CAtaluña no acudió a la reunión

Las CCAA del PP rechazan la oferta de déficit de Sánchez y plantean vetarla en el Senado

El Consejo de Política Fiscal y Financiera aprueba el reparto del margen presupuestario con el apoyo del Gobierno (que tiene el 50% de los votos) y la negativa de las regiones del PP y Canarias

Foto: Las ministras Montero y Batet presiden un Consejo de Política Fiscal y Financiera (Efe)
Las ministras Montero y Batet presiden un Consejo de Política Fiscal y Financiera (Efe)

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado este miércoles la senda de estabilidad que adapta los objetivos de déficit al nuevo margen presupuestario concedido por la Comisión Europea. En una reunión telemática (la primera vez que se realiza de esta forma), el Gobierno ha conseguido sacar adelante su propuesta que era la misma que presentó el pasado mes de julio. Entonces, fracasó durante su tramitación en el Congreso, por lo que ha tenido que volver a iniciar todo el ciclo con este primer paso, que es la aprobación en el CPFF.

Como ya ocurrió en junio, las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular han votado en contra de esta senda de déficit que otorga a las regiones dos décimas más de margen presupuestario para 2019, esto es, unos 2.500 millones de euros. Este rechazo es solo un anticipo a lo que votarán los 'populares' en el Congreso y en el Senado. En el caso de la Cámara Alta, el PP tiene mayoría absoluta, por lo que pueden bloquear la nueva senda de estabilidad.

El Ministerio de Hacienda ha sacado adelante la propuesta con sus votos (el 50% le corresponde al Gobierno) y el respaldo de otras 8 comunidades: las siete dirigidas por el PSOE y Cantabria, donde gobierna el Partido Regionalista Cántabro (PRC) con el apoyo de los socialistas. Por el contrario, las cinco regiones del Partido Popular han votado en contra de esta senda de estabilidad y también lo ha hecho Canarias, gobernada por Coalición Canaria, explican fuentes presentes en la reunión.

[La mitad de las autonomías no podrán gastar el déficit extra que ofrece el Gobierno]

La mayor parte de las comunidades del PP no podrán beneficiarse de esta nueva senda de estabilidad que ofrece Sánchez. La regla de gasto impide que puedan presupuestar este déficit extra, ya que para ello tendrían que acelerar su gasto por encima de lo que permite la Ley. Esto provoca que las regiones que disfrutarán de esta nueva senda, si finalmente es aprobada, son las gobernadas por el PSOE. En este sentido se ha pronunciado también Rosa Dávila, consejera de Hacienda de Canarias, para quien "elevar el objetivo de déficit solo permitirá a las incumplidoras seguir endeudándose para financiar los servicios públicos, y a los que tenernos recursos propios nos limita su utilización mediante la regla de gasto.

La mayor parte de las comunidades del PP no podrán beneficiarse de esta nueva senda de estabilidad que ofrece Sánchez

Además del revés de los 'populares' a la senda de estabilidad, el Gobierno se ha encontrado con la silla vacía del consejero de Hacienda de Cataluña, Pere Aragonès, que ya advirtió a la ministra, María Jesús Montero, que no acudiría a la reunión. La Generalitat quiere que las negociaciones sobre la financiación se realicen en las comisiones bilaterales entre Moncloa y el Govern.

[El Gobierno desafía a Podemos: no tocará la senda de déficit ni la Ley de Estabilidad]

El problema para Pedro Sánchez no es que la Generalitat esté tensando la cuerda con estas acciones, es que necesita el voto favorable de ERC y PDeCAT para sacar adelante los objetivos de estabilidad en el Congreso. Si no lo logra, volverá a sufrir otro gran fracaso en el Parlamento y evidenciará, una vez más, los problemas derivados de su minoría.

Concesiones a la Comunidad Valenciana

En esta ocasión todas las regiones gobernadas por el PSOE votaron a favor de la senda de estabilidad. Por el contrario, en julio la Comunidad Valenciana se abstuvo alegando que no podía perpetuar un sistema de financiación que perjudica a la comunidad. En esta ocasión, la autonomía ha apoyado al Gobierno a cambio de una serie de concesiones que ha anunciado su presidete, Ximo Puig. La suma de las cesiones asciende hasta los 850 millones de euros, una cuantía significativa que ayudará a mejorar la situación financiera de la región.

Una de las más importantes es que el Gobierno asumirá la deuda de del Consorcio de la Marina, que asciende a 350 millones de euros, algo que "va a dar viabilidad a un proyecto fundamental para la ciudad de Valencia", ha explicado Puig. Además, el Gobierno ha prometido a la comunidad un cambio del IVA que tendrá un impacto de 250 millones de euros y la refinanciación de 1.000 millones de euros de vencimientos de la Comunidad Valenciana.

[Facua denuncia que el 68% de los cines no ha repercutido la bajada del IVA a sus precios]

"No es la solución definitiva, pero es una solución transitoria que permite que podamos afrontar la negociación del cambio de modelo sin que los más débiles sean los rehenes por la falta de recursos", ha asegurado Puig.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios