones del 0,5% de apertura y del 1% de cancelación”, afirma un trabajador por cuenta propia que tiene un pequeño restaurante para dar servicio a oficinas. No hay duda de que su trabajo volverá tan pronto como esta crisis quede atrás, pero asume un coste más alto para sobrevivir en su primera oferta.

“Yo estoy solicitando un crédito porque el propio banco me lo ha ofrecido como clienta suya. De momento me han reclamado mucha documentación y también me incluyeron un seguro de vida, pero ya tengo uno y este era muy caro”, afirma una intermediaria inmobiliaria, que trabaja con Banco Santander, entidad que es la que acapara mayor volumen de avales con algo más del 20%. En segundo lugar estaría Caixabank, con un 15%. Sumando BBVA, Sabadell y Bankia, el porcentaje supera el 70%. “Si uno ya es cliente y ya te han dado otros créditos, es más fácil poderlo conseguir”, agrega esta autónoma como conclusión tras sus conversaciones con la sucursal.

“A mí me llamaron directamente de BBVA para ofrecerme un préstamos con el que poder cubrir durante un año el resto de créditos que tengo con ellos, una especie de moratoria, al 3% de interés”, comenta otra autónoma dedicada al mundo de la publicidad. Las asociaciones de autónomos han mostrado indignación con los tipos de interés que les transmiten sus asociados. “Nos estamos encontrando que los autónomos, en general, soportan tipos de interés de al menos el 2,5% para asumir estos créditos mientras que para las empresas es del 1,5%”, critica Eduardo Abad, presidenta de UPTA.

Nos encontramos que los autónomos, en general, soportan tipos de al menos el 2,5% para en estos créditos, y para las empresas es del 1,5%

Lo mismo lamenta Celia Ferrero, vicepresidenta de ATA: “Hemos visto que ya ha habido una avalancha de solicitudes de autónomos, y que soportan tipos más altos. Por eso es bueno que los autónomos recurran de forma paralela a las sociedades de garantía recíproca de las comunidades autónomas, para tener mayor cantidad del préstamo avalada y poder abaratarlo”. Además, recuerda que los trabajadores por cuenta propia han tenido que pagar las cuotas de marzo y abril sin ingresos en muchos casos, con lo que hay bastantes descubiertos. “Nos hemos encontrado también con autónomos a los que no se les da la opción de un crédito avalado, sino de préstamo sobre fondos propios y exigiendo un seguro asociado”, agrega.

La decisión para los préstamos más reducidos en pymes y autónomos corresponde únicamente a los departamentos de riesgos de los bancos, mientras que en operaciones de mayor tamaño el ICO tiene que dar el visto bueno. “Muchos autónomos que son solventes han entrado temporalmente en descubierto, lo que les deja sin opción de préstamo por los sistemas automatizados de riesgos de los bancos. Sería bueno que la información contable sólo se tuviera en cuenta hasta el inicio de esta crisis”, pide Ferrero. “Hay una tendencia a los deudores de más calidad (‘fly to quality’), especialmente en el primer tramo”, afirman en otro banco.

La concesión del préstamo no es fácil para los autónomos por coste, solvencia y también por la documentación exigida. Las grandes empresas y también las pymes habituadas a trabajar con el banco para garantizar su liquidez tienen equipos o gestorías subcontratadas para ello. En el caso de los autónomos no es tan habitual. “Nosotros hemos pedido un crédito y nos han exigido muchos documentos que estamos reuniendo, pero nos está costando en cuarentena. Y también ayudamos a algunos clientes, pero no es fácil”, explican desde una asesoría enfocada a la tramitación fiscal de empresas, que piden financiación asumiendo que sus clientes no van a pagar a corto plazo.

La primera línea de avales públicos cubre potenciales pérdidas en un 80% a créditos a pymes y autónomos, del 70% para nuevas operaciones con grandes empresas y del 60% si son renovaciones. El coste del aval en préstamos que no alcancen los 1,5 millones de euros será de 20 puntos básicos (un 0,2% del préstamo).

A vueltas con la venta cruzada

Una de las polémicas más importantes respecto a los avales del Estado para los autónomos ha sido la acusación de que se estaba realizando venta cruzada con otros productos financieros por parte de los bancos. “Me han querido dar el crédito ICO que he pedido con un seguro de vida”, explica una autónoma del sector inmobiliario, que realizó con Banco Santander la solicitud la semana pasada. “He tenido que rechazarlo porque es muy caro y yo ya tengo uno”. “En mi caso eran más de 11 euros mensuales para un seguro de vida a 5 años”, explica un cliente de Caixabank. Otro autónomo, que es de este mismo banco, comenta que aceptó la semana pasada firmar un crédito con la condición de que también firmara uno de estos seguros, pero en el documento final “han puesto que era optativo y que no era una condición indispensable”.

Esto mismo le ocurrió la semana pasada a una autónoma que regenta una panadería-pastelería en Valencia que se interesó por un préstamo ICO con la idea de tener colchón para cerrar el negocio en abril, tras haber hecho un ERTE a dos empleadas. La respuesta del subdirector de una sucursal de Bankia en Valencia fue proponerle una póliza de crédito a tres meses, “para posteriormente ver si utilizamos alguna de las líneas ICO y lo reconvertimos en un préstamo u otro producto de financiación”, señala un correo fechado el 1 de abril. En el mismo, solicita a la empresaria que le aporte flujos de caja previstos, documentación económica interna y datos de IRPF de 2018 y 2019. “Todavía hay muchas incógnitas al respecto, por lo que proponemos ir preparando la cuenta de crédito para disponer estos tres meses”, insistía el directivo bancario.

“Lo que le dije a la clienta fue que exigiera al banco que las condiciones fueran las mismas que el ICO, que nada de pedirle avales, ni cambiar tipos de interés ni nada de eso”, señala una asesora de Progestión en Valencia. La autónoma, que prefiere no dar su nombre, ha vuelto a comunicarse con el banco y está a la espera de respuesta. “Está siendo bastante caótico todo en general. Van publicitando pero luego no concretan y no concretan”, afirma la misma asesora sobre la tramitación de los avales, ayudas o préstamos.

Las críticas respecto a este tema ha escalado en poco tiempo y ha provocado que el ICO reaccione y prohíba explícitamente la venta cruzada en la comercialización de estos créditos con avales públicos, mientras que el Banco de España ya ha anunciado que vigilará que se cumpla. Las propias entidades se han comprometido a no hacer esto a través de un comunicado de la Asociación Española de Banca (AEB) y de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios