Es noticia
Menú
Ni Cristiano ni Griezmann: el fichaje del Atlético de Madrid se llama Álvaro Morata
  1. Deportes
  2. Fútbol
UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Ni Cristiano ni Griezmann: el fichaje del Atlético de Madrid se llama Álvaro Morata

Ha vuelto tras dos años en Turín, cosechando goles y erigiéndose en el '9' de Luis Enrique en la Selección. Ahora, regresa al Metropolitano para ser el gran fichaje

Foto: Álvaro Morata, goleador frente a la Juventus. (Atlético de Madrid)
Álvaro Morata, goleador frente a la Juventus. (Atlético de Madrid)

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, aunque en el caso del ariete madrileño ya ha vivido más de una y no ha terminado teniendo un sabor demasiado agridulce. Álvaro Morata ha ido y ha vuelto varias veces a la capital española, pero no siempre al mismo equipo. Es uno de los futbolistas que más dinero han movido en traspasos, llegando a la nada desdeñable cifra de 189 millones de euros. Pese a haberse postulado como uno de los futbolistas deseados del mercado, y llevando el cartel de transferible en algún momento, Morata, si nada cambia, se quedará en el Atlético de Madrid. Un arma nueva con la que, seguramente, no contaba el Cholo Simeone antes de arrancar la pretemporada.

Los partidos de preparación le han sentado bien a Morata. El '19' ha cuajado buenos minutos y, sobre todo, de calidad. El técnico argentino le brindó su confianza desde el primer amistoso, frente al Numancia, y ha seguido esa línea, menos en el duelo contra el Manchester United. Precisamente en ese partido, salió en el segundo tiempo para decidir el resultado con una asistencia que dio la victoria a los rojiblancos. En el Trofeo Carranza abrió el marcador, mostrando su mejor versión, otra vez. Y ya si hablamos del último asalto frente a su exequipo, la Juventus de Turín, la película coge tintes de ilusión. Un 'hat-trick', con goles de todos los colores, y un mensaje de reivindicación muy claro: Morata quiere ser importante en el Atlético.

Foto: Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, durante el partido Liga de Campeones contra el Manchester City(EFE/Juanjo Martín)

No lo va a tener fácil. Hasta cuatro competidores —cinco si contamos a Ángel Correa— se postulan para solo dos puestos en la punta de ataque. Joao Félix sigue siendo una incógnita para la titularidad. Es el jugador más diferencial en la plantilla rojiblanca, ahora bien, el Cholo quiere que trabaje más en tareas defensivas. Pese a ello, el portugués, en condiciones normales, estará en la mayoría de los onces. Cunha sigue evolucionando y el técnico argentino aprecia su esfuerzo, pero sus camaradas son mejores futbolistas y Simeone lo sabe. Así, Griezmann se presenta como el gran rival para ser el delantero titular del Atlético de Madrid, aunque su nivel en la 21-22 no fuese el esperado.

"Si fuese su entrenador, yo lo pondría. He jugado con él, sé lo que puede aportar y me gusta mucho su juego. No solo es un '9' goleador, sino que aporta muchas cosas al equipo con sus distintas virtudes", comenta Armando Sosa 'Mandi', futbolista profesional que coincidió con Morata en el Real Madrid Castilla. "Cuando yo llegué al filial, él no jugaba mucho. Era un chaval muy decidido y tenía las cosas claras. Su padre ha sido fundamental en su carrera, porque tenía claro que su hijo iba a ser el delantero del Real Madrid. Al final, con trabajo y dedicación, ha llegado hasta ahí", prosigue Mandi.

placeholder Debut de Álvaro Morata, en Primera División. (EFE/Javier Cebollada)
Debut de Álvaro Morata, en Primera División. (EFE/Javier Cebollada)

Aquel equipo ascendió a la categoría de plata y contaba con nombres que hoy plagan la Primera División española, como Carvajal, Nacho, Joselu, Álex Fernández, Lucas Vázquez, Óscar Plano y demás. "Todos los que estábamos en ese Castilla teníamos el hambre y las ganas de llegar al primer equipo. Por aquel entonces era más difícil, porque costaba apostar por los jóvenes de la cantera, los clubes querían futbolistas que estuviesen hechos. A Morata le llegó la oportunidad, estaba preparado y la supo aprovechar".

Pese a los contantes cambios de club que ha experimentado, Morata quiere asentarse ahora en la capital española. "Es complicado demostrar toda tu calidad en una sola temporada, porque pueden pasar infinidad de situaciones. Pero cuando tienes la confianza del entrenador, te la demuestra, cuentas con un contrato largo que te da estabilidad... es todo más fácil. Se tienen que dar muchas cosas para estar al cien por cien en todos los sentidos", concluye el centrocampista español, aportando una de las claves para el rendimiento de un futbolista profesional.

Los números

Si metemos los datos en el laboratorio, el delantero formado en la cantera del eterno rival sale ligeramente victorioso. Morata, en una temporada más que complicada para la 'vecchia signora', fue un futbolista capital, en el juego del equipo y en los números. 12 goles y nueve asistencias en 48 partidos fue la renta que dejó en Italia. Pese a la llegada de Vlahovic en invierno, el español se mantuvo firme en el once titular, aunque perdió cierto protagonismo. Griezmann, en cambio, tuvo peores registros. Ocho goles y siete asistencias en 38 partidos, estando a las órdenes de Simeone.

Foto: Partido entre el Atlético de Madrid y el Numancia de Soria, en Burgo de Osma. (Cedida)

Si ponemos la lupa solo un año atrás, los dos candidatos estuvieron muy parejos. Morata marcó 20 goles y repartió 12 asistencias en 44 partidos. El francés marcó los mismos tantos y dio una asistencia más, disputando siete encuentros más, con la camiseta del Barça.

Ambos futbolistas tienen gol; lo han demostrado a lo largo de su carrera. En el cara a cara, Griezmann cuenta con la ventaja de haber estado el curso anterior en el Atleti y, por tanto, estar más adaptado a la filosofía del Cholo. Aun así, Morata ya sabe lo que es cumplir con las indicaciones de Simeone e incluso no estar de acuerdo con él. Los colchoneros todavía recuerdan el episodio acontecido en los cuartos de final de la Liga de Campeones de 2020, frente al Leipzig, donde el español partió como suplente en detrimento de Diego Costa. Hasta ahora, este parecía ser el gran problema en la relación entre ambos. No obstante, las declaraciones que dejó Morata en los medios del club cuando retornó al Metropolitano hacen pensar que está todo olvidado.

Con 29 años, el nuevo 'fichaje' del Atlético de Madrid tiene claro que quiere quedarse. El primer objetivo ya está cumplido. Ha convencido a Simeone en la pretemporada. Ahora le llega lo más complicado: asentarse en la titularidad de una delantera muy concurrida. Argumentos tiene, cifras también y la parroquia rojiblanca parece haber olvidado todos los problemas del pasado. Pero esto es el Atleti y el Cholo exige más que todo eso. Ahora, le toca a él demostrar por qué ha insistido en quedarse. Primera parada: Getafe CF, lunes 15 de agosto.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, aunque en el caso del ariete madrileño ya ha vivido más de una y no ha terminado teniendo un sabor demasiado agridulce. Álvaro Morata ha ido y ha vuelto varias veces a la capital española, pero no siempre al mismo equipo. Es uno de los futbolistas que más dinero han movido en traspasos, llegando a la nada desdeñable cifra de 189 millones de euros. Pese a haberse postulado como uno de los futbolistas deseados del mercado, y llevando el cartel de transferible en algún momento, Morata, si nada cambia, se quedará en el Atlético de Madrid. Un arma nueva con la que, seguramente, no contaba el Cholo Simeone antes de arrancar la pretemporada.

Atlético de Madrid Álvaro Morata
El redactor recomienda