Es noticia
Menú
Sin entradas, ropa ni visión. La Copa del Rey destapa el "maltrato" al aficionado español
  1. Deportes
  2. Fútbol
"Es ridículo e indigno"

Sin entradas, ropa ni visión. La Copa del Rey destapa el "maltrato" al aficionado español

Los cuartos de final radiografían la situación del hincha español al que se le dificulta al máximo desplazarse con su equipo. El Barça ha rectificado tras prohibir llevar camisetas a los fans de la Real Sociedad

Foto: El presidente de la RFEF, durante un acto oficial. (EFE/Mariscal)
El presidente de la RFEF, durante un acto oficial. (EFE/Mariscal)

Si usteden encienden la televisión para ver los cuartos de final de la Copa del Rey que empiezan hoy con el Barça-Real Sociedad (21:00) y el Osasuna-Sevilla (22:00) solo escucharán a una afición, la local. Sucerá lo mismo en el Real Madrid-Atlético de Madrid y el Valencia-Athletic Club. La realización no tendrá ni que esforzarse en enfocar a la grada rival para detectar el desplazamiento masivo visitante. Encontrar aficionados mezclados en la tribuna será tarea imposible. La última eliminatoria a partido único del torneo copero estará marcada por la ausencia (casi) total de color y de hinchas visitantes en las tribunas de los distintos estadios de nuestro fútbol. Es la decisión que han tomado los clubes para sacar rédito del efecto campo y arrinconar a los aficionados que pretendían apoyar a sus equipos lejos de su feudo habitual.

Estas son las entradas que se han ofrecido a los aficionados de los clubes visitantes para los cuartos de final. El Barça ha brindado la escalofriante cifra de 162 entradas a la Real Sociedad (un 0,17% del Camp Nou) a un precio de 19 euros. Osasuna ha dado 609 entradas al Sevilla (el 2,6% de El Sadar) a un precio de 45 euros. El Real Madrid, 600 entradas (0.85% del Santiago Bernabéu) a un precio de 70 euros al Atlético de Madrid tras pedir 4.000 los rojiblancos y, por el último, el Valencia, 508 entradas al Athletic Club (20 euros, cerca del 1% de Mestalla).

placeholder Real Madrid y Atlético, durante el último derbi disputado en el Santiago Bernabéu. (EFE/Ballesteros)
Real Madrid y Atlético, durante el último derbi disputado en el Santiago Bernabéu. (EFE/Ballesteros)

La RFEF, el ente regulador que establece las normas y bases de competición copera, no obliga a destinar un aforo total del estadio que se reserve a los fans de los clubs visitantes, pese a que la UEFA sí obligar a reserva un 5% en las competiciones europeas. Por su parte LaLiga, según dio a conocer El Partidazo de Cope, estudia implantar un acuerdo entre clubes de Primera para fijar un precio máximo de las entradas para la afición visitante y destinar un porcentaje del aforo de cada estadio a la afición visitante; algo que ya sucede en otras ligas de máximo nivel como la Premier League o la Ligue 1.

En este sentido, resulta curioso cómo la Real Federación Española de Fútbol reza en sus estatutos que "los clubes y SAD participantes en las competiciones tendrán la obligación de atender a los medios de comunicación para crear un contenido atractivo que contribuya a potenciar su imagen". Sin embargo, esa "potenciación de la imagen" no contempla el favorecer el desplazamiento de los aficionados visitantes para que luzcan los fans y generar un mejor ambiente.

"Es muy triste"

Tampoco que los dirigentes de los equipos que participan prohiban a los aficionados lucir bufandas o camisetas de su equipo en territorio rival, como era el caso de la directiva del FC Barcelona con la Real Sociedad. Algo que ha levantado las alarmas en Donosti hasta el punto de que el entrenador realista, Imanol Alguacil, se ha pronunciado en rueda de prensa en la víspera del encuentro: "No me voy a meter donde no me llaman, pero es tristísimo que un aficionado no pueda representar a su equipo con una camiseta fuera de casa". Finalmente, el Barça se ha visto obligado a rectificar y los aficionados de la Real podrán lucir simbología de su equipo en todo el estadio.

Ayer, en el portal de compra de entradas del club azulgrana, se podía leer un mensaje en las condiciones de compra que decía que "se denegará el acceso al estadio a aficionados con vestimenta o emblemas del equipo rival" y que " los aficionados del equipo rival deben adquirir sus entradas contactando con su respectivo club", un mensaje que ahora ya ha sido rectificado y en el que se expresa que "el FC Barcelona podrá, con el fin de preservar la seguridad del evento y cumplir con la normativa aplicable, prohibir el acceso y/o expulsar del estadio a quienes exhiban elementos de animación del equipo visitante y/o de cualquier equipo rival fuera de la zona habilitada por la afición visitante, siempre y cuando esto pueda suponer un riesgo para la seguridad y el orden público".

Lo que debería ser "un formato de Copa del Rey que nos hace sentir orgullosos" en palabras del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, será en la práctica un ejemplo "maltrato al aficionado", según el secretario general de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español, Emilio Abejón. El Confidencial charla con el representante de la asociación de aficionados sobre el trato al hincha español.

placeholder Los aficionados del Eintracht de Frankfurt invadieron el Camp Nou la temporada pasada. (Reuetrs/Albert Gea)
Los aficionados del Eintracht de Frankfurt invadieron el Camp Nou la temporada pasada. (Reuetrs/Albert Gea)

PREGUNTA. ¿Se trata bien al aficionado visitante español en nuestras competiciones? ¿Qué le parece el reparto de entradas para los cuartos de final de la Copa del Rey?

RESPUESTA. Esas cantidades y precios... son tan ridículas para unos cuartos de final de Copa que lo dicen todo. En nuestro fútbol se maltrata al aficionado. Los organizadores de las competiciones y los clubes ponen todo tipo de impedimentos para que no se produzcan desplazamientos. Nosotros creemos que eso es malo no solo para los aficionados que no podemos seguir a nuestros equipos, sino para las competiciones que pierden buena parte de su atractivo como producto audiovisual. Algo esto último que es lo que entendemos que se pretende potenciar tratando de esta manera al aficionado de grada.

P. Dice Rubiales del nuevo formato de Copa que "están muy orgullosos". ¿Ha luchado la Federación porque los aficionados visitantes participen de esa fiesta del fútbol en un formato que da tanta ventaja al equipo local?

R. Creemos que el cambio de formato de la Copa es un acierto, pero lo que no se puede es adoptar un formato a partido único sin que este vaya aparejado un mínimo cupo de entradas para la afición visitante y unos precios, no nos olvidemos, asequibles. Si no puede pasar lo que va a pasar en estos cuartos de final; que miles de aficionados se van a quedar sin animar a su equipo en toda la eliminatoria.

P. Otro punto interesante es dónde se sitúa a los aficionados visitantes cuando acuden a los estadios. En la parte más alta, incómoda, donde apenas se aprecia a los jugadores o hay muy mala visibilidad. ¿No debería cambiar este aspecto como en la Premier League, donde en muchos casos están a pie de campo?

R. Este es un aspecto vital. Tradicionalmente en nuestros estadios se ubica a la afición visitante en el rincón más recóndito, inaccesible y de peor visibilidad de los estadios. En algunos en habitáculos cerrados o semicerrados o con redes que dificultan la visibilidad, insalubres, etc. Esto es indigno y creemos que desde los organizadores de las competiciones se deberían imponer requisitos estrictos no solo sobre cantidad y precio, sino también sobre ubicación de la grada visitante.

P. La UEFA obliga a ceder el 5% del aforo del estadio a la afición visitante. Aquí, la Federación Española de Fútbol lo deja en manos de los clubes. ¿No se podría establecer algo similar?

R. Es una petición histórica de la afición española, no solo en la Copa del Rey sino también en LaLiga. Esperamos que con el reconocimiento de las organizaciones de la afición como actores implicados a tener en cuenta por clubes y órganos de gobierno de nuestro fútbol que se han manifestado en las nuevas decisiones de UEFA, las recomendaciones de la Unión Europea y hasta en la nueva Ley del Deporte, al fin estas peticiones sean escuchadas y adoptadas.

P. Por último, hay casos como el del Barça, donde se ha estado a punto de prohibir a la afición rival llevar camisetas, bufandas y atuendos de su equipo. La razón sobre el papel tiene que ver con la lucha contra la violencia en el fútbol. Es decir, si el partido ha sido declarado de alto riesgo o si el coordinador de seguridad cree que es lo más aconsejable. ¿No es una manera de contribuir a que el aficionado no se desplace al partido, hacerlo sentir incómodo y hasta atentar contra su libertad de expresión?

R. Otra medida sin sentido que ya se da en numerosos partidos no solo del FC Barcelona con la excusa de la lucha contra la violencia. Creemos que el problema de la violencia y la intolerancia en nuestro deporte exige de nuestros dirigentes un estudio que vaya más allá de las decisiones de nivel cuñado que a veces adoptan. O tal vez tengamos que pensar peor y ver que la lucha contra la violencia es una mera excusa y lo que se busque es eliminar el desplazamiento de aficionados por otros motivos.

Si usteden encienden la televisión para ver los cuartos de final de la Copa del Rey que empiezan hoy con el Barça-Real Sociedad (21:00) y el Osasuna-Sevilla (22:00) solo escucharán a una afición, la local. Sucerá lo mismo en el Real Madrid-Atlético de Madrid y el Valencia-Athletic Club. La realización no tendrá ni que esforzarse en enfocar a la grada rival para detectar el desplazamiento masivo visitante. Encontrar aficionados mezclados en la tribuna será tarea imposible. La última eliminatoria a partido único del torneo copero estará marcada por la ausencia (casi) total de color y de hinchas visitantes en las tribunas de los distintos estadios de nuestro fútbol. Es la decisión que han tomado los clubes para sacar rédito del efecto campo y arrinconar a los aficionados que pretendían apoyar a sus equipos lejos de su feudo habitual.

Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales Real Madrid FC Barcelona
El redactor recomienda