Por encima del 2,2% actual

El Gobierno mantiene su intención de subir la previsión de PIB pese a la ralentización

Calviño anuncia que el Gobierno subirá su previsión cuando tenga la oportunidad de hacerlo, pero reconoce una moderación en el crecimiento del país

Foto: La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (Efe)
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (Efe)

Los malos datos del mercado laboral del mes de julio no desaniman a la ministra de Economía, Nadia Calviño, que mantiene su intención de subir su previsión de crecimiento como anunció hace unas semanas. Así lo ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que Calviño ha salido a informar del "dinamismo que mantiene el mercado laboral" pese a la "moderación" de los últimos meses.

En la última semana se han publicado dos datos clave que han sorprendido a los analistas y para mal. El primero fue el dato del PIB del segundo trimestre del año, que creció menos del 0,5% trimestral, el peor dato en cinco años. El segundo, esta misma mañana, han sido los malos datos del mercado laboral, con la segunda peor creación de empleo en un mes de julio de toda la serie histórica, solo mejor que julio de 2012, cuando España fue rescatada.

Aunque Calviño no ha querido modificar el cuadro macroeconómico del Gobierno todavía, ha reafirmado la intención del Ministerio de "alinearse con el resto de organismos internacionales, esto es, revisar al alza las previsiones de crecimiento". Su estimación actual apunta a un avance del PIB del 2,2% en el conjunto del año, mientras que los principales organismos tienen su estimación entre el 2,3% y el 2,4%.

[Los sindicatos presionarán a Sánchez con las pensiones]

La clave está en que la revisión al alza de los organismos internacionales se produjo antes de conocer los datos negativos de los últimos días. Esto ha complicado también al Gobierno su capacidad de movimiento, de ahí que la ministra haya rechazado cambiar todavía el cuadro macroeconómico. "Lo cambiaremos cuando podamos", ha asegurado, aunque el Ejecutivo tiene potestad para cambiarlo cuando considere necesario, no tiene que esperar a que haya un Gobierno con plenas capacidades.

Al retrasar la actualización del cuadro macroeconómico, Calviño gana tiempo para conocer más datos que que clarifiquen la dirección de la economía. El riesgo de que los organismos internacionales recorten sus previsiones a partir de septiembre es elevado, por lo que el Ministerio no quiere arriesgarse a realizar ahora un movimiento al alza que tenga que corregir tras el verano.

Al retrasar la actualización del cuadro macro, Calviño gana tiempo para conocer más datos que que clarifiquen la dirección de la economía

Calviño ha reclamado el buen ritmo de la economía española, que "está capeando mejor la debilidad internacional" que el resto de países europeos, pero ha advertido que es imprescindible reactivar la agenda reformista. "No tenemos tiempo que perder", ha reclamado, "cuanto más tiempo esté el Gobierno en funciones, más tiempo estaremos sin adoptar las medidas que se necesitan".

[La Fed eleva hasta el 33% el riesgo de recesión en el próximo año]

De esta forma, la ministra de Economía ha aprovechado para lanzar la 'cuña' por el desbloqueo de la investidura. La parálisis política "tiene un coste que es particularmente lamentable en este contexto de incertidumbre", ha remarcado. Además de la incertidumbre sobre la economía global, en el horizonte hay una gran certidumbre con potencial para afectar a toda la economía europea: el Brexit. Para evitar que llegue ese momento sin que España tenga capacidad de reacción, Calviño ha pedido un acuerdo para conformar un Gobierno "sin perder un minuto".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios