Subirá la calificación si la crisis se relaja

S&P mantiene el rating de España pero alerta de que Cataluña ya afecta al crecimiento

La agencia de 'rating' advierte que la tensión política empieza a afectar a las decisiones de inversión. Afirma la 'nota' de España en BBB+ y considera que la puede subir en 18 meses

Foto: Edificio de S&P en Nueva York. (Reuters)
Edificio de S&P en Nueva York. (Reuters)

'La agencia de califiación S&P ha mantenido esta noche sin cambios el 'rating' del Reino de España y también su perspectiva positiva, ante la expectativa de que el crecimiento y el ajuste fiscal permita realizar futuras mejoras en su 'nota' en los próximos meses. La agencia reconoce el buen ritmo de la economía española, que estima que crecerá un 3% este año, pero advierte de los riesgos para el PIB que supone el aumento de la tensión en Cataluña.

El desafío independentista empieza a afectar a las decisiones de consumo e inversión de las familias y las empresas, lo que podría cortar el elevado optimismo que actualmente impera en el país. "Las tensiones entre el Gobierno central y Cataluña, si no se controlan, empezarán a pesar en la confianza empresarial y la inversión, y podría debilitar las perspectivas de crecimiento", advierte.

S&P ha decidido mantener también la perspectiva positiva para la calificación del Reino de España gracias a los buenos fundamentos de la economía. Además del ciclo expansivo, la agencia considera que el Gobierno cumplirá este año con el objetivo de déficit, fijado en el 3,1% del PIB, lo que da más credibilidad a la senda de ajuste fiscal pactada con Bruselas. Con estos mimbres, el Gobierno daba por hecho, hace tres meses, que hoy tocaría revisión al alza del 'rating', pero con la tensión catalana en los niveles actuales, la agencia ha preferido ser prudente. De esta forma, S&P mantiene la calificación de España en 'BBB+', esto es, tres escalones por encima del 'bono basura' que llegó a rozar en los peores momentos de la crisis.

[El Gobierno admite que la tensión en Cataluña afecta a la deuda]

La perspectiva positiva de la calificación significa que podría elevar la 'nota' en los próximos 18 meses. La agencia señala cuatro escenarios en los que subiría el 'rating' de España y uno de ellos es la relajación de la tensión en Cataluña. Si todo vuelve a la normalidad, habrá mejora de la 'nota'. Pero hay más posibilidades. La primera es que la economía vaya mejor de lo esperado. La segunda es que el ajuste fiscal sea más rápido de lo esperado y España consiga salir este mismo año del Procedimiento de Déficit Excesivo. La última es que la transmisión de la política monetaria del Banco Central Europeo sea más efectiva, permitiendo rebajar más el coste de la deuda para las familias y empresas y elevar el flujo de financiación.

Las tensiones entre el Gobierno y Cataluña, si no se controlan, empezarán a pesar en la confianza empresarial y la inversión

Sin embargo, la agencia no descarta un escenario diferente en Cataluña, que afectaría al 'rating' español. S&P explica que retirará la perspectiva positiva actual si "las tensiones actuales escalan y empiezan a pesar en la confianza empresarial y la inversión" lo que generaría "un futuro político menos predecible". El escenario central con el que trabaja la agencia es que Cataluña siga dentro de España, pero que las tensiones se mantengan, al menos en el corto plazo, lo que "contribuirá a mantener la incertidumbre política".

Como en los informes anteriores, S&P advierte de la debilidad del Gobierno en minoría de Mariano Rajoy, que ha bloqueado completamente la agenda reformista. Este año apenas se aprobarán leyes en el Parlamento. Hasta tal punto han llegado los problemas del Ejecutivo para sacar adelante sus medidas que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha visto obligado a posponer la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018, saltándose así lo que establece la Constitución Española. La entidad ya anticipa que, mientras se prolongue esta situación, la agenda reformista seguirá congelada.

Creemos que podrían convocarse elecciones anticipadas en España

La agencia considera que el Gobierno no podrá seguir en el poder durante mucho tiempo sin más apoyos en las Cámaras y considera que "podrían convocarse elecciones anticipadas". Sin embargo, la fragmentación que hay también entre los partidos de la oposición hace que sea complicado que haya elecciones anticipadas de forma inminente. Es precisamente esta heterogeneidad en la oposición lo que hace prever a S&P que no se revertirán las reformas estructurales aprobadas por el Gobierno en su primera legislatura y que sostienen el crecimiento actual, en opinión de la agencia.

Con este escenario, el Gobierno tiene pocas posibilidades de aprobar un ajuste fiscal más intenso. Por ejemplo, el pacto presupuestario alcanzado con Ciudadanos exige un recorte de impuestos de casi 2.500 millones de euros, lo que dificulta la reducción del déficit. S&P advierte de que España rebajará su deuda pública de forma muy paulatina, lo que significa que todavía seguirá unos años cerca del 100% del PIB. Eso sí, la agencia descarta que el Gobierno tenga que asumir mayores gastos derivados del rescate financiero. Para este año, las ayudas a la banca serán de algo más de 1.000 millones de euros, el 0,1% del PIB.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios