Ha formado inspectores en el campo de la discriminación

Empleo lanza una campaña de inspección contra la brecha salarial en las empresas

El Consejo de Ministros aprobará hoy el nuevo Plan Estratégico de Inspección de Trabajo y Seguridad Social que incluye también un mayor control sobre los falsos autónomos

Foto: La ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el Congreso (Efe)
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el Congreso (Efe)

El Ministerio de Empleo está dispuesto a redoblar los esfuerzos para luchar contra la discriminación de la mujer en el mercado laboral. Después de presentar ante los agentes sociales un plan para combatir la brecha salarial legal (la que se desprende de complementos salariales que benefician a los hombres), ahora va a lanzar una campaña de lucha contra la discriminación irregular. Así figura en el Plan Estratégico de Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2018-2020 que aprobará hoy el Consejo de Ministros y que contempla una campaña de inspecciones específicas a las empresas contra la brecha salarial.

El Ministerio de Empleo ha formado a inspectores y subinspectores en este ámbito concreto y serán quienes lideren estas campañas específicas contra la discriminación. De esta forma, el Ministerio pretende elevar la presión sobre las empresas que incumplan la ley y también estimular que las propias compañías tengan cada vez mayor conciencia de la importancia de velar por la igualdad en el trabajo. El objetivo es reducir la brecha salarial que todavía existe en España y que, en gran medida, se hace vulnerando la ley. Este Plan debería ser complementario a la nueva normativa contra la discriminación que está negociando el Ministerio con los agentes sociales en el marco de la Mesa de Calidad en el Empleo.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social lanzará campañas específicas de control en las empresas que irán exclusivamente destinadas a velar por la igualdad salarial en las empresas. Los inspectores controlarán las nóminas de las empresas para asegurar que pagan el mismo sueldo por el mismo trabajo a mujeres y hombres. También lanzará inspecciones sobre la negociación colectiva entre los trabajadores y las empresas para evitar que se incluyan cláusulas discriminatorias. Actualmente, una buena parte de la brecha salarial se debe a este tipo de cláusulas que benefician a los hombres, ya sea por antigüedad, por jornada laboral, por cargo, etc. Por ese motivo, el Ministerio considera fundamental controlar todas estas cláusulas que contribuyen a la discriminación de las mujeres.

[Los autónomos estallan contra Amazon: "Es esclavismo"]

Por último, la Inspección de Trabajo se centrará específicamente en la gran empresa a través del control de los planes de igualdad. Este tipo de planes de son obligatorios en empresas con una plantilla superior a las 250 personas y también lo es para aquellas en las que figure en su convenio colectivo y para aquellas en las que la autoridad laboral lo haya acordado. Esto significa que todas las grandes empresas están obligadas a contar con un plan de igualdad y, además, a ejecutarlo. Los planes de igualdad recogen todos los aspectos de lucha contra el machismo en las compañías, desde la equiparación salarial entre hombres y mujeres, hasta el control de un lenguaje y comunicación internos no sexista y la prevención del acoso sexual.

La Inspección de Trabajo controlará la negociación colectiva para que no se incluyan cláusulas que discriminen a las mujeres

La lucha contra la discriminación en el mercado de trabajo es uno de los pilares fundamentales del nuevo Plan Estratégico de la Inspección. Otra de las principales novedades es la puesta en marcha de unidades de inspección que estarán especializadas en la prevención de riesgos laborales. El repunte del empleo ha venido asociado a un incremento de los problemas de salud en el trabajo, por lo que el Gobierno pretende controlar que las empresas cumplen la legislación vigente.

[Los salarios ganan poder adquisitivo con inflación por primera vez en una década]

La Inspección de Trabajo también impulsará la lucha contra los falsos autónomos que han proliferado en los últimos años como consecuencia de la irrupción de nuevas empresas que sustituyen mano de obra asalariada por autónomos. Compañías como Deliveroo ya tienen actas de inspección levantadas como consecuencia de su política de recursos humanos y ahora tendrán que ser los tribunales quienes determinen si este tipo de contratación es legal. Para la Inspección, resulta evidente que "la relación civil que [la empresa] pretende crear esconde una relación laboral", concluyó la Inspección en Valencia.

Además, el Ministerio de Empleo mantendrá sus planes de control tradicionales contra la contratación temporal injustificada, el empleo a tiempo parcial y la supervisión del número de horas trabajadas por los asalariados para evitar las horas extra sin remunerar.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios