Es noticia
Menú
Por qué el Real Madrid se debate entre aguantar al prescindible Odriozola o hacer negocio
  1. Deportes
  2. Fútbol
está en la operación salida

Por qué el Real Madrid se debate entre aguantar al prescindible Odriozola o hacer negocio

Odriozola tiene complicado quedarse en el Real Madrid y la postura del club es que pelee para convencer a Ancelotti en la pretemporada, pero a la vez están abiertos a escuchar ofertas

Foto: Odriozola, en un partido con el Real Madrid. (EFE/Juanjo Martín)
Odriozola, en un partido con el Real Madrid. (EFE/Juanjo Martín)

No se puede ser mejor persona y profesional que Álvaro Odriozola. Ni llevarse tan bien con los dirigentes del club. En especial, con Florentino Pérez. Pero con esto puede que no le sirva al donostiarra para quedarse en el Real Madrid. Lo va a dar todo en esta pretemporada para convencer a Carlo Ancelotti. Muy bien va a tener que hacerlo para impresionar a un entrenador que planifica la defensa con futbolistas de perfil agresivo. Odriozola es más fino que contundente y aunque la experiencia de jugar una temporada en el equipo italiano de la Fiorentina le haya servido para ser más destructivo, puede que tan poco sea suficiente. El problema que tiene se llama Dani Carvajal, más entonado en el último tramo del final de la temporada pasada.

Carvajal recuperó su mejor nivel en las eliminatorias de la Champions y en la final contra el Liverpool. Superados los problemas con las lesiones, fue determinante en el lateral derecho. Odriozola regresa al Real Madrid como suplente de Carvajal. Quiere competir por el puesto y demostrar que, tras dos cesiones (Bayern de Múnich y Fiorentina), es otro defensa más duro y aguerrido. En Alemania jugó muy poco y en Italia tuvo continuidad.

placeholder Carvajal celebra el gol de Vinicius en la final de la Champions. (EFE/Luis Díez)
Carvajal celebra el gol de Vinicius en la final de la Champions. (EFE/Luis Díez)

El problema no es solo Carvajal. En la plantilla hay más futbolistas que a Ancelotti le parecen fiables para jugar en la demarcación de lateral derecho por delante de Odriozola. La posibilidad de contar con Lucas Vázquez y Nacho, con más oficio, también son obstáculos para el donostiarra. Odriozola tiene la espina clavada de no haber jugado ni un minuto con la Selección española en el Mundial de Rusia de 2018. Le convocó Julen Lopetegui, pero su salida tras la discusión con Luis Rubiales, le perjudicó. Fernando Hierro, como seleccionador interino, apostó por Nacho (contra Portugal y Rusia) y Carvajal (Marruecos e Irán) en el lateral derecho.

No es un especialista en defensa

La elección es fácil para Ancelotti. No tiene necesidad de contar con Odriozola. En un Real Madrid más físico, reforzado con Rüdiger y Tchouaméni, no ve al donostiarra como uno espartano. Odriozola no es, por ejemplo, Arbeloa. Es un jugador con excelente actitud y motivado. Ilusionado con poder aprovechar las oportunidades que le dé Ancelotti. Pero su asunto es delicado. El servicio que puede hacer en el Real Madrid no es el que dan Carvajal, Lucas Vázquez y Nacho. Si el entrenador le adelanta unos metros, le pone en el extremo, también tiene una fuerte competencia. En el tramo decisivo de la pasada temporada, cuando había que darle equilibrio, energía y profundidad al equipo, Ancelotti tomó la decisión de poner en el once a Fede Valverde. El Real Madrid cambió el sistema para jugar con cuatro centrocampistas.

Foto: Hazard en un partido del Real Madrid en el Bernabéu. (EFE/Kiko Huesca)

Odriozola lo tiene complicado para quedarse en el Real Madrid y la postura del club es que pelee por convencer a Ancelotti en la pretemporada, pero a la vez están abiertos a escuchar ofertas. Es una incógnita. El jugador está en vilo y una de las opciones, su esperanza, es que haya movimientos importantes en la operación salida que le beneficien. Le podría valer con la marcha de Marco Asensio para quedarse y aprovecharse de su polivalencia en toda la banda derecha. Ancelotti maneja múltiples opciones para hacer un bloque sólido y rocoso, que es la identidad que va a tener el nuevo Real Madrid, y el caso de Odriozola lo considera prescindible.

Tiene contrato hasta 2024 y el deseo de quedarse en el Real Madrid. En la Fiorentina encontró la regularidad (27 partidos entre la Serie A y la Copa, con un gol y una asistencia). Tuvo continuidad, pero los registros no son nada positivos. Pero hay una cosa clara. Ni la Fiorentina es el Real Madrid y la fuerte competencia en la plantilla de Ancelotti para jugar en la defensa le pone en una situación de transferible. Es por lo que el club vería con buenos ojos buscar otra fórmula con la que poder hacer caja.

Foto: Stoichkov el día que el Real Madrid fue eliminado por el Ajax de la Champions.

Hay futbolistas en el Real Madrid que tardan en dar un rendimiento y encontrar su sitio. Arbeloa tuvo que salir al Deportivo y al Liverpool para regresar y estar siete temporadas. Carvajal lo hizo muy bien en el Bayer Leverkusen y lleva diez años en el Madrid. A Lucas Vázquez le ha costado mucho esfuerzo tener el reconocimiento de lateral con casta y raza. Lo mismo sucede con Nacho. Las características de Álvaro Odriozola no son las de un futbolista espartano. Es un jugador de largo recorrido, que da profundidad por la banda, pero que no tiene la contundencia atrás ni el ida y vuelta que solicita Ancelotti. Aun así, va a pelear por cambiarle esta idea.

El Real Madrid fichó a Álvaro Odriozola como otra de las apuestas del club para captar los jóvenes talentos cuando tenía 22 años y despuntó en una temporada con la Real Sociedad. Para ello, pagó 30 millones de euros, más otros cinco en variables, y dejó salir, cedido, al canterano Achraf al Borussia Dortmund. Con el marroquí, el club hizo negocio. Hoy, es indiscutible en el Paris Saint-Germain, que lo fichó como uno de los laterales derechos más completos tras su paso por el Dortmund y el Inter de Milán. A Odriozola le está costando encontrar su sitio y el Real Madrid maneja otro plan de futuro. La contratación del brasileño Vinicius Tobías, por el que tiene la opción de compra en 2023 si paga 18 millones de euros, es otra alternativa en el lateral derecho.

No se puede ser mejor persona y profesional que Álvaro Odriozola. Ni llevarse tan bien con los dirigentes del club. En especial, con Florentino Pérez. Pero con esto puede que no le sirva al donostiarra para quedarse en el Real Madrid. Lo va a dar todo en esta pretemporada para convencer a Carlo Ancelotti. Muy bien va a tener que hacerlo para impresionar a un entrenador que planifica la defensa con futbolistas de perfil agresivo. Odriozola es más fino que contundente y aunque la experiencia de jugar una temporada en el equipo italiano de la Fiorentina le haya servido para ser más destructivo, puede que tan poco sea suficiente. El problema que tiene se llama Dani Carvajal, más entonado en el último tramo del final de la temporada pasada.

Marco Asensio Álvaro Arbeloa
El redactor recomienda