XVII ROUND TABLE DE COTIZALIA

"Cataluña va a tener un impacto fuerte en la economía, y va a durar más de lo que se cree"

Los profesionales del mercado participantes en la nueva edición de la 'round table' de Cotizalia se muestran divididos sobre el impacto económico de la situación en Cataluña

Foto: Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

Como no podía ser de otra forma, la intentona independentista en Cataluña ha sido el principal asunto debatido en la XVII edición de la 'round table' que organiza Cotizalia en colaboración con M&G Investments. Una cuestión que genera posturas enfrentadas entre los profesionales del mercado participantes: mientras unos consideran que este conflicto tendrá un fuerte impacto en la economía española y que tardará en resolverse más de lo que se piensa, otros consideran que la solución llegará pronto y que el daño a la actividad será muy limitado.

En el primer bando encontramos a Javier Molina, experto en mercados de El Confidencial: "Yo ciertamente soy negativo sobre el impacto del tema catalán en la economía española y, por supuesto, en la catalana. Lo estamos viendo ya: cancelaciones en las reservas, que están afectando al turismo, la visión internacional que se tiene, la imagen de marca, que al final va a repercutir... Yo creo que sí podemos tener un impacto económico global mucho más alto de lo que se está esperando".

Daniel de Fernando, socio director de MdF Family Partners, añade a este pesimismo que aún estamos lejos de ver la solución del problema: "Es un proceso largo. Yo creo que el final será positivo, como no puede ser de otra manera, pero de aquí hasta entonces vamos a ver muchas incertidumbres y muchos cambios de opinión. Eso va a tener consecuencias en los mercados: va a haber volatilidad. Aunque a largo plazo soy constructivo y me parece bien comprar activos españoles, creo que habrá mejores momentos de entrada que el momento actual".

Solución rápida e impacto limitado

Por el contrario, Marta Díaz Bajo, socia directora de análisis de fondos de ATL Capital, se muestra mucho más optimista: "Yo creo que al final la crisis catalana no va a tener un gran impacto en la economía, no debería tenerlo. Seguramente se llegue a una solución, esperemos que más pronto que tarde", opina. Es más, cree que la inestabilidad actual puede suponer una buena oportunidad de inversión: "Si los inversores extranjeros se van, que es algo que puede pasar perfectamente, igual es una oportunidad para entrar e invertir en España".

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

Coincide con ella José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, tradicionalmente el más positivo de los participantes en el debate. Así, explica que "desde el punto de vista de los mercados, el riesgo de cola de una independencia unilateral no tiene ninguna probabilidad. En los últimos días se ha enrarecido algo el mercado como consecuencia del ruido, pero yo creo que el punto álgido ha quedado atrás. En la medida en que el mercado vuelva a poner en precio que esa probabilidad inexistente de una Cataluña independiente no está ahí, el mercado volverá a la normalidad". Y concluye que "una vez más, los agoreros, discípulos del apocalipsis, que han adelantado el fin del mundo en otras muchas ocasiones, se van a volver a confundir".

El tiempo dirá quién tiene razón, pero lo que parece claro es que la incertidumbre actual va a pesar en el mercado, al menos a corto plazo. "Los inversores internacionales piensan que es muy difícil una ruptura del 'statu quo' legal. Ahora mismo, la situación actual genera bastante incertidumbre, y esa incertidumbre siempre es negativa para los mercados. Lo que podemos ver es un retraso de las inversiones o una reducción de las posibilidades de inversión", resume Ignacio Rodríguez Añino, 'sales director Spain' de M&G Investments.

El crecimiento global ayudará

Iturriaga basa su visión optimista en la fortaleza del crecimiento de nuestra economía a pesar de todos los obstáculos que ha tenido que superar: "España viene creciendo en los últimos tres años por encima del 3% en un entorno que no ha estado para nada exento de incertidumbre: hemos sido el epicentro de la crisis del euro, hemos sido el epicentro de la crisis política con Podemos... Y con todo y con eso, España ha crecido por encima de ese 3%". "En la medida en que la incertidumbre actual no es duradera (por la propia naturaleza del problema se va a resolver pronto, sobre todo en lo que afecta a los mercados), creo que va a tener muy poco impacto tanto en la actividad como en las cuentas de resultados de las empresas", explica.

Este argumento, elevado a escala global, también lleva a De Fernando a moderar su visión negativa: "Por primera vez desde 2008, estamos teniendo crecimiento global sincronizado. El crecimiento ha sido por primera vez superior al del año anterior y con revisiones al alza durante el año".

Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

Fuera de la cuestión catalana, en la 'round table' también se debatió sobre los próximos movimientos de los bancos centrales. A juicio de Rodríguez Añino, "los bancos centrales están utilizando la represión financiera para tratar de bajar el volumen de deuda que se tuvo que utilizar para salvar a los bancos después de la gran recesión. Eso significa que los tipos de interés van a seguir siendo bajos y que la inflación probablemente sea un poco más alta de la que tenemos ahora, y eso es muy negativo para los ahorradores que no quieren riesgo en sus carteras".

En este escenario, Díaz Bajo advierte a los inversores más conservadores de que "los activos más seguros no les van a dar ninguna rentabilidad y, si tienen horizonte temporal, mi recomendación sería que empiecen a invertir en bolsa. A pesar de que no está muy atractiva, si realmente va a haber inflación —que parece que sí, aunque sea moderada—, acabarán perdiendo poder adquisitivo".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios