Presupuestos Generales del Estado: Presupuestos Generales: el gasto público cae al 40,5% del PIB, el más bajo desde 2007
Presentación del libro amarillo

Presupuestos Generales: el gasto público cae al 40,5% del PIB, el más bajo desde 2007

La subida de las pensiones más bajas permitirá que el gasto contributivo supere el 10% del PIB. La deuda del Estado superará el billón de euros, el nivel más alto de la historia

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la presentación de los PGE en el Congreso (Reuters)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la presentación de los PGE en el Congreso (Reuters)

El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 que empezará su tramitación parlamentaria en las próximas semanas. Este es un Presupuesto claramente expansivo por la reducción de impuestos que contempla, lo que obliga a que la reducción del déficit público se limite a su componente cíclico. De este modo, el Gobierno reitera su política expansiva antes de un año electoral. Estas son las principales medidas incluidas:

  • El gasto público crecerá, pero lo hará menos que el PIB nominal, lo que significa que su porcentaje en el total de la economía nacional se sigue reduciendo. En concreto, el gasto sin ayuda financiera presupuestado se incrementa un 1,6%, lo que supondrá el 40,5% del PIB, el dato más bajo desde el año 2007. En 2017 el gasto alcanzó el 41% del PIB.
  • La mejora de la situación económica provocará que en 2018 la recaudación tributaria del Estado crezca de nuevo por encima del PIB nominal. En concreto, los ingresos crecerán un 6%, mientras que el PIB con inflación avanzará un 4,3%.

  • Los Presupuestos incluyen un incremento de 217 millones de la partida destinada al fomento del empleo, hasta los 5.716 millones de euros. La mayor parte, 3.327 millones, se destinarán a políticas activas, entre las que se incluyen bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social de 1.936 millones de euros para la contratación de desempleados y 2.284 millones para la formación de trabajadores.
  • La rebaja en el IRPF para las rentas bajas tendrá un coste de 2.200 millones de euros en concepto de recaudación perdida. En concreto, el incremento de la excención en el impuesto para las rentas inferiores a 14.000 euros anuales y la reducción para las rentas de menos de 18.000 euros anuales tendrá un coste de 1.545 millones de euros. Estas dos medidas afectarán a 3,5 millones de contribuyentes que lograrán un ahorro medio de 440 euros. Además, se incorpora el 'cheque guardería' para niños de 0 a 3 años con una deducción en el IRPF de hasta 1.000 euros anuales y el 'cheque familiar' que tiene dos partes. La primera, para las familias con un cónyuge a cargo, que permite una deducción de 1.200 euros al año. La segunda, para familias numerosas, que tendrán una ayuda de 600 euros por cada hijo a partir del cuarto. En total los dos cheques tendrán un coste de 663 millones de euros.
  • Este Presupuesto incluye una subida de las pensiones más bajas y las no contributivas que permitirá elevar el gasto con respecto al PIB. En concreto, según las estimaciones del Ejecutivo, el gasto en pensiones contributivas subirá un 3,5% respecto al ejercicio anterior, ahsta alcanzar los 127.110 millones de euros. Esto significa que volverá a situarse en el 10% del PIB, después de que el año pasado cayese por debajo de esa cota. En esa subida se incluye una subida de las pensiones mínimas del 3%; de las menores de 9.800 millones de euros, del 1,5% y un 1% de aquellas que no superen los 12.040 euros. También suben las pensiones de viudedad, ya que el cálculo pasa del 52% al 54% de la base reguladora. En total, esta mejora de las pensiones tendrá un coste de 1.000 millones de euros.

  • Las transferencias del Estado a la Seguridad Social para financiar la subida de las pensiones más bajas con complementos a mínimos. En total, las trasferencias corrientes se incrementan un 3,6% respecto al Presupuesto de 2017, hasta alcanzar los 13.540 millones de euros. Estas transferencias financiarán una buena parte de la subida de las pensiones, ya que pagarán complementos a mínimos. En total, soportarán algo más de 600 millones de euros, los 400 millones restantes correrán a cargo de los ingresos por cotizaciones sociales.
  • El gasto en pensiones no contributivas, esto es, financiado por los Presupuestos Generales del Estado, cuentan con un crédito de 2.380 millones de euros, lo que supone un incremento del 3%.
  • El Ministerio de Hacienda también realizará un esfuerzo importante para subir la partida destinada a las clases pasivas, con un incremento del 5,7%, hasta los 14.800 millones de euros.

[Interior aumenta su presupuesto un 6,5% en plena equiparación de policías y guardias]

  • La caída del número de parados permitirá un ahorro en el gasto en prestaciones por desempleo de algo más de 1.000 millones de euros, que se compensan con un crecimiento de 500 millones del gasto en el bono juvenil de 500 millones de euros. Las transferencias del Estado al Sepe y al Fogasa se hunden un 93% con una caída de casi 2.000 millones de euros.
  • El Ministerio de Hacienda dotará de 1.401 millones de euros el gasto destinado a la Dependencia, un incremento del 3,4% respecto al año anterior.
  • La deuda del Estado superará por primera vez el billón de euros. En concreto, 1,008 billones, de los que casi el 90% será bonos y obligaciones del Estado. El Gobierno prevé que la deuda pública respecto del PIB acabe en el ejercicio en el 97%, ligeramente por debajo del 98,3% del año 2017.
  • La caída de los tipos de interés permitirá seguir rebajando el gasto en los intereses de la deuda, que caerán hasta los 31.500 millones de euros, un 1.9% menos que en 2017.

[El dinero para Cultura crece 35 millones de euros en los Presupuestos]

  • El gasto de personal del Estado se incrementa un 1,9% respecto al Presupuesto del año anterior, un incremento que responde principalmente al esfuerzo para la equipracación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a las de los cuerpos autonómicos y el incremento del sueldo de los funcionarios pactado con los agentes sociales.

  • La Casa Real consigue una mejora de su asignación presupuestaria del 0,9% (70.000 euros), lo que supone un incremento inferior al IPC. De este modo, contará con un presupuesto de poco más de 8 millones de euros.
  • Las inversiones reales del Estado alcanzan los 6.139 millones de euros, un 15,4% más, pero lo hacen por el presupuesto destinado a armamento. En concreto, el Gobierno efecturará el pago de 2.164 millones de euros para dos contratos de armamento que no tienen impacto en el déficit público porque se devengaron en años anteriores, pero que sí afectan en caja. El Ministerio de Fomento contará con 1.902 millones de euros para inversiones directas, lo que significa un 7,3% más. La inversión en infraestructuras del conjuto de las administraciones públicas se incrementará en un 16,5% hasta los 5.676 millones de euros.
  • El Ministerio de Hacienda congela el presupuesto de RTVE: el Gobierno ha dotado a la corporación pública, un año más, con 343 millones de euros, la misma cantidad que recibió en 2017.
  • El Ministerio de Hacienda ha includo también en el Proyecto de Presupuestos una disposición que abre la puerta a negociar una restructuración de la deuda de las comunidades autónomas en el marco de la reforma de la financiación autonómica.
Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios