george osborne predice una catástrofe económica

Cameron, en pánico: 38.000 millones de euros en recortes e impuestos si hay 'Brexit'

Ante las encuestas que muestran un avance del Brexit, el ministro de Hacienda advierte del "agujero negro" que supondrá para las arcas la salida de la UE y que afectará a Sanidad, Educación y Defensa

Foto:

A ocho días para el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, las encuestas muestran un avance de los partidarios a favor del Brexit. Ante esto, el Gobierno de David Cameron intenta un último golpe de efecto advirtiendo de un agujero negro de 30.000 millones de libras -37.800 millones de euros- en las finanzas públicas si el próximo 23 de junio gana el 'sí'.

Asi lo explicará este miércoles el ministro de Hacienda de Reino Unido, George Osborne, en una situación que el diario británico 'The Guardian' ha calificado de "pánico" en el seno del partido conservador. Entre las predicciones que maneja el equipo de Cameron se encuentra la subida de impuestos por valor de 15.000 millones de libras -renta, alcohol, gasolina...- así como recortes de hasta otros 15.000 en Seguridad Social, Educación e, incluso, Defensa.

Reducción del gasto público

Una de las bazas con las que Osborne 'jugará' serán los servicios públicos. Según informan varios medios del país, la principal advertencia se centrará en la necesidad de reducir drásticamente el gasto público si Reino Unido sale de la UE. "Miles de millones menos. Es una situación de pérdida para las familias británicas. No hay que arriesgarse", será el discurso en el que incidirá el ministro de Hacienda británico durante un acto en el que estará acompañado de su predecesor Alistar Darling, que en varias entrevistas ha avisado del "riesgo de colapso" de la economía del Reino Unido así como de la pérdida de 250.000 millones de libras en exportaciones.

George Osborne, ministro de Hacienda de Reino Unido.
George Osborne, ministro de Hacienda de Reino Unido.

Entre la subida de impuestos que predicen los conservadores, encaminada a la creación de un "presupuesto de emergencia" ante una hipotética salida, se encuentra aumentar un 5% los correspondientes a alcohol y gasolina, un 2% el tipo básico del impuesto sobre la renta (22%), un 3% el de las rentas altas (43%) y un 5% el impuesto de sucesiones (45%). 

En el apartado de recortes, se prevé una reducción del 2% en Sanidad, Defensa y Educación, lo que equivaldría a más de 4.000 millones de libras menos de inversión en un año en estas tres áreas. Sin embargo los recortes serán mayores (de hasta el 5%) en el presupuesto de los gobiernos locales, Transporte así como el destinado a las Fuerzas de Seguridad.

Paralización de la inversión

Con el objetivo de permanecer en la UE a pesar del avance del Brexit en los últimos días, Osborne también pondrá el foco en que la libra esterlina es más volátil ahora que durante la crisis financiera así como en la paralización de la inversión. Además, destacará que por primera vez en la historia el bono alemán a diez años tiene rentabilidad negativa, algo que muestra que los inversores buscan valores refugio lejos de Reino Unido en un momento de inseguridad y volatilidad de los mercados financieros.

De hecho, la divisa británica ha caído hasta mínimos de dos meses a la vez que la inversión en opciones que se pueden beneficiar de un colapso de la libra hasta los 1,35 dólares o mayor después de la votación se ha disparado. Esto supondría un descenso superior al 4% desde los niveles actuales que situaría a la libra en su nivel más bajo desde 2009, en los 1,3503 dólares. No es de extrañar, por tanto, que los hedge funds haya redoblado sus apuestas bajistas situándolas en máximos de los últimos tres años.

Fuente: Bloomberg
Fuente: Bloomberg

El BCE, preparado para intervenir

Ante este panorama, tanto el Banco de Inglaterra como el Banco Central Europeo (BCE) han anunciado que están preparados para intervenir a partir del 24 de junio en el caso de que las urnas arrojen el peor de los resultados. En el caso del regulador monetario británico, el pasado mes de marzo ya explicó el potencial impacto del Brexit en los mercados financieros ante el Parlamento, donde aseguró que tiene diseñado un plan de contingencia de miles de millones de libras para ofrecer financiación a los mayores bancos del país y con ello evitar una espiral del pánico si el resultado de la consulta es afirmativo.

Pero estos mensajes tranquilizadores no están calando entre los inversores. Si bien es verdad que hoy los mercados parece que se han dado una tregua, y las principales bolsas europeas suben por encima del 1%, esto ocurre tras cinco jornadas consecutivas de caídas con las que han perdido más de 260.000 millones de euros. Por ese motivo, la recuperación de hoy responde a lo que en mercado se conoce como 'rebote del gato muerto', en tanto que los especuladores buscan beneficio rápido comprando abajo y vendiendo cuando se produce una cierta subida. 

Y es que los inversores han activado el modo 'risk-off' y prueba de ello es cómo se han lanzado a la búsqueda de activos refugio. Es el caso del Bund alemán, que ayer registró rentabilidades negativas por primera vez en su historia, es decir, que el Estado 'cobra' por recibir dinero prestado.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios