¿Quién dijo que España no tiene gol? Morata, Ferran Torres y Sarabia lo tenían oculto
  1. Deportes
  2. Fútbol
el tridente de la selección

¿Quién dijo que España no tiene gol? Morata, Ferran Torres y Sarabia lo tenían oculto

Tenían gol, estaba oculto, se han soltado y es el momento de que la racha no les abandone. Morata, Ferran Torres y Sarabia son el tridente de la Selección y de los mejores de la Eurocopa

placeholder Foto: Morata celebra el gol marcado contra Croacia. (Efe)
Morata celebra el gol marcado contra Croacia. (Efe)

Resulta que España no va tan mal. En lo que se refiere a la faceta goleadora porque en lo defensivo tampoco es para sacar pecho. Con pocas ocasiones le hacen peligro al equipo de Luis Enrique y, si no es un despiste o pifia de Unai Simón que cuesta un gol en propia puerta o un marcaje blando de Laporte a Lewandowski para que el polaco marque de cabeza, el caso es que España tiene que mejorar en solidez. Donde hay un progreso evidente y destacado es en la finalización de las jugadas. Donde antes faltaba colmillo ahora se caen los goles.

Son un total de 11 tantos en la Eurocopa y 10 en los dos últimos partidos (Eslovaquia y Croacia) que se jugaron como si fueran finales. A vida o muerte, con presión y al borde del abismo, lo que mantiene con vida y aspiraciones a La Roja en el torneo es su puntería. Y eso que no llegaba con una delantera fiable, de esas que atemorizan a las defensas y tienen un reconocido caché internacional. Pues, sí. España tiene su tridente de ataque que hace goles a pares y ha dado mejor rendimiento que el de otras Selecciones que parecían más competitivas porque, en cualquier momento, una individualidad, un remate, un chispazo les haría ganar el partido y seguir adelante.

Foto: Pablo Sarabia celebra el primer gol de España a Croacia. (Efe)

España tiene en Morata, Ferran Torres y Sarabia tres atacantes que suman 6 goles. Dos cada uno. Y esta cantidad podía ser mayor si Álvaro Morata no hubiera fallado un penalti contra Eslovaquia. No solo falla Álvaro Morata. Koke tuvo una clara ocasión para marcar el primero contra Croacia y la desperdició. La que se habría armado si hubiera sido Morata. El caso es que España tiene de los mejores ataques de esta Eurocopa y llegaba con incertidumbres, como un equipo sin solvencia para hacer goles. Morata, Ferran Torres y Sarabia es el tridente que puso Luis Enrique de inicio en el decisivo partido contra Croacia. Los tres marcaron, amenazaron, mostraron que tienen olfato de gol.

Un tridente revitalizado

¿Quién había dicho que España no tiene tridente? Los 6 goles que llevan Morata, Ferran Torres y Sarabia superan a otros ataques considerados temibles. El de Francia, fuera ya de la Eurocopa, estaba formado por Mbappé, Griezmann y Benzema. Consiguieron 5 goles. Ninguno de Mbappé, solo uno de Griezmann y cuatro de Benzema. Inglaterra, señalada ahora como la principal favorita, tiene a Sterling (3 goles), Harry Keane (1 gol) y Saka (0 goles). Son dos menos que el tridente de España. Portugal, también fuera de la Eurocopa, iguala los 6 de España por los tantos de Cristiano Ronaldo (5 y tres de ellos de penalti), Diogo Jota (1 gol) y Bernardo Silva (0 goles). Alemania, en otro fracaso de campeonato, suman dos goles entre Timo Werner (0), Müller (0) y Havertz (2). E Italia, otra de las que aspiran al título, su tridente lleva la mitad que España: Inmobile (2 goles), Insigne (1 gol) y Berardi (0).

Después de renegar de la lista, criticarla porque no estaba Iago Aspas, poner en el disparadero a Luis Enrique con su terquedad por apostar por Morata, con los fallos que tenía el delantero y su falta de puntería, no utilizar más a Gerard Moreno o pedir cambiar de sistema para ser más contundes arriba, resulta que hay tridente y gol. Está repartido porque a los 6 que suman entre Morata, Ferran Torres y Sarabia les acompañan otros 5: Azpiliciueta, Oyarzabal y Laporte han marcado uno cada uno y los otros dos fueron de Eslovaquia en propia puerta.

placeholder Pablo Sarabia celebra el gol del empate contra Croacia. (EFE)
Pablo Sarabia celebra el gol del empate contra Croacia. (EFE)

“La palabra ego no existe. Sí, la de equipo”, es la explicación que da Luis Enrique para comprender el buen funcionamiento de la Selección y, en particular, las dos últimas goleadas. En un equipo sin estrellas, ni intocables y sin dependencias de un crack, el secreto, según el seleccionador, está en que cualquiera puede ser titular. No hace falta un liderazgo en el terreno de juego, a pesar de que está el capitán Busquets, cuando la filosofía es sacar adelante los partidos con el sacrificio colectivo y la confianza de que hay energías y fuerza mental para sobreponerse a los contratiempos. Pero sin gol, es imposible seguir adelante y España lo tenía oculto y lo explota con Morata, Ferran Torres y Sarabia.

La sensación es Ferran Torres

Álvaro Morata, el más criticado, hizo el cuarto gol en el partido contra Croacia y sirvió para desequilibrar el partido en el minuto 110, pero también para igualar a Fernando Torres como el máximo goleador en la historia de España en las Eurocopas con 5 tantos. Morata se convierte también en el undécimo goleador de la Selección, empatado con Michel, con 21 tantos en 44 partidos.

Pero si hay un futbolista que está dando la talla con el gol, que no deja de sorprender por su facilidad y confianza que tiene para acabar las jugadas, es Ferran Torres. Es el mejor goleador de Luis Enrique con 8 tantos en 15 partidos (una media de 0,53). Estos registros superan los que tenía en el Valencia con 9 goles en 96 partidos (una media de 0,09) y en el Manchester City con 13 tantos en 36 encuentros (una media de 0,36). Ferran Torres tiene facilidad para definir y algo especial cuando juega con la Selección, como se pudo comprobar en el partido contra Alemania, de la Liga de Naciones en el estadio de La Cartuja, en una noche que hizo tres goles. En esta Eurocopa ha dejado detalles de calidad, como el gol de tacón a Eslovaquia, la seguridad en la definición contra Croacia y la asistencia a Azpilicueta también contra los croatas.

placeholder Ferran Torres levanta el brazo para festejar el gol a Croacia. (EFE)
Ferran Torres levanta el brazo para festejar el gol a Croacia. (EFE)

A Morata y Ferran Torres se ha unido Pablo Sarabia, un suplente en el Paris Saint Germain, que lleva dos partidos marcando las diferencias. Contra Eslovaquia fue el más incisivo en la primera parte para echar abajo la resistencia rival y contra Croacia hizo el gol clave, el del empate a uno antes del descanso que evitó que la Selección se fuera con el pánico del gol en propia puerta en la cesión de Pedri a Unai Simón.

Así ha ido cambiando España, mejorando, yendo de menos a más con el gol y descubriendo que, aunque no haya un crack, sí hay tres delanteros capacitados para acabar las jugadas. Tenían gol, estaba oculto, se han soltado y es el momento de que la racha no les abandone.

Eurocopa Pablo Sarabia Kylian Mbappé Antoine Griezmann Luis Enrique Álvaro Morata
El redactor recomienda