Siguen los 'viernes sociales'

El Gobierno prepara 2.500 millones para parados de larga duración en precampaña

Introducirá cláusulas en los concursos públicos para que el 10% de los contratados sean parados de larga duración y establecerá bonificaciones e incentivos fiscales para este grupo

Foto: La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. (EFE)
La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. (EFE)

El Gobierno sigue preparando el terreno para la próxima campaña electoral con sus ‘viernes sociales’. Una de las próximas medidas será el Plan Reincorpora-T, un programa para fomentar el empleo de los parados de larga duración, como anunció la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, el lunes. Este plan estará dotado de 2.500 millones de euros y tendrá una duración de tres años (2019-2021), según el último borrador al que ha tenido acceso este periódico.

El primer tramo, el de 2019, tendrá una dotación presupuestaria de 737,2 millones de euros, que ascenderá a 1.038 millones en 2020 y a 691,8 millones en 2021. El objetivo del plan será reducir la tasa de paro de larga duración en 2,2 puntos porcentuales, desde el 5,8% del cuarto trimestre de 2018 hasta el 3,6% al cierre de 2021. Esto significa lograr la reinserción en el mercado laboral de unos 150.000 desempleados de larga duración al año.

El Gobierno ha incluido una batería integral de medidas para este colectivo social, que van desde la orientación hasta la contratación, pasando por la formación y la bonificación del empleo. Un programa que viene solo una semana después de que el Banco de España criticara las políticas de gasto que elevan el déficit estructural de España. La partida más cuantiosa será la recuperación de la prestación por desempleo a los mayores de 52 años, aprobada ya hace dos semanas, y que está incluida en la memoria presupuestaria de este plan. En total, se destinarán 1.196 millones en tres años a este subsidio, de los cuales, 388 millones se emplearán este año.

Otro de los capítulos presupuestarios importantes será el de formación profesional a los desempleados, que estará dotado con 732 millones. El Ejecutivo financiará cursos para que los parados obtengan “competencias clave” para aquellos desempleados más vulnerables por su bajo nivel formativo. Estas competencias clave se limitan a realizar cursos de lenguas oficiales de España (castellano y otras de determinadas regiones), matemáticas y lenguas extranjeras, y el objetivo es llegar a un 15% de los desempleados de larga duración.

Además, se pondrán en marcha programas de formación en competencias digitales, especialmente diseñados para mayores de 45 años, con los que se pretende llegar al 10% de este colectivo. Por último, se financiarán cursos en “sectores de interés preferente”, como son la sostenibilidad medioambiental, la transición energética, los cuidados personales y la dependencia.

[El Gobierno renuncia a la 'contrarreforma laboral' antes de las elecciones]

El Gobierno también financiará un equipo de orientadores para diseñar planificaciones personalizadas de reinserción para los desempleados, partida que contará con una dotación anual de 83 millones de euros. En un primer momento, el ministerio ha planteado que se utilicen los 3.000 orientadores del Plan de Empleo Juvenil para ayudar también a la orientación de este colectivo de parados de larga duración.

Bonificaciones y contratos públicos

El Gobierno también quiere establecer bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas que contraten a desempleados de larga duración. El borrador del plan incluye una revisión de las bonificaciones actuales para limitarlas a los colectivos más vulnerables, como es este. Esta partida está dotada de 277 millones de euros, de los que únicamente 26 se activarán en 2019.

Las bonificaciones que contempla el plan son las recogidas en el Decreto-Ley 8/2019 de Medidas urgentes de protección social para la contratación de personas que hayan pasado más de 12 meses en el desempleo. Entre ellas, se incluye la bonificación a las empresas de 1.300 euros al año por trabajador contratado y de 1.500 euros si son mujeres. En este punto, los sindicatos han reclamado que las bonificaciones para contratos a tiempo parcial se apliquen únicamente si es voluntario.

Por último, el Ejecutivo pretende apoyar el emprendimiento, especialmente en el mundo rural. Para ello, pondrá en marcha bonificaciones y ayudas de financiación que tendrán un presupuesto de tres millones de euros anuales.

[La subida de los salarios por encima de la inflación tiene los días contados]

Lo que no detalla el borrador son las medidas de estímulo fiscal para las empresas, punto que quedará para una negociación posterior con los ministerios de Hacienda y Economía. Sí que detalla, en cualquier caso, que las deducciones fiscales se limitarán a empresas que contraten como indefinidos a parados de larga duración y serán crecientes en función del número de trabajadores incorporados. Como no figura en el borrador ni tampoco está cuantificado el coste de estas medidas para la Hacienda Pública.

El borrador del plan contempla la bonificación a las empresas de 1.300 euros al año por trabajador contratado y de 1.500 euros si son mujeres

Además, el Plan Reincorpora-T incorpora otras medidas para estimular la contratación de parados de larga duración. La más importante es la relativa a los concursos públicos, como adelantó Expansión. El Ejecutivo quiere que las empresas que accedan a un contrato público tengan que incorporar un 10% de trabajadores a la plantilla creada para realizar esa tarea, siempre que se incorporen un mínimo de 10 personas. Esta condición se podría añadir en los pliegos de los concursos como una cláusula social, por lo que sería perfectamente legal.

Los servicios públicos de empleo se encargarán de facilitar a las empresas contratistas una bolsa de desempleados de larga duración para que puedan incorporarlos al proyecto y así acceder al concurso. Además, los servicios públicos se encargarán de supervisar que las empresas cumplen con esta cláusula. Por último, el Ejecutivo plantea la posibilidad de establecer el contrato de relevo para el mundo rural, de modo que se favorezca la transición de los trabajadores más veteranos hacia los jóvenes y así crear oportunidades de empleo en la 'España vacía'.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios