Es noticia
Menú
Resacón en Las Vegas: Joan Laporta activa la segunda palanca y calienta el Clásico
  1. Deportes
  2. Fútbol
el presidente está desatado

Resacón en Las Vegas: Joan Laporta activa la segunda palanca y calienta el Clásico

Un día antes del Clásico de verano en Las Vegas, el Barça consigue una nueva inyección de dinero con la venta de más derechos de televisión y Laporta mete picante con un mensaje

Foto: Laporta y Lewandowski en la presentación del polaco. (EFE/Cristobal Herrera)
Laporta y Lewandowski en la presentación del polaco. (EFE/Cristobal Herrera)

El Clásico veraniego de Las Vegas sirve para muchas cosas, menos para la más importante, que es tener la posibilidad de ganar un título. Esto no le importa a Laporta. Al presidente del Barcelona le va la fiesta y se suma al espectáculo. Un enfrentamiento entre el Real Madrid y el Barcelona siempre es interesante, pero este, a finales de julio, el primer partido que van a disputar los de Ancelotti en la pretemporada, tiene escasa relevancia. En lo deportivo se podrán sacar pocas conclusiones. No hay nada en juego. Lo que sí hay es mucho espectáculo y lo paga Laporta.

El presidente del Barcelona pasa por su momento más feliz desde que accedió al cargo. En el último mes, le sale todo a pedir de boca. Consigue cerrar las cuentas de la pasada temporada sin pérdidas por la activación de la primera 'palanca'. Con la venta del 10% de los derechos de televisión al fondo inversor, Sixth Street tapa el primer agujero. Presenta a Kessié, Christensen y Dembélé. Tira de talonario con Rapinha. Da el pelotazo con el fichaje de Robert Lewandowski y un día antes del Clásico hace oficial la activación de una segunda palanca al mismo fondo inversor. En este caso es de un 15%. En total, el club vende el 25% de sus derechos de televisión durante los próximos 25 años y esto le reporta unos 500 millones de euros, pendiente de las plusvalías.

Este dinero le permite tener margen para hacer más fichajes, cumplir la regla del uno por uno en el control salarial que marca la Liga, pero todavía necesita activar una tercera palanca para poder inscribir a los jugadores. Se estima que necesitaría otros 100 millones de euros. "Tenemos solidez financiera", comunica el presidente del Barcelona. La política económica pasa por vender patrimonio durante los próximos 25 años. A esto se le llama ahora activar palancas. Es la mejor estrategia que han encontrado los dirigentes para reducir la deuda y hacer, de inmediato, una plantilla más competitiva que pueda competir por los títulos. No han querido ser austeros.

El mensaje en el hotel

En este estado de 'embriaguez' por las palancas y los fichajes, con el que se genera ilusión, el día antes del Clásico en Las Vegas aparecen en la fachada del hotel del Barcelona una serie de mensajes en las pantallas. Están Xavi, un grupo de jugadores (Ansu Fati, Aubameyang, Pedri y Gavi) y, cómo no, Laporta. "Si a Las Vegas se viene a jugar. Compromiso, respeto, esfuerzo e integración. Somos el Barcelona..." y aparece la imagen de Laporta: "Pero tranquilos merengues. Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas". Esta es la resaca en un Barcelona pletórico por cómo le han dado la vuelta a la tortilla tras una temporada en la que no han ganado ningún título.

Laporta se presentó a las elecciones a la presidencia del Barcelona con una pancarta de gran impacto a escasos metros del Bernabéu. "Ganas de volver a veros", era el mensaje. La de Las Vegas también es obra de Lluis Carrasco, el publicista que asesora a Laporta. No hay duda que consiguen que los mensajes tengan repercusión y este es el fin de la publicidad. No dejar indiferentes y hacer que se hable de la marca en cuestión y llegue con fuerza. Pero esto es fútbol y el éxito es efímero si la pelotita no entra.

Foto: Tchouaméni en su presentación como jugador del Real Madrid. (Reuters/Isabel Infantes)

El Clásico de Las Vegas es uno de los mejores partidos que se pueden ver esta pretemporada. Pero las aficiones no van a ir a Cibeles ni a Canaletas si sus equipos ganan. Es para disfrutar y empezar a ver qué pinta tienen los nuevos fichajes. En el caso del Real Madrid, los de Rüdiger y Tchouaméni. Es el punto de partida del nuevo Hazard, al que se le ve más fino. Es el primer Clásico del belga en los tres años que lleva en la plantilla. Ancelotti lo quiere ver de 'falso nueve' una vez que Florentino se niega a hacer más fichajes. Ancelotti mira el Clásico como el primer partido de preparación para llegar con ritmo y forma física a la final de la Supercopa de Europa, el 10 de agosto, contra el Eintracht de Frankfurt.

En el Barcelona hay mucho más que observar con Rapinha y las mencionadas incorporaciones. El brasileño ha tenido que rectificar sus palabras tras decir que son mejores que el Real Madrid al finalizar el partido contra el Inter Miami.

Laporta vive unos días de 'resaca' por todo lo conseguido. Está desatado. Presentó a Robert Lewandowski en una piscina del hotel, se dirigió a él hablando en polaco y le apodó como 'Lewangolski'. El presidente está entusiasmado con el fichaje del goleador. Las imágenes del recibimiento, por cómo le mira, el lenguaje gestual y hasta las caricias, son las de un presidente ensimismado por tener uno de los mejores cromos del fútbol. Esto empieza fuerte, con show en Las Vegas y un Clásico que calienta el verano.

El Clásico veraniego de Las Vegas sirve para muchas cosas, menos para la más importante, que es tener la posibilidad de ganar un título. Esto no le importa a Laporta. Al presidente del Barcelona le va la fiesta y se suma al espectáculo. Un enfrentamiento entre el Real Madrid y el Barcelona siempre es interesante, pero este, a finales de julio, el primer partido que van a disputar los de Ancelotti en la pretemporada, tiene escasa relevancia. En lo deportivo se podrán sacar pocas conclusiones. No hay nada en juego. Lo que sí hay es mucho espectáculo y lo paga Laporta.

Joan Laporta Robert Lewandowski Real Madrid
El redactor recomienda