Aprovechan la rebaja para mejorar márgenes

Los cines hacen el agosto con la bajada del IVA: suben sus precios un 9%

La industria del cine luchó durante años por recuperar el IVA reducido, pero lejos de bajar los precios de las entradas, lo ha utilizado para engordar los márgenes de beneficio

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

En el año 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy decidió subir el IVA de muchos bienes y servicios, entre ellos, el cine. Desde ese momento, la industria comenzó una campaña contra el Ejecutivo porque su política afectaba a la cultura y al desarrollo del sector en España. En julio consiguieron recuperar el IVA reducido con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, pero no han sido los usuarios quienes se han beneficiado.

Lejos de repercutir la rebaja del impuesto, la mayor parte de las salas de cine han decidido mantener los precios y así utilizar la rebaja del IVA para engrosar sus márgenes de beneficio. El anterior Gobierno ya advirtió de que vigilaría de cerca que efectivamente la rebaja del IVA se trasladaba al precio de las entradas, pero está por ver qué hará ahora el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Los datos del INE son incontestables. El precio de las entradas al cine, teatros y conciertos (por ponderación, el cine domina este grupo) se disparó en julio un 8,8% a impuestos constantes. En otras palabras, si se excluye el efecto del IVA, que bajó del 21% al 10%, los precios experimentaron una fuerte subida en el mes en el que se aprobó la rebaja del impuesto.

Nunca antes se había visto una subida tan fuerte del precio de las entradas del cine en toda la serie histórica del INE. Es normal que sea así, ya que los usuarios no se han visto afectados, porque la bajada del IVA compensó esta subida de los precios, de modo que las empresas no han sufrido el rechazo de los consumidores. Básicamente, lo que han hecho las salas de cine es quedarse con la rebaja de impuestos, de modo que sus márgenes de beneficio se han visto incrementados.

Básicamente, lo que han hecho las salas de cine es quedarse con la rebaja de impuestos

En el último año el precio de las entradas de cine antes de impuestos se ha incrementado en un 9,7% según los datos del INE. Sin embargo, para los consumidores, la subida no ha sido tal. Si se toma el precio final, incluyendo los impuestos, en julio bajaron las entradas un 0,7%. Un descenso prácticamente inapreciable para el consumidor y que es el resultado de las salas de cine que efectivamente repercutieron la bajada del IVA.

[¿Qué cines bajarán el precio de las entradas?]

En definitiva, lo que han hecho la mayor parte de las salas de cine es mantener sus precios sin cambios y quedarse ellos con algo más de la mitad de la recaudación del IVA. Se trata, en última instancia, de una ‘transferencia encubierta’ de la Hacienda Pública a los cines de más de 50 millones de euros anuales. Una subvención muy jugosa para el sector.

Cuando el Gobierno subió el IVA en el año 2012, las salas de cine no asumieron el impacto, que en esta ocasión era negativo para ellas. En ese caso sí que repercutieron el cambio impositivo a los consumidores, de modo que subieron las entradas de los espectáculos culturales.

Lo que sí hizo la industria del cine es congelar sus precios después de repercutir la subida del IVA y durante años los mantuvieron sin cambios. Es cierto que entre 2012 y 2017 el IPC ha subido, lo que supuso una pérdida para las salas. Sin embargo, la inflación fue limitada y durante muchos meses los precios estuvieron cayendo. En resumen, durante esos años las salas mantuvieron sus márgenes prácticamente sin cambios (respecto al IPC real). Ha sido ahora cuando han trasladado a sus márgenes casi todo el beneficio generado por la rebaja de impuestos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios