Tendrá un saldo positivo de 735 millones

Hacienda aprueba las cuentas de Carmena pese a que su superávit se desviará un 42%

Ayuntamiento y ministerio reconducen sus relaciones. Madrid se ajustará a la regla de gasto, pero incumplirá el déficit previsto por el fuerte crecimiento de sus inversiones

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

Las relaciones entre el Ministerio de Hacienda y el Ayuntamiento de Madrid han cambiado mucho en el último año. El enfrentamiento que protagonizaron Cristóbal Montoro —al frente del ministerio— y Carlos Sánchez Mato —en la Consejería de Economía y Hacienda— ha dado paso a una relación mucho más fluida con sus dos sustitutos, María Jesús Montero y Jorge García Castaño. El Ayuntamiento de Madrid ha optado por cumplir estrictamente la regla de gasto este año y, por su parte, Hacienda ha optado por no hacer comentarios a la caída del superávit del consistorio, a pesar de que supondrá un incremento del déficit público del 0,04% del PIB este año.

Con las cuentas del primer semestre del año ya cerradas, el ministerio ha dado su visto bueno a la ejecución del Plan Económico-Financiero que presentó Madrid a finales de 2017 para este ejercicio, y así se lo ha comunicado al consistorio. Hacienda estima que el gasto computable del ayuntamiento se ajustará a los 3.357 millones de euros comprometidos. Esto significa que el gasto crecerá menos de un 1% como consecuencia de los acuerdos de no disponibilidad aprobados para compensar el desvío de las cuentas de 2017.

Según los cálculos de Hacienda, el ayuntamiento cuenta con un margen de 18 millones de euros para cumplir con la regla de gasto. “El Ayuntamiento de Madrid habría reconducido su senda de gasto a la establecida en el Plan Económico-Financiero, con lo cual cumpliría dicha regla fiscal al cierre de 2018, estimando así un cumplimiento del plan a su finalización”, explica el ministerio.

[Carmena, la regla de gasto y los renglones (torcidos) de Hacienda]

El consistorio de Manuela Carmena puso su prioridad fiscal para este año en el cumplimiento de la regla de gasto para evitar una intervención como la que ocurrió hace un año. No obstante, el ministerio alerta de que el ayuntamiento “presenta incumplimiento de la previsión de capacidad de financiación”, ya que el superávit al cierre del año será 526 millones inferior a lo que aprobó en el PEF.

Madrid habría reconducido su senda de gasto a la establecida en el PEF, con lo cual cumpliría dicha regla fiscal al cierre de 2018

Esto supondrá un incremento del déficit del conjunto de las administraciones del 0,04% del PIB, explica el ministerio, pero opta por no hacer comentarios a esta desviación, ya que, en cualquier caso, Madrid volverá a ser el ayuntamiento con mayor superávit. De este modo, “cumplirá con lo establecido en los artículos 3.2 y 18.1 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera”.

Crece la inversión

Si se cumplen las previsiones elaboradas por el ministerio y el consistorio, Madrid cerrará el ejercicio con una capacidad de financiación de 735 millones de euros, superior al 0,06% del PIB. No obstante, será un superávit un 39% inferior al del año pasado y un 42% inferior al que se comprometió el ayuntamiento en su PEF.

Esta desviación en el superávit se produce como consecuencia del fuerte crecimiento de las inversiones financieramente sostenibles (IFS) que está ejecutando el consistorio este año. Este tipo de inversiones no computan dentro de la regla de gasto y se pueden acometer empleando el superávit del ejercicio anterior. Montoro modificó la normativa de las IFS para ampliar los tipos de inversiones que se pueden incluir para ayudar a que las entidades locales pudieran utilizar su superávit.

Este cambio normativo está permitiendo a muchos ayuntamientos elevar sus inversiones este ejercicio. Fuentes del Ministerio de Hacienda confirman que en el primer semestre del año se ha visto una tendencia positiva, aunque todavía es pronto para anticipar cómo va a cerrar el año.

[La guerra entre Carmena y Florentino por el cierre de túneles deja atascos kilométricos]

El Ayuntamiento de Madrid ha batido ya su propio récord de ejecución de inversiones financieramente sostenibles al cierre de octubre. Y todavía queda la ‘traca final’ del cierre del ejercicio, semanas en las que se concentra el fin de las autorizaciones para evitar que computen en el siguiente ejercicio.

Fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda del ayuntamiento explican que en octubre ya se habían ejecutado inversiones por valor de 178 millones de euros, superando en un 19% todas las operaciones de 2017. Pero esta cuantía es solo un 28% del total de 629 millones que el consistorio quiere destinar a inversiones financieramente sostenibles. Esto significaría multiplicar por cuatro toda la ejecución de 2017 y provocaría la reducción del superávit previsto para este ejercicio.

Esta desviación en el superávit se produce como consecuencia del fuerte crecimiento de las inversiones financieramente sostenibles

El ayuntamiento ha optado por cambiar el gasto por las inversiones financieramente sostenibles, una categoría concreta de inversiones que no computan como gasto y a las que los ayuntamientos pueden destinar su superávit del ejercicio anterior. “La cifra de superávit del PEF no es vinculante, sino una mera previsión”, explican fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda, “lo que sí es vinculante es el artículo 135 de la Constitución y la Ley Orgánica de Estabilidad, en ambas normas se nos obliga a presentar equilibrio presupuestario, lo cual cumpliremos con creces”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios