Es noticia
Menú
El español que no ha ido a Bruselas a retirarse: Sergio Gómez atrae a los grandes
  1. Deportes
  2. Fútbol
Reconvertido a carrilero izquierdo

El español que no ha ido a Bruselas a retirarse: Sergio Gómez atrae a los grandes

El catalán abandonó el Barcelona en enero de 2018 para fichar por el Dortmund. Tras pasar por Alemania y jugar en el Huesca, disfruta de su mejor momento en el Anderlecht

Foto: Sergio celebra un gol con la Selección sub-21. (EFE/Ballesteros)
Sergio celebra un gol con la Selección sub-21. (EFE/Ballesteros)

Un paso atrás, a veces, es necesario para dar dos hacia delante. Es lo que le ha ocurrido a Sergio Gómez, una de las grandes sensaciones de la Selección sub-21 y del Anderlecht. El extremo catalán abandonó el Barcelona rumbo al Borussia Dortmund en enero de 2018 en busca de oportunidades. Sin embargo, no ha sido en Alemania ni en Huesca (allí estuvo dos años cedidos) donde ha disfrutado de un mayor protagonismo. En el Anderlecht, en cambio, sí ha encontrado la felicidad. Bruselas es el lugar del 'retiro' de los políticos, mientras que él disfruta de la mejor oportunidad de su carrera. Ángel Bermejo, excompañero suyo en La Masía, analiza en El Confidencial su buen momento tanto en su club como en la Selección.

El primer gran equipo en el que jugó Sergio fue en el Espanyol. Allí militó en la categoría benjamín y en el primer año alevín hasta que lo fichó el Barça. "Llegó un año antes que yo", explica Bermejo. "Era totalmente diferente, tanto en el campo como fuera; solo había que verlo jugar para comprobarlo. Hicimos amistad y aún la mantenemos. Aunque nos llevábamos bien todo el grupo, siempre hay algunos más pequeños. En ese estaban Juan Miranda, él, Abel Ruiz…".

Gómez progresó en la cantera blaugrana hasta llegar al filial en su segundo año juvenil. Al principio, solo entrenaba con ellos, una situación que, en teoría, iba a cambiar. El motivo era su extraordinario rendimiento en el Mundial sub-17, donde fue Balón de Plata. España fue subcampeona (perdió 5-2 con Inglaterra) y Sergio, la figura del equipo. De hecho, marcó dos goles en la final.

placeholder Sergio Gómez, durante un partido en el Anderlecht. (EFE/Gerrit Van Cologne)
Sergio Gómez, durante un partido en el Anderlecht. (EFE/Gerrit Van Cologne)

La escasa confianza de Gerard López

Phil Foden, Balón de Oro de aquel Mundial, ya había debutado en el Manchester City. Y contaba con la confianza de Guardiola. Sergio, sin embargo, apenas había disputado dos partidos (ninguno como titular) con Gerard López en el Barcelona B. Aquel fue el punto de partida para tomar su decisión: en enero de 2018 dejó la Ciudad Condal y se marchó al Borussia Dortmund, que pagó su cláusula (3 millones). "Fue una decisión suya. Si nunca has salido de tu país o de tu zona de confort, lo pasas mal el primer mes. Él estuvo con su familia en Alemania. Los primeros días le costaron", aclara Bermejo.

Su apuesta tampoco surtió efecto porque apenas jugó dos partidos en los dos años que pasó en Alemania. En 2019, se marchó cedido al Huesca y se curtió en Segunda. El equipo aragonés ascendió y en Primera también tuvo protagonismo. Tras finalizar su experiencia en Aragón, el Dortmund lo vendió por 2 millones al Anderlecht.

placeholder Sergio Gómez, presionado por Marcos Llorente en su etapa en el Huesca. (EFE/Kiko Huesca)
Sergio Gómez, presionado por Marcos Llorente en su etapa en el Huesca. (EFE/Kiko Huesca)

El cambio de posición

La marcha a una liga menor como la belga parecía un paso atrás en su carrera. En Bruselas, no obstante, Sergio se ha reconvertido en un buen carrilero izquierdo. Y ha encandilado a Vincent Kompany, entrenador del Anderlecht. En esta temporada, lleva cinco goles y 11 asistencias. "Puede jugar en cualquier lugar. Desde que lo conozco, se ha ubicado más arriba. Sus mejores cualidades son el último pase, el golpeo… Su zurda es increíble y siempre que toca el balón pasa algo. Está destacando en el Anderlecht, en la Selección… No sabría decirte algo negativo de Sergio".

Su buen momento ha despertado el interés de grandes clubes europeos como Manchester United, Inter o Ajax, que quieren incorporar al jugador. Según 'Transfermarkt', su valor de mercado es de 9 millones. Sergio, sin embargo, ahuyentó los rumores tras ser preguntado en 'El Larguero' por un posible regreso al Barcelona o una hipotética marcha a Inglaterra, Italia u Holanda: "Nunca sabes qué pasará en el futuro, pero no estaría mal volver a la que fue mi casa durante ocho años. Allí me ayudaron mucho como jugador y como persona. Estoy muy agradecido. Del interés de los equipos no sé nada". Mientras tanto, no quiere despertar del sueño que vive desde que llegó a Bruselas.

Un paso atrás, a veces, es necesario para dar dos hacia delante. Es lo que le ha ocurrido a Sergio Gómez, una de las grandes sensaciones de la Selección sub-21 y del Anderlecht. El extremo catalán abandonó el Barcelona rumbo al Borussia Dortmund en enero de 2018 en busca de oportunidades. Sin embargo, no ha sido en Alemania ni en Huesca (allí estuvo dos años cedidos) donde ha disfrutado de un mayor protagonismo. En el Anderlecht, en cambio, sí ha encontrado la felicidad. Bruselas es el lugar del 'retiro' de los políticos, mientras que él disfruta de la mejor oportunidad de su carrera. Ángel Bermejo, excompañero suyo en La Masía, analiza en El Confidencial su buen momento tanto en su club como en la Selección.

FC Barcelona
El redactor recomienda