El extraño caso de Morata: el delantero que no convence a nadie salvo a la élite europea
  1. Deportes
  2. Fútbol
Tras su fallo ante Portugal

El extraño caso de Morata: el delantero que no convence a nadie salvo a la élite europea

Es el futbolista español que más dinero ha movido en el mercado con traspasos a Chelsea, Atlético o Juventus, pero su falta de gol crispa a la afición. Luis Enrique defiende su papel

placeholder Foto: Álvaro Morata, en un instante del partido frente a Portugal. (Reuters)
Álvaro Morata, en un instante del partido frente a Portugal. (Reuters)

En el tiempo de descuento del encuentro frente a Portugal, Álvaro Morata realizó una carrera en solitario después de un despeje sin aparente peligro. El posible delantero titular de la selección española para esta Eurocopa -a juzgar por las escasas pistas que está ofreciendo Luis Enrique- ganó con la galopada varios metros a la descolocada defensa lusa, plantándose delante de Rui Patricio fácilmente después de 90 minutos de trabajo. El arquero se venció a su izquierda, lo que aprovechó el dorsal siete para intentar superarlo con un balón fuerte, seco y centrado. Lamentablemente para el optimismo de La Roja, el balón acabó por impactar en el larguero. Morata se echó las manos a la cabeza, consciente de que había desperdiciado la mejor ocasión del partido, al mismo que tiempo que los 15.000 espectadores que habían acudido al Wanda Metropolitano entonaron el cántico “Morata que malo eres”.

Foto: Cristiano, presionado por los españoles (Efe)

Luis Enrique, que lamentó con gran fervor en directo la oportunidad perdida en el último instante del partido, quiso proteger a su delantero centro cuando le preguntaron por su falta de gol en rueda de prensa. “No me enfado cuando los jugadores fallan. Ellos son los primeros interesados en marcar. Jamás voy a reprochar a mis jugadores que no hagan goles. La última ocasión del partido de Morata, después de matarse a presionar, de ser un incordio para los defensas portugueses y haciendo un trabajo increíble, en la que es capaz de hacer una jugada a máxima velocidad y engañar al portero con la mala suerte de que vaya al larguero... Pues es para levantarse y matarse a aplaudir, pero yo no sé de fútbol”, respondió con ironía el seleccionador, antes de añadir que “a él luego le he visto muy bien”.

En una convocatoria para la Eurocopa que ha generado especial polémica por decisiones como dejar en tierra a Sergio Ramos o apostar por jugadores con roles secundarios en sus clubes, el caso de Álvaro Morata vuelve a estar en la picota. Gerard Moreno se postula como el otro gran candidato a discutir la posición de nueve titular al delantero de la Juventus de Turín, quien se ha ganado la confianza de Luis Enrique en los meses previos a la cita continental. La ausencia de jugadores como Iago Aspas, quizás el talento ofensivo nacional más importante de LaLiga con 14 goles y 15 asistencias en la competición doméstica, pone aún mayor presión sobre Morata, cuyo fallo en el primero de los dos amistosos que La Roja celebrará antes del torneo le ha dejado señalado.

placeholder Morata, en la gran ocasión frente a Portugal. (Efe)
Morata, en la gran ocasión frente a Portugal. (Efe)

Los cánticos ofensivos sobre el delantero que se oyeron en el Wanda no fueron bien recibidos por el vestuario. Luis Enrique, por ejemplo, afirmó que los silbidos “hasta me ponen”, pero matizando que le molesta que la propia afición española se “lo haga a mis jugadores, pero cada uno es libre de hacer lo que quiere”. Fabián Ruiz también defendió el papel de Morata frente a los medios: “Confiamos mucho en Álvaro y sabemos que lo va a hacer muy bien”. El jugador de la Juventus de Turín sabe a la perfección que es una figura controvertida en la selección, con una parte importante de la hinchada nacional especialmente crítica con su desempeño.

Mientras un sector de esta afición se ha mostrado muy descontenta con la situación de crispación sobre Morata -incluso promoviendo una serie de medidas y gestos buscando el ‘todas a una’-, cabe preguntarse qué sucede con su figura. Al igual que otrora le sucedió a jugadores de la talla de Patrick Kluivert, Gonzalo Higuaín o incluso Karim Benzema, el español se ha labrado fama de ser un ‘delantero sin gol’. No es que los futbolistas mencionados hayan marcado pocos goles durante su carrera -de hecho, han marcado mucho: Kluivert es el tercer máximo goleador histórico de Holanda; el argentino sostiene el récord de más goles convertidos en una temporada en la Serie A (36 veces vio puerta, empatado con Cirio Immobile) y Benzema acumula 279 tantos con la camiseta del Real Madrid- es que sus fallos de cara a puerta, a veces clamorosos, pesaron más.

Foto: Luis Enrique bromea con Iago Aspas en un entrenamiento en 2018. (EFE)

Con la selección española, Morata acumula 40 partidos disputados en los cuales ha celebrado 19 tantos. Es decir, a 0,47 goles por partido. David Villa, máximo goleador histórico del combinado nacional, consiguió un promedio de 0,60 goles por partido (59 tantos en 98 encuentros) y Raúl González Blanco ostenta un récord de 0,43 (44 goles en 102 partidos). Los datos no son excesivamente malos para el ex del Real Madrid o Atlético de Madrid, aunque su importancia en la selección ha estado marcada por la irregularidad. Solo ha sido protagonista de la delantera nacional en una gran competición, la pasada Eurocopa, donde anotó tres goles en cuatro partidos y en la que España fue eliminada en octavos de final por Italia, el último partido que dirigió Vicente del Bosque.

Andrea Pirlo, Diego Pablo Simeone, Antonio Conte, Massimiliano Allegri y Luis Enrique son los entrenadores que más confianza depositaron en Morata. El actual delantero de la Juventus de Turín -a falta de que se certifique el pase definitivo desde el Atleti este verano- es el jugador español que más dinero ha movido en el mercado. 190 millones de euros se ha pagado en total por el futbolista, que ha pasado por el Real Madrid, Atlético de Madrid, Juventus de Turín y Chelsea. Es decir, las direcciones técnicas de cuatro de los equipos punteros de la élite europea han apostado por Morata en los últimos seis años.

Pirlo, que coincidió como jugador con él la primera etapa del español en la Juventus, le quiso a toda costa el pasado verano. El exentrenador de La Vecchia Signora veía al futbolista rojiblanco como el complemento perfecto de Cristiano Ronaldo. Su movilidad como punta, el trabajo sucio anclando las defensas rivales, el juego aéreo o su facilidad para ayudar en la presión alta son solo algunas de las cualidades que ofrece Morata. Si bien su mejor versión siempre ha estado a la sombra de jugadores con mayor peso goleador, algo que no sucede en la actual selección española, donde la responsabilidad goleadora recae sobre sus hombros. Al menos, visto el planteamiento actual de Luis Enrique.

placeholder Morata y Pirlo se saludan tras un partido. (Efe)
Morata y Pirlo se saludan tras un partido. (Efe)

En la pasada Serie A, Morata despidió el curso con 11 tantos y 10 asistencias repartidos entre 32 partidos con la camiseta de la Juventus. Delantero que necesita sentir la confianza para encontrarse con el gol, el español de hasta nueve partidos seguidos sin encontrar fortuna de cara a puerta. Tampoco ayudan a su imagen esperpénticas situaciones como la vivida en el partido de Champions del pasado octubre frente al Barcelona, cuando el español anotó un hat-trick en el Camp Nou… Siendo los tres goles anulados por fuera de juego. A su favor, Morata despidió el curso liguero con confianza, anotando un doblete frente al Bolonia. Luis Enrique deberá decidir ahora si sigue apostando por el madrileño o le da la oportunidad a un Gerard Moreno entonado, quien viene de marcar en la final de la Europa League el que Villarreal le ganó al Manchester United.

Álvaro Morata Luis Enrique Juventus FC Selección Española de Fútbol
El redactor recomienda