bale tiene más difícil su continuidad

Zidane y Cristiano salen al rescate de Karim Benzema

El técnico y la estrella del equipo confían en el delantero, un buen aval para que se quede en el Madrid la próxima temporada. Ha perdido la titularidad, pero mantiene el cariño de los pesos pesados

Foto: Benzema y Cristiano conversan en un entrenamiento. (Reuters)
Benzema y Cristiano conversan en un entrenamiento. (Reuters)

El pasado vierne, Zinédine Zidane dejó clara su posición respecto a Bale y Benzema. Los dos miembros de la BBC que han perdido su posición de privilegio en el once titular en favor de jugadores como Isco, Lucas Vázquez o Marco Asensio. "A Benzema y a Bale les necesitamos y voy a hacer todo lo posible por tenerlos bien. Que no les afecte lo de afuera. Es fútbol y sé que todos quieren jugar. Pero esto no es posible con lo que quiero hacer con los jugadores. No solo ellos. Queda un mes y tenemos que hacerlo de puta madre todos. Es una buena palabra, ¿no?", declaró el francés.

Galés y francés se han convertido en jugadores de relevo, en recursos alternativos por detrás de otros futbolistas que les han adelantado en el orden de prioridad de Zizou. Una situación que, dada la cercanía del verano, invita a pensar que los dos podrían salir después del Mundial, por más que el primero sea uno de los favoritos del presidente y el segundo siempre haya contado con el favor del entrenador.

Pero lo cierto es que ambos están en una situación muy diferente. El galés lleva meses en el mercado y el Real Madrid ya ha informado a los clubes interesados en hacerse con sus servicios de que su precio es de 120 millones de euros, aunque en realidad la idea es ingresar los 100 millones que se pagaron por él hace ahora cinco temporadas. Pese a que es el jugador fetiche de Florentino, que siempre ha insistido a Zidane en la apuesta por Bale, la pérdida de relevancia del británico en la plantilla le ha llevado a convertirse en un jugador residual que solo aparece en partidos de segundo rango, como los encuentros de Liga ante Las Palmas o Leganés.

Bale ha tirado la toalla y su entorno da por hecha su vuelta a Inglaterra en verano. Jonathan Barnett, su agente, está planeando su salida una vez conocido el interés del Tottenham y, especialmente, el del Manchester United. Mourinho no ha escondido que Bale es una de sus prioridades de cara a los refuerzos de la próxima temporada. Y su fichaje además ha ganado peso en Old Trafford, después de que el técnico haya colgado el cartel de transferible al delantero francés Anthony Martial.

Nueve años asociándose con Cristiano

Benzema, por su parte, cuenta con la complicidad de Zidane y de Cristiano. El entrenador siempre ha mantenido con él una relación mucho más estrecha que la habitual entre jugador y técnico. Cuando Zizou aún no ocupaba un puesto en el cuerpo técnico blanco, el francés ya se había convertido en una especia de padre para el delantero. Cuando fue directamente señalado por las críticas de Mourinho, Zidane estuvo a su lado para convencerle de su importancia en la plantilla y que no se viniese abajo. Una vez que Zinedine pasó a formar parte del 'staff' con Ancelotti, Karim contó siempre con su respaldo.

Y desde que es el primer entrenador, ha mantenido a Benzema en el once pese a que su aportación, tanto goleadora como en asistencias, ha disminuido alarmantemente. Benzema está entrando y saliendo del once en los últimos partidos, pero lejos de ser un castigo es una maniobra del entrenador para sacarle del foco y protegerle. Una manera también de repartir minutos y controlar el cansancio de los suyos de cara a los partidos decisivos de la temporada.

Zidane y Cristiano han acudido al rescate de Benzema en este tramo final de temporada. Las palabras de Zidane del pasado viernes tienen mucho que ver con la atención que el francés y el portugués dispensan a Karim. El delantero cumple nueve temporadas en el Real Madrid, una marca muy destacada para un jugador en una posición tan exigente como la de delantero centro en un club como el Real Madrid.

Pero su asentamiento en el equipo tiene mucho que ver con la complicidad que ha mostrado con Cristiano Ronaldo en estos nueve años que llevan juntos, ya que llegaron de la mano el verano de 2009. Tener a Benzema en la posición de '9' ha permitido al luso arrancar desde la banda sin perder el protagonismo como finalizador del equipo. Algo que tendría que disputarle a cualquier delantero de área de los que ha tanteado Florentino en los últimos años para el Real Madrid, como Lewandowski, Cavani o Mbappé.

Benzema está inquieto por su falta de puntería, pero tranquilo porque sabe que cuenta con la confianza del entrenador y de la estrella del equipo. Tiene contrato hasta 2022 y por más que se habla de su posible marcha en verano, sus planes no pasan por salir. A eso se añade que tampoco Zidane quiere que su discípulo se vaya a otro equipo y Cristiano negociará este verano su mejora de contrato para seguir marcando goles en el Real Madrid. Y, por supuesto, con Karim a su lado.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios