Es noticia
Ronald Koeman firma su sentencia y el Barça, otro ridículo en la Champions
  1. Deportes
  2. Fútbol
Se enfrenta al Atleti en dos días

Ronald Koeman firma su sentencia y el Barça, otro ridículo en la Champions

El Barcelona sale goleado de Lisboa y dando una imagen pésima, colista de grupo. Roberto Martínez y Xavi Hernández, los entrenadores que más suenan para sustituir al holandés

Foto: Ronald Koeman, en una imagen de archivo. (Reuters)
Ronald Koeman, en una imagen de archivo. (Reuters)

Si Joan Laporta hubiera tenido recambio, es muy probable que Ronald Koeman no se hubiera sentado en el banquillo ya no en Lisboa, sino ante el Cádiz. Fue entonces, hace tan solo una semana, cuando el técnico leyó un comunicado en la sala de prensa en el que afirmó que “en la Champions no se pueden esperar milagros”. El técnico siguió a pesar de estar sentenciado y ahora ha sido él mismo el que lo ha firmado tras caer ante el Benfica por 3-0 en el enésimo bochorno europeo del Barça. Lo único que queda por saber es cuándo se irá —si antes de jugar el sábado ante el Atlético o después— y quién será su sustituto.

Foto: Memphis Depay cae en el área. (Reuters)

Koeman se ha empeñado en boicotearse, en hacerse el harakiri, y aunque no es el único culpable de la derrota sí que es uno de los responsables. Porque ha sido él quien, después del subidón momentáneo de la victoria ante el Levante con Nico, Gavi y Ansu Fati, se ha obstinado en repetir el mismo once que cayó ante el Bayern con el único cambio obligado de Alba por Dest. Ha llevado su resignado “esto es lo que hay” hasta el extremo; a los tres minutos, Darwin Núñez ya les había marcado el primer gol, a la media hora cambió a Piqué antes de que le expulsaran y la única solución que se le ocurrió fue retrasar a De Jong (que hasta ese momento era el más destacado ofensivamente) para acompañar a Eric García y Araujo en la defensa. Y si la primera parte fue mala, la segunda resultó nefasta, era cuestión de tiempo que les marcaran más goles y Silva en el 69’ y Darwin 10 minutos después, de penalti, certificaron el ridículo. Otro más en Europa.

Bochorno en Europa

El Barça ha encajado nada menos que 14 goles en sus últimos cinco encuentros de Champions: Juventus (0-3), PSG (1-4, 1-1), Bayern (0-3) y Benfica (3-0), y la derrota de Lisboa escuece especialmente porque el Benfica no está entre los grandes de Europa, entre los equipos con solera, con nombre, con cara y ojos. También, claro, porque a partir de ahora clasificarse para octavos se pone cuesta arriba después de las dos goleadas y con Bayern y Benfica con seis puntos.

El club azulgrana no se puede permitir un sofocón detrás de otro por mucho que Bartomeu lo haya dejado todo hecho un desastre, y Laporta está obligado a tomar una decisión urgente. El equipo está en caída libre y el mensaje de Koeman —más allá del estilo y la alineación— saca de quicio a los culés. Sin ir más lejos, minutos después de perder ante el Benfica, soltó: “Al final el culpable es el entrenador, pero el planteamiento estuvo muy bien porque fuimos superiores a ellos. Fuimos inferiores en la efectividad. De mi futuro no quiero decir nada porque no sé cómo está el club en ese sentido”. Un detalle: el Barça no disparó a puerta entre los tres palos en todo el partido.

placeholder Ronald Koeman, durante el encuentro. (EFE)
Ronald Koeman, durante el encuentro. (EFE)

Y si el mensaje de Koeman ya no cuela, el de Laporta ha sido hasta el momento grabarse dos veces en su despacho con un móvil y sonando a vacío intentando tranquilizar a la afición asegurando que encontraría la solución. “Lo arreglaremos”, dijo tras el 0-3 del Bayern. En Lisboa, bajó al vestuario para animar al equipo mientras se filtró a los medios que no se tomaría ninguna decisión en caliente, pero es tal el caos, y tal el chaparrón, que no se puede descartar ningún escenario.

El sábado en el Metropolitano, Koeman no puede sentarse en el banquillo porque está sancionado, pero existe la posibilidad de que ni siquiera viaje a Madrid. Esperar a que pase el partido ante el Atlético, con el parón liguero por medio, es la otra opción. Y todo depende de hasta qué punto Laporta tenga claro quién es el sustituto. Bob Martínez está en la lista, también Xavi Hernández, que tiene una gran aceptación entre los culés, pero el presidente no le perdona su colaboración con Víctor Font para elaborar el organigrama deportivo.

El plan de Laporta, en fin, no se ha visto por ningún lado, la guerrilla con Koeman también le ha desgastado, aunque haya servido para distraer al personal, y la descomposición es tal que ya no puede esconderse en vídeos caseros y frases triunfalistas sin ton ni son. En definitiva, el entrenador se ha inmolado después de que el presidente le retara. Y ahora lo único que queda es ruido.

Levante UD
El redactor recomienda