El ritmo de caídia del desempleo se reduce al 6,6%

El paro se redujo en 86.683 personas en abril pero el ajuste es el más lento desde 2015

El mercado laboral sigue mostrando señales de ralentización en los últimos meses: la afiliación crece a ritmos del 3,1% interanual, el ritmo más bajo desde el año 2016

Foto: Oficina de empleo en Madrid. (Reuters)
Oficina de empleo en Madrid. (Reuters)

El número de parados registrados en las Oficinas de Empleo se redujo en abril en 86.683 personas. Un descenso propio de esta época del año que, sin embargo, no oculta la desaceleración que vive el mercado laboral en el inicio del año. El número de parados cayó hasta 3.335.868 personas, el dato más bajo desde el año 2009, sin embargo, el ritmo interanual de caída del desempleo se frenó hasta el 6,6%. Esto significa que el ritmo de ajuste del paro fue el más bajo desde febrero de 2015.

El dato de este año está influido por el cambio de la Semana Santa, que en 2017 cayó en abril y este año fue en marzo, lo que afecta decisivamente al empleo. En cualquier caso, los datos del mes de abril confirman la tendencia de los últimos meses en los que se aprecia una ralentización en la caída del desempleo y en la creación de puestos de trabajo. El número de afiliados creció en abril en 176.373 personas, con lo que el número de cotizantes a la Seguridad Social alcanza ya los 18,7 millones, dato que no se alcanzaba desde noviembre del año 2008, dos meses después de la quiebra de Lehman Brothers.

En el último año se han incorporado 556.239 nuevos cotizantes a la Seguridad Social, lo que significa que es el ritmo más bajo desde diciembre del año 2016. De esta forma, el ritmo de creación de empleo se sitúa en el 3,1%, lejos ya del 3,8% que había hace un año. Estas cifras, unidas a los datos de la Encuesta de Población Activa y al PIB adelantado confirman una cierta desaceleración de la economía española en el inicio del ejercicio en línea con las estimaciones de los analistas. "​Se han recuperado ya 2.527.714 afiliados, el 75,6% de lo perdido durante la crisis", recuerda Tomás Burgos, secretario de Estado de Seguridad Social.

Como ocurre cada mes de abril, el empleo se centró en el sector de la hostelería, que aportó 73.314 nuevos cotizantes, casi la mitad de los nuevos trabajadores. La construcción volvió a tener un papel destacado, como viene ocurriendo en los últimos trimestres; en abril se incrementó la afiliación en 12.933 personas. El empleo también creció de forma intensa en el sector del automóvil: el número de trabajadores dedicados al comercio y reparación de vehículos se incrementó en 10.941 personas. La creación de empleo fue generalizada en todos los sectores salvo dos: la Administración Pública destruyó 1.043 puestos de trabajo y la banca perdió 488 afiliados a lo largo del mes.

[Vuelve la inmigración: la población de extranjeros en España crece tras la crisis]

El ritmo de creación de empleo fue especialmente intenso en las comunidades más turísticas. Andalucía lideró la contratación, con 49.780 nuevos afiliados en abril, seguida de Baleares, con 43.133 nuevos cotizantes y Cataluña, con 30.760 afiliados más. La única región que destruyó empleo fue Aragón y por la mínima: 605 cotizantes menos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios