Iago Aspas, el delantero total que no existe para Luis Enrique
  1. Deportes
  2. Fútbol
Un recurso ofensivo olvidado

Iago Aspas, el delantero total que no existe para Luis Enrique

El máximo asistente de LaLiga y el segundo máximo goleador español, Iago Aspas, se ha quedado fuera de la lista definitiva del asturiano. Su ausencia ha causado un gran revuelo

placeholder Foto: Luis Enrique bromea con Iago Aspas en un entrenamiento en 2018. (EFE)
Luis Enrique bromea con Iago Aspas en un entrenamiento en 2018. (EFE)

Ningún futbolista español ha dado más asistencias que Iago Aspas (15). Solo un jugador español de las cinco grandes Ligas, Gerard Moreno, ha marcado más goles que el estandarte del Celta de Vigo (14). Es el delantero total: marca y da goles. Y eso que ser delantero en la selección española nunca fue fácil: más bien una tortura. Pocos metros para correr a la espalda de la defensa rival, exigencia máxima a la hora de combinar en espacios reducidos, múltiples miradas furtivas en el interior del área y un baile de nombres con una década de antigüedad. Desde Fernando Torres y David Villa, a los delanteros españoles se les ha mirado con lupa. El caso de Iago Aspas aún es más grave. Sin apenas oportunidades en la selección (18 partidos donde anotó seis goles y dio seis asistencias), el Príncipe de las Bateas se vuelve a quedar sin acudir a un torneo internacional con la Roja.

placeholder Aspas, durante el Rusia-España del Mundial de 2018. (Reuters)
Aspas, durante el Rusia-España del Mundial de 2018. (Reuters)

A sus 33 años, el jugador gallego puede haber perdido su último tren con la selección española tras volver a demostrar su mejor nivel en LaLiga. En su lugar, van Álvaro Morata, Gerard Moreno, Ferran Torres, Adama Traoré y Pablo Sarabia. ¿Qué le ha penalizado tanto? ¿Por qué Luis Enrique no confía en uno de los jugadores más talentosos de nuestra competición? ¿Por qué se priorizan otros perfiles al suyo? Aspas goza del olfato de cualquier '9' reputado, de la comprensión suficiente para brillar entre líneas y del carácter y la jerarquía para echar un capote a un conjunto necesitado de materia prima de calidad en casi cualquier línea del campo.

¿Choca su figura con la de un segundo punta como Gerard Moreno? Es probable. ¿Parece un error renunciar a un futbolista capaz de marcar la diferencia en una selección bastante plana en ataque? Pues también. Quizás el problema es que la selección nunca le ha creado un ecosistema adecuado para extrapolar su excelente rendimiento con el Celta. Quizás es que el cuadro del 'Chacho' Coudet orbita en ataque en torno a su figura. Quizás es que Luis Enrique prefiere a Adama Traoré como revulsivo en lugar de a Aspas. Quizás es que confía más en otros. Quizás.

Una montaña rusa

Iago Aspas fue convocado por primera vez para la selección española por Julen Lopetegui en noviembre del 2016, tras la lesión de Diego Costa. Debutó con gol en un amistoso en Wembley y, a partir de ahí, se convirtió en un fijo hasta ir al Mundial de 2018. El destino le guardó una fatalidad: fallar el quinto penalti decisivo que entregaría el pase a la anfitriona a los cuartos de final y enviaría a la selección de Fernando Hierro a casa. "El míster me preguntó si estaba dispuesto a tirar y le dije que por supuesto, lo hacía aquí en el Celta. Tuve la mala suerte de fallarlo, pero siempre seguiré pidiendo responsabilidad, que es lo que me gusta", confesó a los medios oficiales de su club.

placeholder El delantero gallego falla el fatídico penalti ante Rusia. (EFE)
El delantero gallego falla el fatídico penalti ante Rusia. (EFE)

Con la llegada de Luis Enrique, el técnico asturiano volvió a prescindir del de Moaña. Más tarde, con una nueva ausencia de Diego Costa por lesión, el actual preparador de la Roja tiró de nuevo del delantero gallego en septiembre de 2018. La irrupción de Aspas fue inmediata. Debut con Luis Enrique y gran actuación contra Inglaterra en Wembley. Otra vez. Tal fue el impacto que causó al seleccionador que hasta le pidió disculpas públicamente en rueda de prensa: "Uno se hace una idea de lo que espera de uno y después el entrenamiento te demuestra que es otra cosa. Reconozco mi error. Pensé que era un buen partido para él. Le he visto volar entrenando. Estoy abierto a cambios. El equipo está por encima".

Foto: Los jugadores y el cuerpo técnico del combinado nacional se conjuran en Georgia. (EFE)

El 7 de junio de 2019, vivió su último partido con la Roja. A pesar de los reiterados piropos de Robert Moreno: "No hay duda sobre Iago, es el máximo goleador español y un jugador que nos gusta mucho", ni el segundo de Luis Enrique ni el propio entrenador asturiano volverían a contar con él. El único delantero nacional capaz de marcar al menos 14 goles en las últimas seis temporadas, según el portal de datos Opta Joe, ha pasado de puntillas por la peor selección española de la década. Resulta cuanto menos curioso.

Nadie se lo explica

Tan solo hace falta darse una vuelta por las distintas redes sociales para comprobar el estupor que ha causado la ausencia de Aspas en la lista definitiva de la Eurocopa. Cabe apuntar, claro, que la comparación con el gallego no beneficia a sus competidores directos (Álvaro Morata, Pablo Sarabia e incluso Adama Traoré en su papel de revulsivo). "Me parece un riesgo demasiado grande no llevar a Aspas a la Eurocopa. Es un jugador que podría ser muy importante para España porque se adapta a la filosofía de Luis Enrique", desliza el exjugador del Celta de Vigo y de la selección española en el Mundial de 1994 y la Eurocopa de 1996 Jorge Otero.

placeholder Jorge Otero vivió en directo el famoso codazo de Mauro Tassotti a Luis Enrique en el Mundial del 94. (EFE)
Jorge Otero vivió en directo el famoso codazo de Mauro Tassotti a Luis Enrique en el Mundial del 94. (EFE)

Otero continúa tratando de diseccionar la decisión de su excompañero de equipo Luis Enrique. "Está claro que quiere otro tipo de delanteros y que Aspas no entra en ese sistema. Del mismo modo, es obvio que nadie se tira piedras contra su propio tejado y menos en un torneo tan corto e importante donde para competir quieres a los mejores". Los números de Aspas sugieren que, aunque el gallego no fuese titular, contar con su presencia desde el banquillo podría solucionar más de un desaguisado. El exlateral apunta a esa extraña decisión del seleccionador en la que ha decidido convocar a tan solo 24 jugadores cuando podía haber aumentado el cupo hasta los 26: "Aspas podría ocupar el rol de Pablo Sarabia. Te cubrirías las espaldas. Los que conocemos a Aspas y vemos cómo juega sabemos que encajaría a la perfección en España".

La historia de Aspas con la selección parece que se cerrará con ese sabor amargo que dejó el Mundial de 2018. "Si con estas circunstancias no va, va a ser difícil que pueda resarcirse de ese desenlace en Rusia", añade Otero. Antes, sin embargo, enumera todo lo que pierde España sin uno de los mejores futbolistas de nuestro país: "Habilidad para darle la vuelta al partido, inteligencia para actuar como segundo punta, delantero centro o incluso tirado a banda, gran manejo del balón y dominio del fútbol combinativo". Esperemos que nadie tenga que echarle de menos.

Selección Española de Fútbol Eurocopa Iago Aspas
El redactor recomienda