Acepta el reto de su socio de Gobierno

El Gobierno desafía a Podemos: no tocará la senda de déficit ni la Ley de Estabilidad

Eran las dos exigencias de Unidos Podemos para apoyar el techo de gasto y los Presupuestos de 2019, pero Hacienda ya les ha comunicado que no tocará ninguna de ellas

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El Gobierno y Unidos Podemos prolongan en el nuevo curso político su enfrentamiento para la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019. El ciclo presupuestario, que se inicia con la votación de los objetivos de estabilidad, ha supuesto el primer gran revés para el Gobierno en el Congreso. En julio fracasó el primer intento en aprobar la nueva senda y esta semana pondrá en marcha el segundo intento. Unidos Podemos, que se abstuvo en la primera votación, planteó sus exigencias la semana pasada y este lunes ha recibido la respuesta del Ministerio de Hacienda. El Gobierno rechaza las dos principales exigencias de su socio de Gobierno, lo que complica seriamente las conversaciones.

Hacienda asegura que no está dispuesta a tocar la senda de déficit renegociada con la Comisión Europea hace dos meses y tampoco quiere derogar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Estas dos exigencias eran las prioridades de Podemos para desbloquear las conversaciones, por lo que supone prolongar el enfrentamiento que comenzó en julio. Podemos es consciente de que estas dos demandas son casi inasumibles para el Gobierno, por lo que pusieron al presidente, Pedro Sánchez, entre la espada y la pared.

La primera de ellas, la senda del déficit, es inasumible para el Gobierno, ya que Bruselas concedió cinco décimas más de margen a Sánchez cuando ganó la moción de censura. Fue un gesto con el nuevo presidente, pero con la condición de que cumpliera sus compromisos, por lo que Sánchez ahora no puede fallar.

[Podemos da un mes a Sánchez para que ceda en el déficit o se lanzará a confrontar]

En la segunda, la Ley de Estabilidad, esta normativa surgió de una directiva europea, por lo que derogarla obligaría a aprobar otra nueva ley que incluyese todas las exigencias presupuestarias de Bruselas. Esto abriría la puerta a una negociación muy larga sobre la nueva normativa de estabilidad que sería incompatible con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado a lo largo del mes de septiembre.

La respuesta del Gobierno a Podemos ha sido sincera: estas dos medidas no se pueden abordar; al menos, de momento

La respuesta del Gobierno a Podemos ha sido sincera: estas dos medidas no se pueden abordar. Al menos, no ahora. Una respuesta que le sirve a Podemos para mantener su pulso al Ejecutivo y acusar a Sánchez de falta de sensibilidad social. Podemos está dispuesto a retrasar su apoyo a los Presupuestos hasta 2019 si así consigue mejorar sus resultados electorales, un escenario que complicaría el futuro del Gobierno de Sánchez, ya que no tendría los PGE a tiempo para el inicio del año y tendría que prorrogar las 'cuentas austericidas' de Mariano Rajoy.

Como el PP

La oposición que ha iniciado Unidos Podemos va encaminada a mostrar al PSOE como un partido 'pro-austeridad' que era en la última etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. En ese sentido se pronunció el lunes Txema Guijarro, secretario general del Grupo de Unidos Podemos en el Congreso. En su opinión, es necesario que los socialistas "rompan de una manera clara con las políticas de austeridad que se han puesto en marcha en los últimos años", sin embargo, lamentó que "no estamos en disposición de decir que el Gobierno se muestra sintonizado con estas premisas para acabar con la austeridad".

"Esperábamos algún movimiento, pero no hay nada nuevo", lamentó Guijarro. Esto deja las relaciones entre el PSOE y Unidos Podemos en el mismo punto que estaban hace un mes, cuando la formación liderada por Pablo Iglesias se abstuvo en la votación de los objetivos de estabilidad y condenó al Gobierno a sufrir su primer gran fracaso a la hora de sacar adelante una medida.

No estamos en disposición de decir que el Gobierno se muestra sintonizado con estas premisas para acabar con la austeridad

Los responsables del Ministerio de Hacienda se reunirán con los representantes de Unidos Podemos durante las próximas semanas para retomar las conversaciones después del verano. El Gobierno tiene tiempo para dialogar, pero no demasiado. Este miércoles volverá a presentar la senda de estabilidad al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), paso que inicia la tramitación de los objetivos de déficit y deuda. El viernes los aprobará en el Consejo de Ministros y posteriormente los remitirá al Congreso para una nueva votación. Los socialistas no modificarán ni una décima la senda presentada en julio, pero lo que está en juego es el "perímetro de la negociación presupuestaria" y no estos objetivos que, en principio, las dos partes aceptan.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios