contra el leganés demostró su profesionalidad

La penitencia de Bale cuando juega los 'marrones' como un canterano

El mérito de Bale, que lo tiene, es jugar contra el Leganés con el entusiasmo de un canterano. La penitencia es jugar este tipo de partidos que son calificados de 'marrones'

Foto: Gareth Bale celebra su gol ante el Leganés con varios de sus compañeros. (EFE)
Gareth Bale celebra su gol ante el Leganés con varios de sus compañeros. (EFE)

La penitencia de Bale es comerse los partidos que los jugadores califican como 'marrones', dar la cara, hacer goles y no valerle para que Zidane confíe en él y juegue en la Champions. En la victoria contra el Leganés (2-1) abrió el marcador, en el minuto 8, y no ganduleó. Pero tiene muy, pero que muy difícil entrar en el once contra el Bayern de Múnich porque su fútbol no encaja para los partidos en los que hay que estar más enchufado que una central eléctrica y tener corriente, con y sin la pelota, desde el principio hasta el final. Así que no apuesten mucho por la titularidad del galés en el día que hay que cocinar con fuego a llamaradas el pase a la final de la Champions de Kiev ante un rival que vendrá con el cuchillo entre los dientes.

El mérito de Bale, que lo tiene, es jugar contra el Leganés con el entusiasmo de un canterano. Porque estuvo activo, tuvo movilidad, tiró desmarques, metió la pierna para recuperar el balón y vio portería. Hizo hasta un regate de 'cola de vaca' para dejar el sello de calidad. Jugó con ganas cuando otra estrella de su nivel podía haber manifestado su enfado por la mala situación que vive y ha quedado relegado al banquillo en los partidos importantes. El sufrimiento lo lleva por dentro y lo aparcó, en un gesto de buen profesional, contra el Leganés. Si algo es indiscutible es que, juegue o no, es respetuoso con las decisiones del entrenador. Claro que está fastidiado y acumula un largo 'castigo'. No jugó de titular ninguno de los partidos de Champions contra el Paris Saint Germain. Del Parque de los Príncipes se marchó del campo sin celebrar la victoria con sus compañeros. En Turín, más de lo mismo, ninguna reacción al gol de chilena de Cristiano y se quedó sin calentar. Contra la Juventus empezó de inicio en el Bernabéu y en el descanso le sacrificó Zidane. En Múnich, no salió ni un minuto. Rebajado de escalafón, de capitán general a soldado, no mostró ningún síntoma de cabreo y fue a la batalla contra el Leganés. Hay que destacarlo por normal que pueda parecernos.


Sería una sorpresa que jugara de inicio contra el Bayern de Múnich en el Bernabéu pese a que pueda parecer que tiene opciones porque están lesionados Carvajal, Isco y Nacho y hay que mover piezas en el equipo. Lucas Vázquez pasará al lateral derecho. Casemiro, Kroos y Modric son intocables en el centro del campo. Cristiano Ronaldo, después de lo que se vio en la ida de las semifinales en el Allianz Arena, necesita tener cerca a Benzema para que haga de pegamento. Quedaría un hueco y, si seguimos el plan del entrenador, el elegido será Marco Asensio. Méritos hizo el balear con la segunda parte y el gol de la victoria en Múnich. Lo tiene muy difícil, por lo tanto, el galés para pasar de los partidos 'marrones' a los estelares.

Benzema, capitán ante el Leganés, en una acción del partido en el Bernabéu. (EFE)
Benzema, capitán ante el Leganés, en una acción del partido en el Bernabéu. (EFE)

Benzema, otro partido negado y sin marcar

Lo que extraña y se le podría reprochar a Zidane es que, entre Bale y Benzema (capitán ante el Leganés), ha hecho más méritos el galés que el francés para ser titular en la Champions. Ya se decantó por Bale antes que por Benzema en el encuentro contra la Juventus de vuelta de cuartos. Pero ahora pesa mucho recuperar la conexión entre Cristiano y Benzema. Al '9' lo quitó, en el minuto 60, del partido contra el Leganés, en lo que es otra pista que aclara las intenciones del entrenador de cara al partido ante el Bayern. Los números, si sirven para algo, no engañan. Bale, con el gol ante el 'Lega' llegó a la cifra de los 12 en la Liga (15 en todas las competiciones). Benzema se fue otro partido sin marcar, sin generar peligro y sigue plantado en los 5 goles en la Liga. Pobre bagaje. Es la penitencia de Bale.

El otro que hizo méritos es Borja Mayoral, que no falló y su gol valió para sumar los tres puntos. Un tanto con lío arbitral porque el colegiado primero lo anuló y después rectificó para darlo ante la gran protesta del banquillo y los jugadores del Leganés. El chaval lleva 6 goles en toda la temporada y solo ha jugado 881 minutos. Cuando le ha tocado jugar, que ha sido poco, ha cumplido y ha sido efectivo. Borja Mayoral pudo desquitarse contra Leganés y, además de marcar, jugar los 90 minutos. Igual que Bale, el más destacado en un partido que marca el guion del Real Madrid en la Liga. Un suplicio.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios