LA INFLAciÓN EVITA SUPERAR EL 100%

Nuevo récord de deuda pública: cierra 2015 en el 99% de PIB tras crecer en 36,5 millones

Respecto del último trimestre de 2014, la deuda ha crecido en 36.542 millones de euros

Foto: Sede del Banco Central Europeo. (Reuters)
Sede del Banco Central Europeo. (Reuters)

La deuda pública sigue creciendo. Y aunque lo hace a menor ritmo que en los últimos años, roza ya el 100% del PIB. En concreto, y según cifras dadas a conocer este martes por el Banco de España, el endeudamiento alcanzó los 1,07 billones de euros, lo que representa el 98,9% del PIB. Esto significa que, respecto del último trimestre de 2014, la deuda ha crecido en 36.542 millones de euros.

Para hacerse una idea de lo que se ha incrementado esta magnitud, hay que recordar que al comienzo de la crisis, en 2008, se situaba en el 35,5%, lo que significa que, en pocos años, se ha triplicado. Los datos de 2015 suponen un aumento de 1,2 puntos de PIB frente a la media del año anterior, pero hay que tener en cuenta que al haber avanzado el producto interior bruto en términos nominales (con inflación) cerca del 4%, eso quiere decir que se ha registrado una contención en términos relativos, aunque no de forma absoluta. La inflación, de hecho, se ha comido 3,4 puntos de deuda. Sin inflación, por lo tanto, la deuda pública hubiera superado el 103% de la riqueza nacional generada en un año.

Ese 98,9% supone cumplir con precisión (el Tesoro puede modular su política de emisiones con la liquidez que le suministra el BCE) con la última previsión del Gobierno incluida en el Programa de Estabilidad 2015-18.

El Ejecutivo estima que a partir de 2016 la ratio deuda/PIB comience a descender. Por una lado, por la reducción del déficit público y, por otro, porque el PIB nominal volverá a crecer en el entorno del 4%. De hecho, si se cumplen las previsiones, en 2016 España tendrá por primera vez desde la crisis superávit primario. Es decir, sin contar el pago del servicio de la deuda, que rondará los 30.000 millones de euros.

Al comienzo de la anterior legislatura, en 2011, la deuda suponía el 69,5% del PIB, casi 30 puntos menos que ahora. O lo que es lo mismo, en los últimos cuatro años el volumen de deuda pública en circulación ha crecido en 326.749 millones de euros, sin contar las cantidades que ha ido retirando el Gobierno del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, unos 40.000 millones de euros.

Como se recordará, el procedimiento de déficit excesivo de la Unión Europea obliga a los países del euro a situar el endeudamiento público por debajo del 60%, porcentaje que España incumple por casi 40 puntos (unos 400.000 millones de euros). Ese es el nivel, entiende la UE, compatible con la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Los datos del Banco de España ponen de relieve que la Administración central es, con diferencia, la más endeudada. En concreto, representa el 72,9% del PIB. Las comunidades autónomas, por su parte, adeudan una cantidad equivalente al 24,2% del PIB, mientras que las corporaciones locales (ayuntamientos y diputaciones) deben el 3,3% del PIB. La Seguridad Social tiene una deuda 'negativa' (contraída con otras administraciones) del -1,4%.

Gran disparidad regional

El caso más significativo es el de las comunidades autónomas, que si a comienzos de la crisis económica soportaban un endeudamiento equivalente al 6,6% de su PIB, han acabado el año pasado con el 24,2%. Por lo tanto, se ha multiplicado por cuatro en apenas siete años. El desplome de los ingresos -derivado del pinchazo de la burbuja inmobiliaria- explica el fuerte crecimiento de sus necesidades de endeudamiento.

Las tres comunidades autónomas más endeudadas son la Comunidad Valenciana (41,3% del PIB), Castilla-La Mancha (35,5%) y Cataluña (35,3%). En el polo opuesto se encuentran Madrid (13,6%), País Vasco (14,4%) y Canarias (15,7%). Es decir, existe una gran disparidad regional.

El impacto del modelo de financiación autonómico tiene mucho que ver con ello, pero también con decisiones de política económica. Cataluña y la Comunidad Valenciana, las más endeudadas, aportan más de lo que ingresan, pero también Madrid, que es la región menos endeudada. El caso más espectacular es el de Castilla-La Mancha, porque en apenas siete años ha multiplicado por ocho su endeudamiento, lo que da idea del deterioro de las cuentas públicas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios