Una décima menos que España

BBVA sube al 2,5% su previsión de PIB para Cataluña por la moderación política

La entidad eleva en cuatro décimas su estimación del inicio del año. La subida de las pensiones y del salario de los funcionarios aprobada en los Presupuestos estimulará la demanda

Foto: Turistas caminan frente a la Sagrada Familia de Barcelona (Reuters)
Turistas caminan frente a la Sagrada Familia de Barcelona (Reuters)

La desaceleración de la economía catalana será mucho más suave de lo previsto gracias a la relajación de las tensiones independentistas de los últimos meses. El primero en reconocer este nuevo escenario fue Moody's, que mejoró la perspectiva del 'rating' de la comunidad de negativo a estable gracias al limitado impacto del referéndum del 1.O. Ahora es BBVA Research quien sigue sus pasos con una importante revisión de sus previsiones de crecimiento hasta el 2,5% este año, cuatro décimas más de lo que estimaba al inicio del año.

Esto significa que Cataluña terminará el año con unos niveles de crecimiento similares a los del resto de España (una décima por debajo) gracias a la moderación de la incertidumbre política, así como al impacto positivo de las políticas monetaria y fiscal. BBVA Research explica que "los últimos datos disponibles apuntan a que el PIB catalán ha seguido aumentando a tasas relativamente sólidas". Las exportaciones "han seguido sosteniendo la actividad y se espera que sigan aportando al crecimiento", señala la entidad, al tiempo que "la demanda interna se beneficiará de la reducción de la incertidumbre".

Este giro en la política catalana habría permitido "una reversión parcial de las tendencias negativas observadas a finales de 2017 y principios de 2018", advierte BBVA. Además, la política fiscal de los últimos meses habría sido más expansiva de lo esperado, lo que se evidencia en el buen ritmo del gasto y de la ocupación del sector público en la comunidad. En gran medida, esta mejora se desprende de los Presupuestos Generales del Estado, que incluyeron el incremento de las pensiones y de los salarios de los trabajadores públicos y que supone la inyección de 11.000 millones de euros para estos dos años. De este modo, la renta disponible de los hogares de la región se incrementará en 0,5 puntos porcentuales y permitirá que la demanda interna mantenga su dinamismo.

[Cataluña vuelve a recuperar el pulso económico]

Aún así, esto no significa que el repunte de la incertidumbre a partir de septiembre de 2017 no haya tenido ningún impacto. BBVA estima que el coste para Cataluña de este proceso habría sido de cuatro décimas del PIB. Esto es, la comunidad habría mantenido su ritmo de crecimiento superior al del conjunto de España sin los episodios acontecidos en el último año. El impacto se ha centrado en dos indicadores: la inversión y la contratación, esto es, dos de las variables más volátiles ante la incertidumbre política.

La reducción de la incertidumbre política habría facilitado la recuperación de la actividad, pero aún se mantiene elevada

BBVA estima que la inversión en maquinaria y bienes de equipo, esto es, en aumentar la capacidad productiva de Cataluña, ha sido dos puntos porcentuales inferior a la que hubiera ocurrido sin este escenario de inseguridad. En cuanto al mercado laboral, la región habría perdido entre 27.000 y 31.000 empleos, medidos en términos de afiliados a la Seguridad Social. Para realizar estos cálculos, la entidad ha elaborado una 'región sintética' empleando datos de otras comunidades con una estructura productiva similar, de modo que permite analizar el contrafactual que hubiese existido sin el proceso independentista y los atentados de Barcelona y Cambrils.

[Los CDR se revuelven contra Torra: “Si no sabe hacer país, lo haremos nosotros”]

De cara a 2019, BBVA Research estima que el PIB de la región crecerá un 2,3%, esto es, tres décimas más de lo que estimaba hace medio año. Esta subida deja la previsión para el próximo año también muy cerca de la del conjunto de España, que sitúa en el 2,4%. Eso sí, la entidad alerta de que el principal riesgo para la economía catalana es la incertidumbre política, ya sea por un resurgimiento de las tensiones independentistas, como por el Brexit o el presupuesto de Italia.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios