La banca atiza los fantasmas sobre el futuro del euro: las primas de riesgo se disparan
  1. Economía
"coN Tipos a cero es imposible ganar dinero", DICEN LOS BANCOS

La banca atiza los fantasmas sobre el futuro del euro: las primas de riesgo se disparan

Los problemas de la banca para ganar dinero han vuelto a tener un fuerte impacto sobre el euro. Las primas de riesgo se disparan y vuelven a poner en duda el futuro de la moneda única

Foto:

Ni los avances en la unión bancaria ni la convergencia en la política fiscal ni la política monetaria ultraexpansiva del BCE son suficientes. La unión monetaria -el euro- vuelve a resquebrajarse. Y lo hace, precisamente, por la parte más débil: los países periféricos, que ven cómo sus primas de riesgo se ensanchan de forma dramática.

¿La causa? El hecho de que el bono alemán a 10 años (como el oro) haya vuelto a convertirse en un activo de refugio, lo que fragmenta todavía más la zona euro. El 'bund' marcó ayer una rentabilidad del 0,17%, ya cerca de pasar a negativo. Muy lejos del 1,78% que marcaron el bono español con ese mismo vencimiento, el 1,71% de Italia o el 4,07% de Portugal, que paga mayores rentabilidades que en los tiempos de la intervención pura y dura por parte de la troika.

Incluso Grecia, un país algo más que intervenido, cuyo Gobierno está cumpliendo el mandato del BCE, el FMI y la Comisión Europea, ha vuelto a sufrir en carne propia la fragmentación bancaria. La rentabilidad del bono se ha disparado hasta el 11,11%, lo que significa una prima de riesgo de 1.100 puntos frente a Alemania.

Incluso Grecia, un país algo más que intervenido, cuyo Gobierno está cumpliendo el mandato de la troika, ha vuelto a sufrir la fragmentación bancaria

Detrás de estos movimientos se encuentra el propio diseño institucional del euro, que no cuenta con un Tesoro supranacional capaz de lanzar emisiones conjuntas en aras de una mutua protección, pero también el enorme peso de los sistemas financieros en los países periféricos, lo que les hace más vulnerables a los zarpazos de los mercados. Los activos bancarios, según Daniel Lacalle, pesan más del 300% del PIB de Europa, y eso hace que "el deterioro progresivo de su cartera de préstamos -soberano, emergentes y los préstamos zombis a conglomerados locales medio quebrados- tenga un efecto dominó sobre la economía europea”.

También el negocio típicamente bancario se deteriora. El margen de intermediación se ha desplomado, y como dice el jefe financiero de un banco mediano, “con tipos de interés a cero es imposible ganar dinero”. Es decir, la política monetaria pasa factura a la cuenta de resultados de la banca. Sobre todo cuando la caída del precio de los activos desincentiva también la contratación de fondos de inversión, otra de las fuentes de negocio de la banca vía comisiones.

Más prima de riesgo

Para hacerse una idea de lo que significa ese ensanchamiento de los diferenciales con Alemania, hay que tener en cuenta que en 2014 (media anual) se situó en 150 puntos básicos; en 2015, en 121 puntos, pero en lo que va de año la media es de123. Si bien ayer alcanzó en algún momento de la sesión los 170 puntos básicos, lo que representa la mayor prima de riesgo desde mayo de 2014. Aunque con una diferencia.

El programa de compra de bonos por parte del BCE garantiza a los tesoros nacionales el desplome de la curva de rentabilidades, lo que facilita su colocación, y esa circunstancia no existía antes de la célebre cifra de Draghi: “whatever it takes...”. Es decir, que pese a la formidable expansión del balance del BCE, el euro se ha vuelto a resquebrajar.

La novedad respecto de situaciones anteriores es que el Banco Central Europeo ha gastado ya buena parte de su artillería (los tipos de interés solo pueden entrar ya en negativo), y eso pone en cuestión la credibilidad del banco emisor. Algo que conocen y puede explicar el comportamiento de los mercados, que ignoran sistemáticamente el mensaje de Bruselas. “Los bancos europeos son sólidos”, dijo el comisario Moscovici, de Asuntos Financieros.

Ni siquiera la Reserva Federal, con su tímida subida de tipos, ha logrado 'estabilizar' la deuda americana. El bono a 10 años fija una rentabilidad del 1,53%, el mínimo desde agosto de 2012. Entre otras cosas, porque las probabilidades de recesión en EEUU continúan creciendo. “Los indicadores económicos actuales envían señales alarmantes que apuntan a una recesión económica en el futuro”, asegura un informe de BBVA Research, que estima que EEUU tiene un 25% de probabilidades de entrar en recesión en los próximos 12 meses, según sus estimaciones. BBVA considera factores de riesgo los mercados financieros y el sector manufacturero.

Como aseguran los expertos de Analistas Financieros Internacionales (AFI), el “mal comportamiento de los activos del sector bancario” europeo no se limita a la renta variable. Los diferenciales de crédito de la deuda bancaria también se han elevado de forma sustancial a lo largo de 2016: 25 puntos básicos en la deuda sénior (actualmente en 90) y 70 en la subordinada (en 280).

Es decir, un tensionamiento que hace recordar inevitablemente los peores momentos de la crisis de la deuda soberana que puso contra las cuerdas la solidez del euro. De hecho, la cotización de los bancos alcanzamínimos no vistos desde el verano de 2012, cuando la crisis de la deuda soberana europea amenazó incluso con la ruptura del euro. El Ibex cotiza en niveles de junio de 2013.

Y en este sentido, sostieneAFI, eventos como la reclasificación de la deuda de Novo Banco, en Portugal, o el posible impago de los cupones de la deuda subordinada de Deutsche Bank (desmentido por el banco)se unen a las dudas sobre un sector “cuya generación de rentabilidad está comprometida en un contexto de tipos de interés cercanos a cero”. Los resultados de Société Générale (-13% de caída bursátil) pesaron ayer, igualmente, sobre el sombrío panorama bancario.

Prima de riesgo Analistas Financieros Internacionales (AFI) Novo Banco Société Générale Noticias de Deutsche Bank Ibex 35 Reserva Federal Economía Daniel Lacalle Cartera de crédito Rentabilidad Noticias de Alemania Política monetaria Tipos de interés Mercados Unión bancaria Comisión Europea Banco Central Europeo (BCE) Deuda pública Eurozona