Fascinados con la nueva Copa del Rey: "Es como si te tocase diez veces el Gordo"
  1. Deportes
  2. Fútbol
El nuevo modelo gana en emoción

Fascinados con la nueva Copa del Rey: "Es como si te tocase diez veces el Gordo"

Paco González, Monchi y Álvaro Arroyo, capitán del Albacete, aplauden el cambio de formato de la Copa y la Supercopa

placeholder Foto: El Alcoyano de Segunda División B tumbó al Real Madrid en Copa. (EFE)
El Alcoyano de Segunda División B tumbó al Real Madrid en Copa. (EFE)

En medio de una temporada extraña, con los estadios vacíos y el calendario saturado de partidos que entremezclan competiciones hasta confundir a los aficionados, parece improbable que se pueda rescatar algo positivo de este fútbol pandémico. Sin embargo, hay una decisión que ha generado el aplauso unánime de la afición y el de muchos actores del fútbol actual: la Copa del Rey. Hablamos con tres protagonistas implicados en esta industria para unos o circo para otros. Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido en los ambientes futboleros como 'Monchi', director deportivo del Sevilla; Álvaro Arroyo, capitán del Albacete Balompié; y Paco González, periodista y director del programa 'Tiempo de Juego', de la cadena COPE.

Foto: Carteles de aficionados en Turquía (Reuters)

Abre fuego el futbolista, Álvaro Arroyo, jugador nacido en la cantera del Rayo Vallecano y que militó en el Getafe y Alcorcón antes de aterrizar en el Carlos Belmonte hace cinco temporadas. Arroyo es la voz, en esta conversación cruzada, de los humildes. Esos equipos que han regado de sorpresas esta edición copera y que aplauden con entusiasmo el cambio de formato. "En el vestuario del Albacete, como en casi todos los de los equipos de Segunda, Segunda B y Tercera, se comenta que ha supuesto una mejora sustancial para todos nosotros. A la mayoría nos gusta. Creo que la Copa ha mejorado porque ahora los equipos pequeños podemos llegar más lejos".

El integrante del cuadro albaceteño añade: "Tenemos más opciones de eliminar a un grande al jugar a un solo partido y hacerlo en casa. Creo que es muy importante porque eso ofrece una oportunidad a gente que en su vida va a poder disfrutar del nivel profesional y medirse a equipos como el Real Madrid, Barça y otros de Primera. Evidentemente no es fácil ganar y por eso siempre llegan los grandes a las rondas finales, pero puedes avanzar rondas y se ve a equipos grandes sufrir en los campos de los pequeños. Además, es una manera de promocionar las categorías menores del futbol español porque sirve de escaparate para ver esos chavales con talento que juegan en Segunda o Tercera".

placeholder El Cornellà eliminó al Atlético de Madrid y estuvo a punto de hacer lo propio con el Barça. (EFE)
El Cornellà eliminó al Atlético de Madrid y estuvo a punto de hacer lo propio con el Barça. (EFE)

Argumento que respalda abiertamente Paco González: "Estoy muy a favor de este cambio de formato a partido único simplemente por simpatía personal, no solo por intereses de la radio como que se jueguen muchos partidos a la vez, que también. Pero sobre todo porque libera el calendario, que es una cosa absolutamente necesaria para el fútbol y para los futbolistas".

Aparece Monchi para puntualizar un par de mejoras necesarias "como el protocolo, que se debe equiparar en todos los casos en estos tiempos tan necesarios de pandemia, y luego la mejora de las instalaciones. Pero como formato en sí, por dinámica de competición, el cambio de la Copa me gusta". Lo dice el director deportivo de un Sevilla que es uno de los cuatro semifinalistas, por no decir el gran favorito para meterse en la final tras derrotar al Barcelona (2-0) en la ida de su semifinal.

Más premio para los pequeños y riesgo para los grandes

Arroyo, no obstante, tiene claro que el cambio no gusta a todos. "Si preguntas a un jugador de un equipo grande te dirá que no le gusta porque pueden caer ante un equipo de menor categoría con lo que eso supone para él y para su equipo. La prensa apretando, la afición... Además, económicamente no les renta. Pero a los equipos humildes jugar ante un grande les compensa siempre, aunque te goleen. Estos partidos son ocasiones únicas de medirte a estrellas que ves por la televisión. De ahí que la gente lo ponga todo en el campo", apunta el carrilero.

placeholder El Ibiza, de Segunda División B, eliminó al Celta de Vigo tras marcarle cinco goles. (EFE)
El Ibiza, de Segunda División B, eliminó al Celta de Vigo tras marcarle cinco goles. (EFE)

González apela al lado emotivo: "Esta Copa reparte muchas más emociones porque es como si la Lotería de Navidad en vez de un Gordo repartiese diez. Todos estamos a favor y no pasaría nada encima si se hiciera una final a cuatro a partir de semifinales". Propuesta esta, del cambio de formato hasta el final de Copa, que no comparte Monchi: "Yo dejaría las semifinales a doble partido, porque creo que el formato de partido único permite al más débil equiparar la diferencia de categoría. Y cuando llegas a semifinales las diferencias de categorías están equiparadas y no creo que haya que dar esa ventaja. A estas alturas es más lógico y justo igualar la ventaja jugando los dos un partido en su campo".

Arroyo apuesta por llevar el formato al extremo y explica por qué: "Pondría el formato de un partido hasta la final, pero entiendo que hay muchas partes y muchos intereses. Lo pondría porque si pones la televisión y ves que el partido está igualado y no se resuelve, sabes que habrá prórroga y penaltis... Y esa emoción de saber que uno pasa y otro cae es mayor que si se juega a doble partido".

La Supercopa ha ganado importancia y visibilidad

Si el cambio de formato de Copa ha generado una respuesta positiva en los tres, el de Supercopa roza el entusiasmo, incluso en un cauto Monchi que ahora sí muestra abiertamente su aprobación: "A mí me parece un acierto porque la competición se ha revalorizado. Era un torneo secundario al que ahora se le da importancia y creo que ha sido un éxito tremendo de la Federación. Además, ofrece una segunda oportunidad a los equipos que llegan hasta las finales, que es algo que tiene mucho mérito".

González comparte ese diagnóstico: "Por la misma razón por la que apuesto por una final a cuatro en Copa, tengo que decir que me gusta mucho el formato de la Supercopa. Ya sé que ahora la puede ganar alguien que no ha ganado Liga o Copa y suena extraño. Pero también puede ganar la Liga de Campeones un equipo que no ha ganado nada en su país y que ha quedado tercero. Estoy muy a favor del nuevo formato, porque ha pasado de ser un torneo veraniego que molestaba a una competición muy atractiva para abrir el año".

placeholder El Athletic Club se convirtió en campeón de la Supercopa de España tras derrotar al Barça. (EFE)
El Athletic Club se convirtió en campeón de la Supercopa de España tras derrotar al Barça. (EFE)

Arroyo, que esta vez no es parte implicada, habla como aficionado al fútbol: "Aunque evidentemente es un torneo que los humildes vemos por televisión y no nos afecta, creo que a la Supercopa le han dado un poco de vidilla. Antes era en torneo que se jugaba en vacaciones, con los campos vacíos y siempre llegaban Madrid y Barça a la final. Siempre era lo mismo y eso cansa. Pero ahora con cuatro equipos ya es otra cosa porque no siempre ganan los mismos. Hay más alternativas y eso al aficionado, y ahora hablo como aficionado, le gusta más. Otro acierto a mi entender".

Y concluye con Paco González con un veredicto que pueden rubricar sin problemas tanto Monchi como Arroyo: "Me molan mucho los dos formatos nuevos, tanto el de Copa como el de Supercopa. Me parecen más interesantes y abiertos, ya que no tienen que ganar todos los dos grandes, como ocurría antes con los formatos clásicos, que les favorecían. En la Federación han acertado". No hay duda, esta Copa y esta Supercopa molan más.

Copa del Rey Supercopa de España Luis Rubiales Real Sociedad Athletic Club Sevilla FC Atlético de Madrid Real Madrid FC Barcelona Rayo Vallecano Albacete Balompié Cadena Cope Albacete Paco González Monchi Real Federación Española de Fútbol
El redactor recomienda