En el tercer trimestre del año

La economía española se frena por debajo del 2% por primera vez en cinco años

El INE revisa una décima a la baja el crecimiento de la economía en el tercer trimestre del año y ajusta los datos del consumo de los hogares y de exportaciones que fueron peores de lo previsto

Foto: Imagen de una fábrica de masas madre en Valladolid (Efe)
Imagen de una fábrica de masas madre en Valladolid (Efe)

La economía española creció un 1,9% en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, lo que supone una ralentización del PIB que avanza ya a un ritmo inferior al 2% en tasa interanual. El INE ha revisado este lunes el dato adelantado de la Contabilidad Nacional rebajando en una décima los datos de crecimiento. Esto significa que el PIB español crece por debajo del 2% por primera vez en cinco años, lo que prolonga la fase de suave desaceleración de la economía nacional.

El motivo de esta revisión a la baja está en los datos de consumo y de demanda exterior, ambos peores de lo anticipado. Los datos del segundo y tercer trimestre mostraron un comportamiento anómalo del consumo de los hogares que los analistas ya anticipaban que el INE tendría que corregir. Y así ha sido, con una revisión al alza de los datos del segundo trimestre y un ajuste a la baja de los datos del tercero.

El consumo de los hogares habría crecido un 0,8% en el segundo trimestre, dos décimas mejor de lo adelantado, y un 1,4% en el tercero, una décima por debajo del adelantado por el INE el pasado 31 de octubre (datos en volumen y corregidos de estacionalidad y calendario). Esto significa que los datos no fueron tan malos en el segundo trimestre ni tan buenos en el tercero. Eso sí, está por ver si el repunte del verano se mantendrá a lo largo del cuarto trimestre, lo que podría significar un repunte del crecimiento.

En cuanto a la demanda exterior, el INE ha revisado al alza los datos de exportaciones, que crecieron un 3%, pero, sobre todo, ha subido las cifras de importaciones, que avanzaron un 3,1%. Este incremento de las compras españolas en el exterior ha supuesto el recorte de una décima de la contribución de la demanda exterior al PIB, que solo aportó 0,1 puntos al crecimiento económico.

[España cierra un ciclo mágico: siete años de alto crecimiento sin déficit]

El INE también ha revisado a la baja el crecimiento de la inversión productiva, esto es, la inversión en maquinaria y bienes de equipo, que crece a tasas del 4,3%, por debajo del 5,9% adelantado. Sin embargo, los datos de inversión inmobiliaria han sido mejores, con un avance del 0,9% frente a la caída del 0,7% que avanzó el 31 de octubre.

Por sectores, la peor revisión se la lleva la industria, que en lugar de crecer un 1,8% como adelantó el INE, realmente avanzó un 1,2%. Los servicios también salen peor parados con un avance del 2,2%, dos décimas peor. La construcción, por su parte, se mantiene estable con un avancew del 2,4% que, no obstante, es menos de la mitad del crecimiento que registraba un año antes.

La revisión del PIB muestra un patrón de crecimiento más pesimista, con menor consumo e inversión y peor ritmo de la industria

En conjunto, estos datos muestran un comportamiento menos volátil de la economía española que la serie publicada anteriormente por el INE, pero con un patrón de crecimiento más pesimista, con menor consumo e inversión, peor ritmo de la industria y menor demanda interna. El dato más positivo es el de la inversión en vivienda y construcción, que se mantiene en tasas positivas pese a la desaceleración del sector.

[La trampa de la precariedad atrapa a los españoles]

El INE también ha revisado a la baja los datos del PIB nominal (a precios corrientes) con un recorte mayor. Según los nuevos datos, el PIB total de España creció un 3,6% en el segundo trimestre del año en tasa interanual, tres décimas por debajo del dato adelantado, y un 3,5% en el tercer trimestre, dos décimas peor. También el consumo final está detrás de esta revisión a la baja.

En tasa trimestral, el INE ha mantenido el dato de crecimiento adelantado del 0,4%. Se trata del mismo ritmo de crecimiento que en el segundo trimestre del año, lo que muestra que la ralentización está siendo moderada. El INE también ha corregido al alza los datos del consumo de los hogares del segundo trimestre y a la baja los del tercero. En concreto, el avance fue del 0,1% y del 0,8% respectivamente. En cualquier caso, muestran un importante repunte de las compras de los hogares, que acompañarían al crecimiento de la renta disponible y a una mejora de la confianza.

La mayor parte de la nueva renta se habría ido al consumo, un dato positivo que anticipa una desaceleración suave del PIB

Los datos de ahorro y consumo de los hogares también apuntan en esta dirección de una mejora de la confianza de los hogares. Así se desprende de las cuentas no financieras publicadas por el INE también este lunes. La tasa de ahorro de los hogares se redujo en el tercer trimestre hasta el 6,4% de su renta disponible, 1,4 puntos menos que en el segundo trimestre (corregido de estacionalidad y calendario). Pero su renta disponible ha aumentado un 3,1%. Esto significa que la mayor parte de la nueva renta se habría ido al consumo, un dato positivo que anticipa una desaceleración suave del PIB.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios