Shock económico por el desafío independentista

La AIReF alerta de que el coste del desafío catalán puede superar los 12.000 millones

La Autoridad Fiscal advierte que en este escenario de incertidumbre no se puede descartar que Cataluña entre en recesión. Podría restar más de 1,2 puntos al crecimiento en 2018

Foto: El vicepresident económico de la Generalitat, Oriol Junqueras (Efe)
El vicepresident económico de la Generalitat, Oriol Junqueras (Efe)

El impacto de la incertidumbre en Cataluña podría ser "muy significativo" sobre el PIB si la tensión social y política se mantiene elevada durante todo el año 2018. Así lo advierte la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El organismo advierte que esta situación de incertidumbre no tiene parangón en la historia reciente, por lo que su impacto sobre la actividad económica es imprevisible, pero no se puede descartar que Cataluña llegue incluso a sufrir una recesión.

La AIReF estima que el impacto sobre el PIB en el conjunto del territorio español oscilará entre el 0,4% del PIB (en línea con la previsión del Gobierno), si la tensión se disipa en el corto plazo, y podría alcanzar el 1,2% si la incertidumbre se prolonga durante todo el ejercicio. Esto significa que el desafío catalán podría superar los 12.000 millones de euros en todo el país, lo que supondría llevarse la mitad del crecimiento de España: en 2017 crecerá en torno a un 3,1% y en 2018 podría frenar hasta el 1,4%.

Pero además del impacto de la incertidumbre política sobre la actividad en el conjunto del territorio, existirá un impacto específico en Cataluña, que sufrirá un shock económico mayor al del resto de España. "No hay una forma de poner un número a esto", explica la AIReF, ya que no existen escenarios previos que sean comparables: "No lo sabemos, es muy difícil, pero puede ser muy grande", incluso llegar a la recesión (dos trimestres consecutivos de contracción económica). La AIReF se apoya en la evolución de los bonos de la Generalitat en los mercados, muy golpeados por los inversores en comparación con el resto de deuda autonómica. Con este ejemplo ilustra que efectivamente hay un efecto idiosincrático del desafío independentista sobre la economía de la región.

No hay una forma de poner un número a esto, no sabemos qué impacto tendrá sobre la economía de Cataluña, pero puede ser muy grande

La desaceleración, o incluso recesión, de Cataluña tendrá, a su vez, un segundo impacto sobre el resto de comunidades autónomas, un efecto desbordamiento (spill-over) que amenaza con agravar más la situación. Según sus estimaciones, cada punto porcentual de descenso en la actividad económica de Cataluña restará dos puntos adicionales al crecimiento en el conjunto de España. En cuanto al mercado laboral, una caída de un 1% en el empleo reducirá un 0,21% a la ocupación en todo el territorio.

En resumen, los efectos económicos de la incertidumbre en Cataluña son imprevisibles y pueden llegar a ser muy graves en el conjunto de España y mucho más en la propia comunidad autónoma. "Necesariamente va a tener impactos económicos y pueden ser muy significativos, pero cómo reflejar ese factor potencialmente distorsionador en las proyecciones económicas no es nada fácil", reconocen fuentes de la AIReF. Lo que está claro es que los riesgos potenciales de esta coyuntura son más significativos a la baja, ya que los escenarios más adversos en la región podrían generar resultados muy negativos.

El Gobierno estima que el PIB crecerá un 2,3% en 2018, una estimación que concuerda con el escenario central que maneja también la AIReF. Eso sí, para que se cumplan estas previsiones (que significaría que el impacto de Cataluña sería de unas cuatro décimas del PIB) sería necesario que la incertidumbre se relajase pronto. Pero en un escenario adverso de incertidumbre (no de independencia total de la región) podría cercenar la mitad del crecimiento, aunque la Autoridad descarta que el país pueda entrar en recesión, dada la economía dinámica y diversificada que tiene.

["Cataluña va a tener un impacto fuerte en la economía"]

La Autoridad encargada de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas considera que el escenario de déficit que ha planteado el Gobierno en su Plan Presupuestario remitido el lunes a la Comisión Europea era factible antes de que la incertidumbre por Cataluña se disparara. En concreto, el Ejecutivo estima que el desfase presupuestario será del 2,3% del PIB, una décima por encima del objetivo fijado por Bruselas. Sin embargo, si el escenario económico resulta ser el más adverso, el déficit podría subir hasta el 2,7%, lo que exigiría un fuerte ajuste para cumplir con las exigencias de la Comisión.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios