Solo el de 2012 fue peor, tras el rescate

El empleo también se para: 15.514 nuevos afiliados, el segundo peor julio de la serie

El paro se redujo en 4.253 personas, el peor julio de la crisis. El número de afiliados volvió a marcar récord histórico, con 19,5 millones de cotizantes, pero con un parón del mercado laboral

Foto: Entrada de una oficina de empleo en Madrid (Efe)
Entrada de una oficina de empleo en Madrid (Efe)

El mercado laboral empieza a lanzar señales preocupantes en los últimos meses que evidencian que la desaceleración europea está afectando ya a la economía española. El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 15.514 personas en el mes de julio, lo que supone el peor mes de julio desde 2012, justo después del rescate a España, y el segundo peor dato de toda la serie histórica de la Seguridad Social. En tasa desestacionalizada (que sirve para corregir la fluctuación debida a la estacionalidad), el empleo apenas aumentó en 4.334 personas, el peor mes desde noviembre de 2013, cuando España estaba todavía inmersa en la crisis económica.

Las cifras publicadas por la Seguridad Social muestran un gran frenazo del empleo en el inicio del verano y van en la línea de los datos de la última Encuesta de Población Activa. Esta ralentización provoca que por primera vez en más de tres años no se alcance la cifra de medio millón de cotizantes cada año. En comparación con el mes de julio de 2018 se han incorporado 490.401 cotizantes, el peor dato desde mayo de 2016. La tasa de creación de empleo ha caído hasta el 2,6%, también el peor dato desde 2016.

Julio es tradicionalmente un mes positivo para el empleo, ya que se mantienen las contrataciones de la temporada de verano. Este año también se ha creado empleo y se ha reducido el paro, pero con datos significativamente peores a los de otros meses de julio. El número de desempleados se redujo en 4.253 personas, el peor dato en un mes de julio desde 2008, unos meses antes de la quiebra de Lehman Brothers.

El número de afiliados volvió a marcar récord histórico después de superar los registros previos a la burbuja en junio. En total, hay ya más de 19,5 millones de cotizantes en España, un dato que evidencia que la economía española ha superado su nivel de equilibrio y cada vez tiene más dificultades para seguir creciendo.

El comercio y la hostelería volvieron a ser el motor del empleo, como cada mes de julio. En esta ocasión la hostelería creó 29.262 empleos y el comercio, 40.417 empleos. Sin embargo, el sector más dinámico fue el de actividades sanitarias, que incorporó a 54.465 personas. Por el contrario, el sector de la educación destruyó 108.616 empleos, un gran descenso que vuelve a mostrar el fraude a la Seguridad Social que hacen muchas empresas despidiendo a su personal docente cuando empiezan las vacaciones de verano para contratarlos de vuelta en el nuevo curso escolar.

El número de desempleados se redujo hasta 3,01 millones, lo que significa que está ya muy cerca de bajar de la cota de los 3 millones de parados registrados en las oficianas de empleo. Sin embargo, el ritmo de ajuste se ha reducido significativamente. En comparación con el mismo mes de 2018 han salido del paro 123.588 personas, una caída del 3,9%. Se trata del menor descenso del desempleo desde finales de 2013, cuando España estaba todavía en la última parte de la crisis económica.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios