Presupuestos Generales del Estado: En qué gasta el Estado tus impuestos: cada vez más en pensiones y menos en obras
los presupuestos explicados de forma sencilla

En qué gasta el Estado tus impuestos: cada vez más en pensiones y menos en obras

Explicamos las claves del proyecto de Presupuestos Generales de Estado tras transformar los 370.000 millones de euros previstos para 2018 a una base económica más real de 100 euros

Foto: El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018. (Efe)
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018. (Efe)

La digestión de unos Presupuestos Generales del Estado puede ser más complicada que una sobremesa tras comer un cocido madrileño y un cachopo asturiano sin recurrir al omeprazol, el medicamento más consumido en España que se usa para aliviar problemas del estómago. Para reducir el atracón numérico protagonizado por el ministro Cristóbal Montoro, estos son los aspectos más destacados de la evolución de las políticas presupuestarias desde 2007, último año antes de la crisis económica, adaptándolos a una base económica más real. Así se explica el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2018 si en vez de referirnos a 370.000 millones de euros habláramos de un presupuesto de 100 euros.

  • El Estado destina cada vez más dinero para el pago de pensiones, la política presupuestaria más importante desde siempre. Si en 2007 se destinaban 31 de cada 100 euros para sufragar el retiro de los ciudadanos, la previsión para este año se acerca a los 40 euros. El envejecimiento paulatino de la población y la jubilación de la generación del 'baby boom' explica principalmente este incremento del peso de las pensiones en los Presupuestos Generales del Estado.
  • Las transferencias de dinero del Estado a comunidades autónomas y ayuntamientos representan la segunda política presupuestaria más importante. Eso sí, su importancia ha sufrido un importante retroceso en los años de la crisis, al pasar de los 21 de cada 100 euros a algo más de 13.
  • El pago de deuda pública cierra el pódium, tras consolidar su tercera posición a lo largo de la crisis económica. Estas tres partidas presupuestarias han pasado de representar el 58% del presupuesto en 2007 a superar el 61%, principalmente por el incremento del peso de las pensiones.

  • A partir de la cuarta posición es donde se observan los primeros cambios en la distribución del gasto previsto por parte del Estado durante los últimos once años. En 2007, el dinero para sufragar el paro era la cuarta política presupuestaria más importante, si bien ahora ha caído hasta el sexto lugar superada por los servicios de carácter general (coordinación de los entes territoriales, transferencias al FMI o al Banco Mundial, gasto destinado para imprevistos...) y la Seguridad Social. Entre medias, concretamente entre 2009 y 2011, la previsión presupuestaria para el paro alcanzó la tercera posición superando a la deuda pública, fruto de la destrucción masiva de empleo como consecuencia de la crisis económica. La mejora del empleo y el fin de las prestaciones sociales han hecho disminuir el peso de esta política.
  • La partida presupuestaria que peor ha salido de la crisis es la destinada ha infraestructuras. Si en el año anterior al estallido de la burbuja inmobiliaria se destinaron 5 de cada 100 euros para obras, para este año está previsto un gasto de 1,5 euros. Es decir, el gasto previsto para infraestructuras ha pasado de ser la quinta política más importante en el año 2007 a la decimocuarta (de un total de 26).
  • Pese a destinarse proporcionalmente menos dinero para seguridad ciudadana y defensa (2,30 euros por los 2,79 y 2,64 euros de hace once años), ambas políticas se han colado en el 'top 10' de las políticas presupuestarias más importantes del Estado.
  • I+D+i (1,91 euros de cada 100), sanidad (1,15) y educación (0,70) también han visto reducida su importancia en los presupuestos estatales durante la última década. Eso sí, hay que tener en cuenta que las competencias de las dos últimas políticas están transferidas a las comunidades autónomas, por lo que son los gobiernos regionales los que asumen el gasto principal en sanidad y educación.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios