ACEPTA DEUDA GRIEGA Y CRÉDITO AVALADO

Nuevas medidas "sin precedentes" del BCE para dar liquidez contra el coronavirus

El banco central adopta medidas "sin precedentes" para elevar la potencia de sus programas de liquidez con los que afrontar esta crisis, aliviando la rebaja de los colaterales

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters)

Nuevas medidas "sin precedentes" del Banco Central Europeo (BCE). La autoridad monetaria ha anunciado una batería de medidas para relajar los colaterales exigidos en la inyección de liquidez a la economía, además de aceptar por primera vez deuda pública emitida por Grecia. También acepta como colateral los créditos con garantías públicas, como en España los préstamos con avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Estas iniciativas estarán vigentes este año en la lucha por evitar problemas de liquidez e incentivar inversiones y financiación para luchar contra los efectos económicos provocados al intentar frenar la expansión del coronavirus.

La institución presidida por Christine Lagarde, que lleva dos semanas batiendo récords en compras de activos para calmar el mercado, ha anunciado las medidas este martes en un comunicado en el que las califica como iniciativas en torno a los colaterales exigidos para inyectar liquidez "sin precedentes", que tienen el objetivo de "mitigar el endurecimiento de las condiciones financieras de la zona euro".

Una de estas medidas consiste en aceptar, por primera vez, deuda soberana helena. Hay que tener en cuenta que Grecia, cuyos problemas para hacer frente a sus bonos dio el pistoletazo a la crisis de deuda de 2011 y 2012, con una amenaza de recaída -que para Grecia supuso un nuevo rescate- en 2015, no cuenta con grado de inversión. Este certificado depende de la nota emitida por las agencias de 'rating', y es la exigencia que han tenido todos los programas de inyección de liquidez del BCE hasta ahora. El comunicado del banco central explica que habrá una "exención del requisito mínimo de calidad crediticia para los instrumentos de deuda negociables emitidos por Grecia para su aceptación como garantía de crédito del Eurosistema". Los bancos podrán usar estos bonos como colateral.

Menor recorte de las garantías

El paquete de medidas va encaminado a facilitar y ampliar el acceso a la nueva ronda de refinanciación a largo plazo (LTRO III) que empezará en junio, con un tipo de interés máximo del -0,75%, para hacerlo más atractivo para los bancos que en ocasiones anteriores. "El paquete es complementario a otras medidas recientemente anunciadas por el BCE, incluidas las operaciones adicionales de refinanciación a más largo plazo (LTRO) y el programa de compras de emergencia pandémica (PEPP, por sus siglas en inglés) como respuesta a la emergencia del coronavirus", señala la autoridad monetaria. "Las medidas apoyan la concesión de préstamos bancarios, especialmente al facilitar las condiciones para solicitar liquidez", añade.

El Consejo del BCE ha bautizado a esta batería de iniciativas como paquete de emergencia en colaterales, que contiene tres características principales. La primera es ampliar el uso de los créditos como garantía por parte de los bancos centrales nacionales (como el Banco de España). En concreto, las entidades tendrán mayor facilidad para financiarse contra créditos a familias y empresas, al poder incluir préstamos de menor calidad crediticia que no suelen entrar en el marco del BCE, e incluyen los préstamos con garantía del sector público, como los avalados por el ICO en España.

En segundo lugar, otra medida temporal es reducir el tamaño mínimo de solicitudes nacionales de crédito de 25.000 euros a 0 para incentivar los préstamos a autónomos o micropymes, aumentar del 2,5% al 10% la participación máxima de los instrumentos de deuda no garantizados por otras entidades financieras en el grupo de garantías de un banco y, como ya se ha mencionado, aceptar deuda griega.

Por último, "el Consejo decidió aumentar temporalmente su nivel de tolerancia al riesgo en las operaciones de crédito", dice el comunicado. Esto se traduce en una reducción general de los recortes de valoración de garantías en un factor fijo del 20%. Es decir, la valoración de los instrumentos que se usan como colateral tiene un recorte, dependiendo el riesgo asociado. El recorte va a ser menor, amplificando la capacidad de obtener liquidez por parte de los bancos. Las medidas son temporales. La duración está relacionada con la del PEPP, con lo que se volverán a evaluar a finales de 2020.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios