EL COSTE ECONÓMICO DE LA PANDEMIA

El Covid-19 es la ruina: la deuda supondrá el 342% del PIB mundial este año

La factura del coronavirus, en términos económicos, no deja de subir. El mundo tuvo que endeudarse en dos billones solo en marzo. Y todo indica que esa tendencia continuará

Foto: (iStock)
(iStock)
Adelantado en

La pandemia del Covid-19 continúa pulverizando todos los registros. Ahora ha vuelto a ser la patronal bancaria mundial quien ha llamado la atención sobre el enorme aumento de la deuda en el conjunto de la economía global en marzo. En concreto, el endeudamiento, solo de los Estados, se ha disparado hasta los 2,1 billones de dólares, una cifra que el propio Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) califica de “récord”.

Ahora bien, si se incluyen las deudas que han contraído las empresas y los particulares, se estaría hablando de 3,2 billones (2,9 billones de euros). Es decir, cerca de dos veces y media el PIB de España.

Para hacerse una idea de lo que significa aquella cifra —y en ese momento todavía no se habían materializado los gigantescos planes de estímulo que han anunciado los gobiernos en las última semanas, hay que tener en cuenta que representa más del doble del promedio registrado entre 2017 y 2019, que fue equivalente a 0,9 billones de dólares.

Impacto del coronavirus en sectores con reservas de efectivo limitadas.
Impacto del coronavirus en sectores con reservas de efectivo limitadas.

El órgano que reúne a los banqueros del planeta destaca, en el sentido negativo, dentro de las economías avanzadas a seis países, España, Reino Unido, Japón, Francia, Italia y EEUU, que han visto crecer su deuda en más de 40 puntos de PIB desde la última gran crisis.

A partir de estos datos, los banqueros han hecho una proyección y estiman que, si se mantiene este ritmo a lo largo del año 2020, y teniendo en cuenta que el PIB del planeta puede caer un 3% en términos nominales, una estimación moderada respecto a otros informes, la deuda global pasará de representar un 322% del producto interior bruto a un 342%. No hace falta decir que se trata de niveles jamás alcanzados.

Lo que preocupa al IIF es que este incremento del endeudamiento se producirá en un contexto económico extremadamente difícil. Habrá, por un lado, una fuerte contracción en los beneficios empresariales (lo que puede aumentar la morosidad) y, por otro, la perdida de empleos será ingente, como ayer mismo estimó la Organización Internacional del Trabajo. La OIT, en concreto, prevé que 230 millones de trabajadores en todo el mundo se vean afectados de una u otra manera por recortes de plantillas, suspensión de empleo o reducción de horas de trabajo.

Muy vulnerables

Los banqueros mundiales ponen el acento en el hecho de que el mundo encara una recesión de intensidad y duración desconocida con 87 billones de dólares más de deuda que en la anterior crisis económica, hace poco más de una década.

El IIF está igualmente preocupado, no solo por el volumen de deuda, tanto pública como privada, sino también porque economías muy vulnerables, como las de los países emergentes, necesitarán refinanciar solo este año nada menos que 730.000 millones de deuda en unos momentos en que los mercados están sobresaturados.

Evolución de la deuda desde 2008.
Evolución de la deuda desde 2008.

Y lo que no es menos significativo, el 80% de esa deuda está denominado en dólares, lo que hace que cualquier apreciación del billete verde se convierta en una tragedia económica para los gobiernos de países muy vulnerables que, además, tienen que luchar en sus países contra la pandemia, aumentando el gasto público de una forma muy importante. Esto explica, por ejemplo, que el FMI haya pedido a Argentina que reduzca entre 55.000 millones y 85.000 millones de dólares los pagos de su deuda durante la próxima década.

En el caso de la deuda privada, el informe recuerda que supera los 48 billones de dólares, frente a los 35 billones con que comenzó la anterior crisis económica, lo que significa que también en este segmento el punto de partida es peor. Suiza, Dinamarca, Noruega, Canadá y Holanda son los países donde los hogares están más endeudados del mundo en relación con el PIB, sin bien donde más ha crecido en los últimos años es en China.

Cambios en la deuda desde 2007.
Cambios en la deuda desde 2007.

En lo que respecta a las empresas no financieras, su deuda se ha incrementado en más de un 70% desde 2007, hasta representar cerca del 92% del PIB. En este caso, las peores posiciones son las de Canadá, Chile, Francia, Filipinas, Singapur y Sudáfrica.

La conclusión que obtienen los banqueros privados es que los colchones financieros para hacer frente a una disrupción económica prolongada son muy escasos, lo que hace que sea más difícil una recuperación en V.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios