Es noticia
Menú
Por qué Fernando Alonso volvió a la F1 con 40 años: "Quiero ser recordado como un luchador"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ALONSO Y LA PERCEPCIÓN DE LOS AFICIONADOS

Por qué Fernando Alonso volvió a la F1 con 40 años: "Quiero ser recordado como un luchador"

Fernando Alonso abre la puerta a las sensaciones que le acompañan en esta nueva época y las motivaciones que le mueven al margen de la posibilidad de aspirar a la victoria

Foto: Fernando Alonso, antes del Gran Premio de Austria. (Reuters/Florion Goga)
Fernando Alonso, antes del Gran Premio de Austria. (Reuters/Florion Goga)

¿Cómo quiere Fernando Alonso ser visto y recordado en estos tiempos? "Como un luchador. Alguien que no se rinde tan fácilmente. Y siempre trata de rendir al máximo en cualquier entrenamiento libre, calificación, carrera, cualquier condición o posición por la que luches. Puede ser la victoria o puede ser el duodécimo puesto".

Alonso es hoy un piloto distinto a otras etapas del pasado (Renault, Ferrari, McLaren). No puede ser de otra forma. Inevitablemente, su veteranía en el deporte determina la percepción del público, en parte recién llegado al deporte, desconocedor de sus grandes momentos del pasado. Este contexto parece determinar actualmente su motivación actual. Sobre esta nueva etapa, se explica en una entrevista para el medio británico 'The Race', en las que expresa consideraciones que pocas veces se le han escuchado durante su carrera.

Y está la clave que mueve al Fernando Alonso de estos tiempos. "Es importante para mí que la gente se dé cuenta de que me encanta la competición y amo el deporte".

El riesgo de volver

A punto de cumplir 41 años, Alonso se hace preguntas. No sobre sí mismo, sino sobre la percepción que de él puedan tener los cada vez mayor número de seguidores de la Fórmula 1. "Eres consciente de las cosas y quizás de la opinión de la gente. Tienes que hacer cientos de entrevistas, te están preguntando cómo te sientes a los 40 y si eres exactamente igual que antes", reflexiona el español. Cuando no son los títulos y las victorias el objetivo inmediato, se trata de convencer a los aficionados, a la vez que se disfruta de la pasión de seguir compitiendo como un fin en sí mismo.

Alonso era consciente de los riesgos que corría en su retorno: "Sé que hubo un par de ejemplos en el pasado en los que la gente volvía, Kimi o Michael, que tal vez eran… Todos teníamos la sensación de que no eran los mismos de antes. Y no quería esto en mi regreso. Creo que, más o menos, lo estoy logrando. Soy el mismo que era antes. Y eso fue importante para mí".

"Ahora que tendré 41 años en Hungría, y será el tema principal con los medios de comunicación, no me siento diferente de lo que sentí el año pasado. Pero soy consciente de eso", explica, encerrado en la jaula de la percepción ajena, diferente a las sensaciones consigo mismo. Porque el amplio arco de experiencia de Alonso también le permite ser consciente de un nuevo contexto. "Digamos que ahora también hay una nueva generación de aficionados que no estaban en 2006, cuando gané el campeonato, o no estaban en 2012, cuando luchaba con Ferrari por el campeonato. Ahora hay un 50% de espectadores nuevos que nunca vieron a Alonso pelear por podios y victorias. Así que ahora regresas y es como '¿quién es este tipo?'. Fines de semana como Canadá o la segunda parte del año pasado, creo que pueden mostrar que todavía puedo portar algo al deporte".

"Porque dejas muchas cosas en la vida"

De aquí, el valor de resultados como el segundo puesto en la parrilla en Canadá, más incluso que en la satisfacción personal: "Sé que la primera fila no es el fin del mundo, ya he estado en esa posición varias veces, pero significó mucho porque cuando decides volver, necesitas dejar algunas cosas en la vida (familia, amigos, otra vez) y tener plena dedicación al trabajo que haces, viajar, el aspecto físico, el aspecto mental, todo y la presión que sientes sobre tus hombros. Porque eres Fernando Alonso y todo el mundo te va a mirar si lo estás haciendo bien". Pero la retribución del resultado es más satisfactoria hacia el exterior, "incluso si sentía por dentro que yo era el mismo, pero tengo que demostrarlo de vez en cuando y los fines de semana como Canadá ayudan a tener este sentimiento en el paddock".

En el pasado, Alonso parecía volcado en sí mismo, en sus objetivos y ambiciones personales. Ahora, también el contexto es diferente, y quizás aquí el sentido de muchas de sus declaraciones después de una sesión, un Gran Premio, o las escasas entrevistas que concede: "Creo que la percepción desde el exterior o el sentimiento hacia mí ha ido cambiando", explica. "En 2007, tal vez la gente tenía una percepción de lo que era como piloto o como persona. Luego eso cambió en Ferrari, encajaba muy bien en el equipo latino y cosas así". Su posición personal y su edad tampoco es ajena a los cambios que está viviendo el deporte.

La "futbolización" de la F1

"Ahora, creo que los aficionados que tenemos son nuevos y, en cierto modo -y no quiero faltarles el respeto-, no saben mucho sobre la Fórmula 1. Simplemente, son más como un aficionado del fútbol, ​​donde solo siguen los resultados, quien gana hace lo mejor y quien es el último no tiene el nivel para la Fórmula 1. No entienden mucho sobre el rendimiento del coche y de lo que se necesita. Así que estás en una especie de montaña rusa de sentimientos, de percepción, de lo que la gente siente por ti".

La popularización de la Fórmula 1 es evidente, pero a costa de un precio que están sintiendo los pilotos: "Cuando haces un buen fin de semana, pareces Dios. Y cuando haces un malo, eres demasiado viejo, o eres demasiado joven, o lo que sea. Pero todos estamos pasando por estas fases. Creo que ahora los aficionados solo ven la carrera, se llevan una impresión, y luego se desconectan hasta el próximo domingo. Ya no existe una cultura correcta de la Fórmula 1".

¿Cómo quiere Fernando Alonso ser visto y recordado en estos tiempos? "Como un luchador. Alguien que no se rinde tan fácilmente. Y siempre trata de rendir al máximo en cualquier entrenamiento libre, calificación, carrera, cualquier condición o posición por la que luches. Puede ser la victoria o puede ser el duodécimo puesto".

Fernando Alonso
El redactor recomienda